Miguel Ángel Silvestre y sus 'misteriosos' ataques de risa en la cama durante la cuarentena

Cada uno de nosotros, incluyendo a los famosos, estamos viviendo estas semanas de confinamiento por la pandemia del Coronavirus como buenamente podemos. A unos les ha dado por hacer ejercicio a todas horas (y mucho más que cuando podían salir de casa), otros están cocinando bizcochos como si no hubiera un mañana y muchos tratan de aportar su granito de arena a través de las redes sociales para que llevemos con algo más de alegría estos durísimos días en los que no podemos salir de nuestros hogares. Uno de los últimos es Miguel Ángel Silvestre, que desde que comenzó el estado de alarma en España se ha instalado en la casa de su madre en Castellón y desde ahí nos deleita con algunas fotos y videos para ‘enmarcar’. Si aún no le sigues, te contamos por qué debes darle ‘follow’ sí o sí.

BARCELONA, SPAIN - NOVEMBER 14: Spanish actor Miguel Angel Silvestre attends the Ondas Awards 2019 photcall on November 14, 2019 in Barcelona, Spain. (Photo by Robert Marquardt/Getty Images)
Miguel Ángel Silvestre en los Premios Ondas 2019. (Photo by Robert Marquardt/Getty Images)

El actor español no necesita presentación. Todos conocemos sus trabajos en series tan famosas como Sin tetas no hay paraíso o Velvet, y sus romances con otras actrices muy famosas como Blanca Suárez, con la que vivió un bonito romance de dos años desde 2011 hasta 2013. Pero sin duda, y gracias a su incursión en Instagram, Miguel Ángel Silvestre nos ha dejado ver otra cara. Y es que nos tiene acostumbrados a su seriedad a la hora de conceder entrevistas o a su reticencia cuando toca responder a cuestiones sobre su vida privada, pero cuando entra en Instagram... ¡sale el MAS más divertido y atrevido!

Desde que comenzó el confinamiento, Miguel Ángel se ha encerrado en la casa de su madre y con ella está viviendo estos días. Durante las primeras jornadas, el actor subió a su perfil diferentes fotografías apoyando causas solidarias, como la famosa Yo me corono para recaudar fondos para la investigación sobre el Coronavirus, o alguna dando las gracias a nuestros sanitarios por el gran esfuerzo que están haciendo para salvar vidas. Pero con el paso de las horas, parece que el encierro fue pesando en Miguel Ángel y de repente una noche colgó una serie de stories de lo más ‘extraños’. Aparecía tumbado en su cama, partiéndose literalmente de la risa y diciendo toda una serie de frases incomprensibles sobre el café matutino que se toma con su madre.

Por supuesto, los comentarios de sus seguidores (y de algunos famosos como Óscar Casas que no dudó en llenar su comentario de emojis de caritas sonrientes) no se hicieron esperar y, en lugar de cortarse, el actor lo que hizo fue enseñarle el video a su madre a la mañana siguiente. ¿Y qué pasó? Pues que su madre no se lo tomó demasiado bien y él siguió muerto de la risa por su reacción. Y es que su carcajada contagiosa la hemos visto ya en varias ocasiones en los últimos días.

El pasado lunes repetía video pero esta vez bromeando, él solo de nuevo en su cama, sobre una imaginaria conversación con un amigo. “Ey, ¿qué tal?”, decía. “Pues nada, aquí en casita”, comentaba él mismo sin poder parar de reírse. Y añadía: “No hace gracia, no. Pero es lo que hay”, y seguía con el ataque de risa más contagioso de la Red. Y sí, se convirtió en Trending Tópic y muchos comenzaron a plantearse qué le pasaba al actor para subir esos videos. ¿La respuesta? Él es así y le encanta reírse de él mismo. Y si no han visto su video y necesitan echarse unas risas, no sabemos a qué esperan para hacerlo.

Esta no es la primera vez que MAS se toma a risa lo de subir videos a sus redes sociales y suele compartir anécdotas e historias, muchas veces absurdas, para mostrar su lado más loquito y divertido. Sin duda, una de las que marcó un antes y un después en su feed fue la de las cápsulas de café. Les ponemos en situación: el actor está en un hotel durante un rodaje, se despierta a eso de las 5 de la mañana para ir a grabar y...¡no hay cápsulas de café en su habitación!

Ni corto ni perezoso, y desesperado por un poco de cafeína, Miguel Ángel, aún con los ojos hinchados de sueño, sube un video en el que pide por favor que alguien le lleve café porque solo hay infusiones en su habitación y ¡a ver qué va a hacer él con eso! “Ahá, té, voy a tomarme un té y verás qué despierto voy a estar”, dice entre risas. ¿Y qué pasó? Pues que al día siguiente subió otro video mostrando las montañas de cápsulas que le habían dejado desde la dirección del alojamiento.

El rey de las fotos remember

En estos últimos días, MAS también ha subido algunas fotos remember a su perfil. Y es que lo de estar en casa de su madre le ha hecho recuperar fotografías de los álbumes familiares que hacía años que no veía. En una de ellas aparece junto a su hermana y su sobrino recién nacido, y en otra en la que aparecía en bañador de niño dándose una ducha en el jardín decidió hacer la versión actual... ¡completamente desnudo y bajo el agua de una manguera!

Pero la que más nos ha gustado es una en blanco y negro en la que le vemos con apenas 13 años y una raqueta de tenis en las manos. Miguel Ángel subió esta instantánea para celebrar el Día Internacional del Beso y, claro está, contó cómo había sido su primer beso de amor siendo aún un adolescente. “Mi sueño era ser jugador de tenis. Ese año les pedí a mis padres que me dejaran vivir en una residencia de tenistas que había en Barcelona, la escuela de Sergi Bruguera. Tenía muy claro que quería ser jugador de tenis profesional. Terminé convenciéndoles, todavía hoy mi madre me dice que no sabe cómo me dejó marchar (...)”, comenzaba diciendo.

“La residencia constaba de una zona común donde todos veíamos la tele y dos grandes habitaciones una para los chicos y otra para las chicas (...). A mí me gustaba mucho una chica, le pregunté si quería quedar conmigo en la zona común a las 00:30. Ella me contestó “May be”. A las 00:30 salí, no había nadie... Y de repente se abrió la puerta de la habitación de las chicas, esa puerta hacía mucho ruido, os juro que se me disparo el corazón, estaba convencido que el vigilante nos iba a pillar pero valía la pena tomar ese riesgo. Ese día me di mi primer beso. Fue épico”, remató el actor con cierto tono nostálgico.

Y, ¿qué pasa cuando un famoso de su talla asiste a una fiesta VIP? Pues que luego regresa a la soledad de su hotel como cualquier mortal, pero en el caso de Miguel Ángel Silvestre... ¡lo cuenta en Instagram Tras una glamurosa fiesta de Porcelanosa hace un par de años, el actor subió una serie de stories contando lo bien que se lo había pasado. Pero el gran momentazo llegaba cuando contó que allí estaba Isabel Preysler y decirlo con acento inglés para pronunciar el apellido de la reina de corazones.

Muchos de sus amigos se carcajearon de él al momento y él, cómo no, se lo tomó con una gran carcajada y lo comentó al día siguiente demostrando tener un gran sentido del humor. Pero es que además, esa misma noche, reveló que eran las 5 de la mañana y que acababa de pedir al servicio de habitaciones... ¡un plato de espagueti boloñesa! Silvestre es como cualquiera de nosotros porque ¿quién no ha llegado a casa un viernes a altas horas de la madrugada y se ha comido un buen plato de pasta antes de dormir?

Bailes sexys y boxeo

Pero como MAS es lo más también celebra San Calentín en lugar de San Valentín, y lo hace desnudo en una bañera sin agua pero tapado por un cálido edredón; se divierte con sus amigos famosos como el modelo Jon Kortajarena, pero también con sus colegas de toda la vida (que encima son igual de atractivos que él) con lo que le encanta practicar surf y disfrazarse en Halloween; y nos deleita con su arte para bailar un swing clásico por las calles de Nueva York vestido elegantemente de Hugo Boss como si fuera Gene Kelly o sexys ritmos latinos él solo o en compañía de una gran pareja de baile como el actor Pedro Pascal, gran amigo suyo y compañero en la serie Narcos.

Además, al castellonense le encanta esculpir su cuerpo a golpe de gimnasio, pero sobre todo a golpe de guantes sobre un ring. Es un apasionado del boxeo y, para gusto de todos sus followers, le gusta practicarlo con una ajustada camiseta bien sudada o sin ella. Y, ¿qué les parece si les decimos que mezcla el boxeo con la salsa? Pues ya lo saben, sólo tienen que seguirle en Instagram porque lo de MAS en las redes sociales... ¡es puro arte y buen rollo a raudales!

Más historias que te pueden interesar: