Migrañas: los neurólogos tienen un as en la manga para acabar con ella

·3 min de lectura
Así acaban muchas personas que sufren migraña. A oscuras y hechas un ovillo, desesperadas ante un dolor que se repite una y otra vez, y que no cesa ni con medicamentos. (Foto: Getty)
Así acaban muchas personas que sufren migraña. A oscuras y hechas un ovillo, desesperadas ante un dolor que se repite una y otra vez, y que no cesa ni con medicamentos. (Foto: Getty)

En España, más de cinco millones de personas presentan migraña, de los cuales 1,5 millones padecen migraña crónica. Con lo que la prevalencia de esta enfermedad -cuyos síntomas pueden llegar a confundirse con un derrame cerebral- es del 12 por ciento.

Se trata de una patología que se manifiesta con dolores de cabeza frecuentes e intensos. Las crisis se repiten una y otra vez haciendo que los episodios de migraña resulten agotadores e incapacitantes. Lo que causa consecuencias en el ámbito social, familiar y profesional de la personas que la sufren.

Sin embargo, muchos abandonan el tratamiento prescrito por sus médicos, interrumpiéndolo permanentemente o reiniciándolo después de 60 días. Esta sería una de la razones por las que la migraña no se 'cura', y también de que se vuelva crónica.

Además, supone que las personas con migraña tengan que hacer un mayor número de visitas de atención primaria y que deban pedir más días de baja por enfermedad. Pero lo peor es que, al dejar el tratamiento, vuelven las migrañas y los episodios agudos de dolor.

En concreto, el 70 por ciento de las personas con migraña que empiezan un tratamiento preventivo oral abandona el tratamiento a los 12 meses, según recoge un estudio publicado en la revista The Journal of Headache and Pain, (PERSEC, por sus siglas en inglés).

Unos datos que no sorprenden a todos. “Somos conscientes de que existe un significativo porcentaje de pacientes que abandonan el tratamiento e incluso el seguimiento médico ante un fracaso terapéutico", nos cuentan desde la Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE).

Además, la mayoría de los paciente fueron atendidos por un médico general y sólo un 15,5 por ciento por neurólogos. Los medicamentos más recetados fueron los antidepresivos (46,3 por ciento), seguidos de los antiepilépticos (22,1 por ciento) y los betabloqueantes (17,8 por ciento). En muchos casos combinados con analgésicos o medicamentos antiinflamatorios no esteroides (57,6 por ciento), seguidos de triptanos (28,2 por ciento).

Todo un arsenal que no sale a cuenta, ya que tal y como apuntan los expertos, ninguno de los fármacos clásicos (que se toman por vía oral) disponibles en España hasta 2019 habían sido diseñado específicamente para la migraña. Por lo que los expertos consideran que su eficacia es moderada, además de que la mayoría de los tratamientos orales presentan problemas de tolerabilidad en un importante número de pacientes.

"Nos gustaría destacar la importancia de que el médico pueda dedicar tiempo a explicar al paciente en qué consiste el tratamiento, el manejo que debe realizar para potenciar su efectividad, y lo que es tanto o más importante, gestionar sus expectativas ante el tratamiento. Y en este sentido, apelamos también a los pacientes que no se siente conformes con los resultados a que retomen la visita con su especialista y no abandonen por su cuenta”, añade AEMICE.

Mantenerse firme y ser persistente tiene premio puesto que hay una nueva forma de tratar la migraña que solucionaría parte de estos problemas.

"Una inyección mensual por vía subcutánea facilita el cumplimiento terapéutico de forma correcta. Es posible que con los preventivos orales el paciente olvide tomas de medicación y los fármacos no sean tan eficaces. Si el tratamiento preventivo es eficaz, se reduce el número de días de migraña y su intensidad, permitiendo que el paciente controle adecuadamente el dolor y mejore su calidad de vida”, explica el doctor Pablo Irimia, neurólogo de la Clínica Universidad de Navarra y coordinador del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (GECSEN).

Este tipo de tratamientos permiten un seguimiento trimestral para valorar la respuesta basado en los datos de eficacia y favorable perfil de seguridad.

“Cuando el paciente toma el tratamiento preventivo siguiendo las recomendaciones médicas y durante el tiempo prescrito, el número de crisis de migraña puede reducirse a la mitad y la intensidad de las crisis también se reduce. Por este motivo, es tan importante la adherencia y la persistencia a la medicación”, concluye el Dr. Irimia.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Estos son los alimentos que debes dejar para no tener migrañas

El síntoma neurológico que precede a la migraña y se confunde con un derrame cerebral

Llevamos toda la vida tratando mal la migraña (la pastilla se toma antes de que duela)

Masajear las sienes ayuda con el dolor de cabeza, ¿sí o no? Los neurólogos responden

Dolor de cabeza tensional: algunos lo confunden con un ictus pero no tienen nada que ver