¿Cuántas veces más vamos a ver a Miguel Ángel Revilla en prime time?

·6 min de lectura

Miguel Ángel Revilla se ha erigido como el presidente encantador de audiencias. Y es que a diferencia de Isabel Díaz Ayuso, cuya reciente entrevista en Salvados evidencia que está acabando con su propio tirón televisivo, el presidente de Cantabria se ha convertido en el talismán de los programas del prime time. Así, el líder político ha sido el primer invitado de la nueva temporada del programa presentado por Jesús Calleja.

Un episodio con el que Planeta Calleja se ha llevado el gato al agua demostrando que a pesar de que llevamos años viendo una y otra vez al mismo protagonista, nunca termina de cansar por el carisma y la gracia que tiene así como por la publicidad constante que le hace a Cantabria en la televisión nacional sin cansar a los espectadores. Y es que resulta un rostro popular muy ocurrente que sabe aprovechar bien su tiempo de intervención.

Planeta Callejas, cortesía de Mediaset
Planeta Callejas, cortesía de Mediaset

Planeta Calleja ha regresado por todo lo alto a Cuatro y si hay algo que ha llamado especialmente la atención es que el primer invitado de esta nueva tanda haya sido Miguel Ángel Revilla. En primer lugar porque, curiosamente, este capítulo coincide con un momento de polémica para el presidente de Cantabria después de que un grupo de hosteleros le haya acusado de comer en el interior de un restaurante de Santander y de fumarse un puro dentro del mismo establecimiento. Pero más allá de que haya sido pillado incumpliendo las normas del sector de la hostelería, lo que verdaderamente resulta significativo es que el político de 78 años se ha convertido en el comodín de las distintas cadenas, en ese personaje trillado que vale igual para un roto que para un descosido. Porque ¿cuántas veces lo hemos visto en Mi casa es la tuya? ¿Y en El Hormiguero?

El líder cántabro es omnipresente en la televisión pero lo más curioso es que su presencia en la pequeña pantalla como invitado de programas de entretenimiento, de la misma manera que todo lo que dice en cada una de sus conexiones en los formatos de actualidad, sigue generando interés entre la audiencia con la que goza de una conexión especial. A la vista tenemos los resultados ya que Miguel Ángel Revilla ha sido el primer invitado en el retorno de Planeta Calleja a Cuatro y los espectadores han respaldado su aparición televisiva hasta el punto de que el formato presentado por Jesús Calleja ha superado al regreso de Salvados en laSexta.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Así, en la franja de estricta competencia, la entrega de Planeta Calleja ha anotado un 7.8% de cuota de pantalla por lo que Miguel Ángel Revilla ha congregado frente al televisor a 1.334.000 espectadores. Por su parte el capítulo de Salvados protagonizado por Isabel Díaz Ayuso ha cosechado un 7.3% de cuota de pantalla (1.238.000 de fieles).

En su nueva aventura televisiva Miguel Ángel Revilla ha visitado la cueva que habitó un antiguo combatiente de la Guerra Civil Española. Más allá de este reto y de afrontar si se arrepiente de algo de su gestión al frente de Cantabria, el líder político ha regalado a los espectadores nuevos momentos más distendidos, como el hecho de calzar albarcas cántabras (un tipo de calzado de madera con el que este dirigente cántabro se crió). Y es que, una vez más, el invitado ha aprovechado sus minutos de gloria en televisión para promocionar su tierra. Vamos, que mete una cuña en casi todas sus intervenciones televisivas contribuyendo a la difusión de la citada comunidad autónoma.

Y es que de un tiempo a esta parte Miguel Ángel Revilla se ha encargado de descubrir a los espectadores las grandes joyas de Cantabria. Si echamos la vista atrás en 2019 el enérgico protagonista recibió a Bertín Osborne en Polaciones donde tomaron un desayuno típico de la zona antes de emprender un viaje de 200 kilómetros por la región que dio sentido al episodio. Lo más curioso es que no se trata de la primera vez que el político centra una entrega de Mi casa es la tuya ya que formó parte de la primera temporada del programa de Telecinco allá por 2016, le volvimos a ver en la tercera tanda emitida en 2017 e igualmente en la citada novena temporada así como en la última emitida en 2020 en la que, todo sea dicho, vimos a su mujer Aurora Díaz de invitada.

Que el formato producido por Proamagna haya contado varias veces con Miguel Ángel Revilla no es casual ya que en la competencia también se ha erigido como uno de los pocos invitados capaces de revolucionar los audímetros. De esta manera, el presidente de Cantabria viene siendo uno de los protagonistas infalibles de El Hormiguero donde, por cierto, pertenece al codiciado club Platino. Y aunque más de un espectador se haya preguntado en alguna ocasión qué hacía por enésima vez el líder político en el talk show de Pablo Motos, los buenos datos de cuota de pantalla indican que estamos ante un personaje que no satura al espectador.

En resumen, Miguel Ángel Revilla es un político que frecuenta habitualmente los programas de televisión teniendo mucho gancho entre los espectadores. Así, aunque el presidente autonómico acude muy a menudo a los principales formatos de entretenimiento, sigue teniendo un gran tirón como ha demostrado su intervención en Planeta Calleja. Vamos, que se ha convertido en la gallina de los huevos de oro, en uno de los invitados más solventes que no se corta un pelo a la hora de comentar asuntos de actualidad económica, social o política.

Así, gracias a su cercanía, Miguel Ángel Revilla ha conseguido que no se queme su imagen y, algo más importante en los tiempos que corren, que el público no se aburra de él y tenga el mando quieto cada vez que aparece en pantalla.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente