Millán Salcedo revela las consecuencias que sufre tras un ataque epiléptico

El programa de El Hormiguero presentado por Pablo Motos ha sido el escenario donde Millán Salcedo se ha sentado para contar la verdad sobre lo que le ocurrió el pasado 4 de julio tras sufrir un ataque epiléptico. El presentador iniciaba la entrevista para dar a conocer los detalles de aquel fatídico día mientras el humorista respondía "sobre todo, voy a contar la verdad. Las malas lenguas decían que me había dado un doble ictus conduciendo, ¿cómo puede ser eso posible si yo no sé conducir?", decía con el humor que tanto le caracteriza. "Mentira, estoy vivo. Ahora celebraré dos cumpleaños, el del 4 de julio que es cuando me ocurrió esto y el mío", explicaba.


Pablo Motos y Millán Salcedo

"Ahora tengo que hacer una dieta porque yo antes comía mal y mucho, pero no me importa, lo estoy llevando muy bien", seguía contando."Por lo visto me desmayé. Estaba en la cafetería y se formó un gran alboroto a mi alrededor. Me salvó un amigo (...) Después me contó cosas terribles de lo que había sucedido porque yo no recuerdo nada desde que me desmayé hasta que me desperté en el hospital. Cuando te ocurre esto no hay un túnel con una luz ni una castañera. No pasó nada. Te pasa y no te enteras de nada. No me acuerdo", afirmaba el cómico.

"Cuando me desperté yo me encontraba tan bien que me llegué a hacer una foto de la lengua que se me había quedado inflamada", dice Millán Salcedo. "¿La lengua te la cortaron porque te la mordiste?", pregunta el presentador. "Me tuvieron que operar para ello. El ataque epiléptico le puede dar a cualquiera porque si comes fritos y no te cuidas...", comentaba el humorista. "Ahora me cuido, y por lo tanto lo puedo contar. No sé por qué venden de mí una imagen de pobrecito, que estoy solo. Estoy muy bien, vivo como quiero. He estado 24 horas al día de mi vida con Martes y Trece y por ese motivo he descuidado otro tipo de relaciones", se confesaba Millán Salcedo.


Millán Salcedo

"Martes y Trece ha sido mi amor toda la vida, y estoy diciendo ha sido, esto puede significar que ¿lo dejo? Puede ser, pero no lo voy a decir. A mí nadie me retira", sentenciaba. Millán Salcedo tenía muchas ganas de hablar y de contar lo que realmente ocurrió para así desmentir ciertos rumores que se dijeron en aquel momento.


Más historias que te pueden interesar: