Miguel Bosé, ¿enamorado de nuevo?

Durante casi tres décadas, Miguel Bosé, tan receloso siempre de su vida privada, había logrado que no trascendiera públicamente la relación que mantenía con el escultor valenciano Ignacio Palau, sin embargo, su ruptura a finales de 2018 y un comunicado emitido por la que fuera su pareja, destapó este largo noviazgo. A través de su despacho de abogados, Nacho Palau informaba, no solo que todo había acabado entre ellos, sino que, además, él había emprendido acciones legales contra el artista.

VER GALERÍA

Miguel Bosé


 “Tras la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con D. Miguel Bosé Dominguín, durante más de veintiséis años, y como quiera que han fracasado las negociaciones previas que, en su evitación, se han venido desarrollando, D. Ignacio Palau Medina ha encargado a este despacho profesional la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores” decía el escrito. 

Durante el tiempo que Bosé y el escultor estuvieron juntos nacieron, por gestación subrogada y con siete meses de diferencia, sus cuatro hijos, dos pares de gemelos a los que llamaron Diego, Tadeo, que actualmente residen junto al cantante en México, e Ivo y Telmo, que residen en España junto a Nacho. 


Miguel Bose y Nacho Palau


Ahora, más de un año después de esta ruptura, y tal y como ha informado LOC, Miguel podría haber encontrado de nuevo el amor. La supuesta pareja del cantante habría viajado a España junto a él y sus dos hijos el pasado verano para que los pequeños se reencontraran con sus dos hermanos. Además, dicho medio señala que también acudió junto al cantante cuando éste visitó a su madre, Lucía Bosé, el pasado mes de julio. 

Esta noticia llega justo cuando Miguel Bosé está a punto de verse las caras con Nacho Palau en los juzgados, pues según ha confirmado el propio escultor a LOC,  la demanda sigue su curso. En ella, el que fuera pareja del cantante durante veintiséis años pedía “acciones de filiación paterna no matrimonial con fundamento en la posesión de estado”, así como “una acción acumulada para el establecimiento de medidas paternofiliales de hijos no matrimoniales”. En este requerimiento también se exigía “una acción subsidiaria para el reconocimiento y fijación de un derecho de relación de allegados” y se solicitaba “medidas cautelares para el establecimiento urgente de visitas y alimentos”. En él se indicaba  también que se había iniciado la reclamación en el orden social para obtener “el reconocimiento y la determinación” de los derechos que le corresponden a Ignacio Palau a causa de su contratación en “sociedades participadas y administradas” por Miguel Bosé.