Ministro alemán insta a topar el sueldo de los jefes de la televisión pública

·2 min de lectura

Berlín, 18 sep (EFE).- El ministro alemán de Finanzas, Christian Lindner, instó hoy a la red de las televisiones públicas del país a imponer un tope a los sueldos de sus jefes y afirmó que ningún cargo del ente debe percibir más que un canciller federal.

"No quiero impulsar un debate envidioso. Pero ningún director general debe ganar más que el canciller", afirmó el ministro y líder del Partido Liberal (FDP), Christian Lindner, en declaraciones al dominical del popular diario "Bild".

De acuerdo con ese medio, que remite su cálculo a fuentes administrativas del Bundestag (Parlamento), el canciller Olaf Scholz percibe, entre sus ingresos como jefe del Gobierno y los derivados de su escaño parlamentario, unos 360.000 euros al año.

El director general de la televisión pública del "Land" de Renania del Norte-Westalia, Tom Buhrow, percibe unos 400.000 euros anuales por su puesto en ese ente regional, el mayor de los nueve que integran la primera cadena nacional, ARD.

El director general de la segunda cadena nacional, la ZDF, Norbert Himmler, percibe unos 372.000 euros al año, según estimaciones de ese medio.

Lindner considera que el propio ente público debe establecer un tope al sueldo de sus jefes "para ahorrar dinero al contribuyente".

La cuestión incide en el escándalo de la ex-directora general de la televisión pública de Berlín y el "Land" de Brandeburgo, Patricia Schlesinger, quien fue cesada en agosto a las semanas de haber sido designada para el cargo.

Sobre Schlesinger se acumularon varios escándalos de corrupción, amiguismo y tráfico de influencias, cuya investigación ha asumido la Fiscal Federal, y además pretendió aprobar un aumento de sueldo para situarse por encima de los 300.000 euros anuales.

La dirección general de la primera cadena, ARD, la ejerce de forma rotatoria por un periodo bianual el jefe de una de las regionales. Schlesinger habría asumido el turno actual, que tras su cese pasó a Buhrow.

(c) Agencia EFE