El misterio que rodea la vida privada de Chris Evans

·6 min de lectura

Hace tiempo que Chris Evans se ha ganado el título de "novio de las redes". Entre la imagen de superhéroe ejemplar, romántico (pero tan asexual), de Capitán América, el perfeccionismo desmedido que destila en sus entrevistas, encuentros con fans y redes sociales, sumado a su buen humor y a lo bien que le sientan los suéteres, el actor de 40 años mantiene un romance idílico con los usuarios de las redes. Tanto es así que no hay día que una de sus publicaciones de Twitter o Instagram no lo coloquen en la conversación viral. Ya sea porque tuitea sobre una serie, porque sube una foto en suéter, de su perro o un vídeo tocando el piano.

Sin embargo, ese noviazgo solo existe por una parte: la de sus novias y novios virtuales. Porque de él y su vida privada no sabemos prácticamente nada.

Actor Chris Evans en The tonight show starring Jimmy Fallon el 4 de noviembre de 2019 (Photo by: Andrew Lipovsky/NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images)
Actor Chris Evans en The tonight show starring Jimmy Fallon el 4 de noviembre de 2019 (Photo by: Andrew Lipovsky/NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images)

El estado sentimental de Chris Evans es todo un misterio. Mientras el resto de Vengadores y actores de su generación han ventilado su vida privada posando en pareja en alfombras rojas o hablando de ello en entrevistas, lo de este actor es de un secretismo poco usual. Y digo poco usual porque son contadas las veces que hasta los paparazis lo han pillado en alguna cita. Es más, su compañera habitual en estrenos es su madre (lo mismo que suele hacer Leonardo DiCaprio y Bradley Cooper, con la que diferencia que ellos hacen vida normal, con o sin fotógrafos, con sus relaciones).

Y es precisamente ese halo de soltero eterno romantizado, de aires familiares, sencillo y risa contagiosa, amante de los perros y con salidas tan inesperadas (como que de repente demuestra a sus seguidores que sabe tocar el piano como un verdadero experto) que Chris Evans es el novio idealizado de Internet.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero ¿qué hay de su vida? La de detrás de las redes, cámaras, estrenos y personajes. Ese hombre detrás de su perro (al que publica en Instagram constantemente), el que se escondía debajo del traje del Capitán América y de los suéteres perfectos.

Nacido el 13 de junio de 1981 en Boston, Christopher Robert Evans, comenzó en el mundo de la actuación motivado por su hermana a los 11 años y por una madre que trabajaba en el mundo del teatro como bailarina profesional. Estudió interpretación y enseguida se lanzó al rodeo profesional. Lo suyo fue evidente desde que era un niño. En el año 2000 ya había empezado a aparecer en series y un año más tarde protagonizaba su primera película, No es otra estúpida película americana. Y lo demás es historia. En los años siguientes hasta llegar al fenómeno del Universo Cinematográfico de Marvel vivió batacazos, éxitos pero, sobre todo, furor por su figura como ídolo guapo adolescente.

Sin embargo, siendo un actor nacido en el teatro y de costumbres tradicionales en el ámbito familiar, aquella imagen de estrella sexy nunca fue lo suyo y quizás por eso, su vida personal siempre la mantuvo apartada del ojo público.

De todos modos, Chris Evans siempre ha hablado de manera cándida sobre el amor, las relaciones y sus rupturas cuando le han preguntado (otro motivo que lo hace adorable ante sus fans). En una entrevista a la revista Elle dijo que si bien “es algo muy raro” nunca ha vivido “malas rupturas” en su vida. Es más, es de esos exnovios que si ven a una expareja no tienen problema en saludarla, charlar y ponerse al día, porque valora el amor que existió en el pasado. “Si fuiste afortunado de amar a alguien y que te amen, merece la pena protegerlo” dijo. “ Es raro que alguien de verdad pueda conocerte. Y si has superado ese tipo de barrera, creo que es importante valorarlo”.

Pero ¿de quién estaría hablando? Ese es el quid de la cuestión. Entre sus novias famosas tan solo encontramos muchos rumores y pocas confirmaciones, como Christina Ricci (2007) Mika Kelly (2012 a 2014), Jessica Biel con quien mantuvo una relación entre 2001 y 2006; y Jenny Slate, su compañera en la película Un don excepcional, a quien definió -tras la ruptura- como su “ser humano favorito”. (People) En alguna ocasión se lo relacionó con Sandra Bullock (su amor platónico de adolescente) pero la propia actriz lo desmintió. 

En 2015 confesó a Entertainment Tonight que se considera una persona “muy romántica”, pero no se refería solamente a las relaciones, sino que él es romántico con la música, el arte y la naturaleza. “Amo las cosas” dijo. ¿Se puede ser más poco explícito? 

No obstante, si Chris mantiene tanto secretismo sobre su vida privada -y por ende alimenta más la fascinación por su imagen como novio idílico de las redes- es probable que se deba a un motivo en particular. Y es que este actor tiene una imagen de la familia muy estrecha y personal. Su relación con su madre es de las más importantes en su vida y tiene el ideal de formar su propia familia, con niños y todo. Quiere estabilidad y normalidad, protegiéndolo de los ojos del mundo exterior. “Quiero una esposa, quiero hijos” dijo a Men’s Journal en 2019. “Me gustan las cosas mundanas, domésticas”.

Adora a su perro y las cosas simples de la vida, estudió budismo y vivió una época de autodescubrimiento mientras la fama tocaba a su puerta. Pero ahora, a los 40, su meta está en la realización de la vida en sí misma y no parece que quiera que el mundo esté encima de sus elecciones o decisiones. De ahí tanto misterio. Evidentemente esa sencillez le beneficia en cuanto a su relación con sus fans, que ven en él el novio perfecto de cuento de hadas. Quiero decorar calabazas [en Halloween] y árboles de Navidad y toda esa m*erda” dijo a la revista mencionada.

Si bien el año pasado lo vimos muy cerca de Lily James, captados por los paparazis y curiosos paseando por las calles de Londres, este mismo año surgieron rumores que lo relacionaron con Lizzo y Selena Gomez, pero la realidad es que su última relación conocida fue con Jenny Slate en 2017. 

Chris Evans quiere amor del bueno y si lo ha conseguido o lo está por conseguir es probable que no lo sepamos durante un tiempo. “Cuando seas viejo y en tu lecho de muerte observando tu vida, no serán las películas que hiciste o lo que has conseguido, serán las relaciones que tuviste. Te sobreviven las cosas que importan, la gente que amas y aquellos que te aman” dijo en una ocasión a la revista Glamour. Eso es lo que él busca y el misterio de su vida tras los pianos, suéteres perfectos y su perro adorado seguirá, seguramente, hasta que lo tenga asegurado lejos de la contaminación de la opinión externa.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente