A Mira le dan el alta en ‘Medcezir’

Por Telenovela
Photo credit: Ay Yapim

From Diez Minutos

A su regreso de la luna de miel, Mira y Yaman son testigos de una nueva tragedia. Asim acude a la mansión de Sude para hablar de su divorcio y mientras ella le prepara una bebida, él descansa en la terraza.

Cuando llega, lo encuentra sin pulso y cae a la piscina. “¡Ayuda!”, grita desesperada. Los Serez acuden de inmediato, pero no pueden hacer nada por él. En un emotivo funeral le dan el último adiós. Sude pasa del dolor a la suspicacia cuando descubre que Reyhan ha viajado a Estambul y está reunida con Selim. “No has tardado en venir a reclamar. Eres una víbora”, le recrimina. Luego, se dispone a empujarla por las escaleras pero es ella quien pierde el equilibrio y cae.

Sude da a luz a un varón

Orkun está decidido a cobrar venganza y secuestra a Leyla y a Ayse. Esta última logra huir y corre por el bosque en busca de ayuda, pero no llega muy lejos ya que el pérfido joven sale tras ella y en un forcejeo, cae y muere en el acto al golpearse la cabeza con un árbol. De regreso a casa, él se muestra totalmente fuera de sí. “Se arruinó mi vida, se arruinó mi vida”, repite sin parar.

Por suerte, los médicos logran estabilizar a Sude y salvar la vida de su pequeño. Nada más recibir el alta, se reúne con Kenan y le obliga a firmar un acuerdo a cambio de no entregar a la policía las grabaciones que le involucran con Nadir. “Jamás llevará tu apellido ni lo verás”, dice. De madrugada, Leyla llama a Yaman pidiendo ayuda y le envía su ubicación. Una vez allí, este se da cuenta de que todo es una trampa de Orkun e intenta escapar, pero no lo consigue. Los dos jóvenes llegan a un acantilado y en un intenso forcejeo, Civanoglu queda colgado al límite.

Justo, en ese momento, aparece Selim con la policía y detienen a Orkun. Sin embargo, en un descuido este toma una navaja y hiere a Yaman.

Para ese entonces, Mira sufre alucinaciones cada vez más fuertes y se desmaya. De urgencia, es llevada al hospital y operada. Tres meses después, Selim logra su sueño de dar clases en la universidad, Sude disfruta de su hijo, Kenan cumple condena en prisión y Orkun, totalmente enajenado, pasa sus días en un psiquiátrico. Por su parte, Mert triunfa como ilustrador y retoma su noviazgo con Eylül mientras que Mira se recupera de su enfermedad. “Ya no hay obstáculos para que seamos padres”, celebra con Yaman.