Mila Ximénez amenaza con dejar GH VIP 7 en su primera noche en la casa

GH VIP 7 se estrenó la noche del pasado miércoles y lo hizo con polémica desde el primer minuto. Y es que el reality show más longevo de la televisión en España, presentado en su séptima edición por Jorge Javier Vázquez –en compañía de Jordi González y Lara Álvarez–, arrancó con un reparto de concursantes incompleto, mezclando caras muy populares con otras prácticamente desconocidas.

Mila Ximénez estrena GH VIP 7 amenazando con abandonar el programa. (Imagen: © Mediaset)

En esta ocasión, GH VIP ha mantenido hasta el final el secreto sobre su lista definitiva de participantes, a la que horas antes del arranque de la emisión se sumaba Kiko Jiménez –exnovio de Gloria Camila. Al poco de iniciarse el programa, Jorge Javier anunciaba otro fichaje de peso: Antonio David Flores, el ex de Rocío Carrasco –que entraba en la casa tras una emotiva despedida de su hija, Rocío Flores.

Y como no podía ser de otra forma, Antonio David ya ha tenido un enfrentamiento con otra concursante: Alba Carrillo, amiga íntima de su expareja. Un ingreso en la casa que promete causar malestar entre la hija de Rocío Jurado y sus allegados, por cuanto cabe esperar que antes o después se aireen los problemas personales y legales habidos entre ella y su exmarido e hija (esta última muy unida a su padre).

Entre el resto de fichajes sorpresa destacan Gianmarco Onestini –modelo italiano de 22 años a quien los espectadores italianos ya vieron en su edición nacional de Gran Hermano– y el Maestro Joao (veremos si el vidente acaba enfrentado con Adara Molinero, pues actualmente tiene una relación sentimental con Pol Badía, expareja de la modelo). Por último, la presentadora y colaboradora de El chiringuito de jugones, Irene Junquera, era anunciada como concursante a última hora –pese a que su fichaje había sido filtrado por un descuido durante Sálvame.

Pero quien más dio que hablar fue sin duda Mila Ximénez. La periodista y colaboradora de Sálvame, que cobrará la friolera de 30.000 euros por cada semana que permanezca en la casa, se presentaba con un vestido largo rojo y bromeando con Jorge Javier sobre su vida sexual, su dieta o su balón gástrico. Por si fuera poco, la concursante empezó a dar problemas desde el primer minuto al negarse a entrar en la casa por una gatera –teniendo la organización que abrir la puerta principal solo para ella. Una entrada en el programa entre lo rebelde y lo cómico, que ha dado mucho de sí en Twitter.

No obstante, Ximénez también ha sido objeto de críticas por el supuesto trato preferente que estaría recibiendo desde el mismo inicio del reality. Y es que, sin ir más lejos, su compañera de concurso Noemí Salazar sí tuvo que arrastrarse por el túnel –pringándose por el camino y lastimándose las rodillas con el vestido de pedrería que lucía.

La cosa se puso aún peor cuando, inesperadamente, los famosos perdían su ropa y otras cuantas comodidades, y se les comunicaba que deberán lavarse con los aspersores del jardín exterior, utilizar solo una cocina portátil y habitar un espacio notablemente reducido. Al ver venir todas estas estrecheces, Mila no ha tardado en protestar y amenazar con irse del programa: “Me voy a mi casa mañana”.

Dado que la concursante no cambió de actitud después, nos hizo preguntarnos si sería la primera en abandonar voluntariamente GH VIP tras pasar una única noche en la casa –batiendo así el récord previo de Oriana Marzoli, que apenas duró 48 horas en la anterior edición.

Para seguir leyendo:

Carlota Prado rompe su silencio tras la presunta agresión sexual que sufrió en Gran Hermano Revolution

Fresita, la ganadora de Gran Hermano 5 que es devorada en su renacer como cantante