Mientras las Flans se separan otra vez, la integrante original triunfa como empresaria

José Rivero
Contributor
Ivonne, Mimi e Ilse, de Flans. Foto: Victor Chavez/WireImage

Hay quienes creen en las casualidades y otros están seguros de que el destino ya está escrito, y tal vez así fue el caso de Amparín Serrano, quien pudo haberse convertido en una estrella del pop e ícono de la década de los 80 con el grupo Flans, pero su futuro le tenía preparado otro tipo de éxito.

Y es que cuando Televisa preparaba un programa de televisión llamado 'Fans', Serrano formaba parte de la línea de conductoras junto a Ivonne y Mimí. El concepto de Mildred Villafañe dirigido al público juvenil reuniría a las presentadoras con las estrellas de la música de la época, como si fueran fans.

Pero la idea nunca salió al aire y el concepto se transformó en un grupo musical, por lo que 'Fans' se convirtió en 'Flans'. Justo antes de ir a grabar su disco debut, alguien decidió que Amparín no tenía el talento necesario, y la despidieron.

"Para mí fue un trancazo porque toda la seguridad que yo tenía la perdí por completo. Haz de cuenta que me quitaron el pilar que tenía adentro, la columna vertebral, y me volví la persona más insegura", ha contado Serrano.

A través de una audición masiva encontraron a su reemplazo, Ilse Olivo, quien se integró con Mimí e Ivonne, y el resto es historia. En 1985 el grupo debutó en 'Siempre en domingo' con el tema 'Bazar' y se convirtieron en un éxito instantáneo que duraría lo que restaba de la década de los 80.

El grupo ha tenido pausas durante los últimos 30 años, y actualmente volvieron a desintegrarse porque Ivonne quiere dedicarse a la pintura. Mimí e Ilse decidieron que continuarán como dueto mientras esperan que su compañera se dedique a cumplir su sueño.

Pero mientras el trío tenía éxito en México y América Latina, Amparín Serrano vivía una tortura.

"Lo feo no fue cuando me corrieron, lo feo fue ver el éxito que tuvieron durante 4 años. Era una tortura para mí prender el radio y escuchar los éxitos que tuvieron ellas, era dolorosísimo, te puedo decir que más que el divorcio de mis papás", contó en una entrevista.

Pero luego del duelo vino el aprendizaje: "Ese cursi dicho que 'por algo pasan las cosas' lo creo al 100%, qué bueno que me corrieron de donde me tenían que correr. Y también que bueno que estudié diseño porque fue la carrera perfecta para mí".

En cuanto a sus ex compañeras, Ivonne ha aclarado que ellas no estuvieron detrás de la decisión del despido de la integrante original. "Amparín es una preciosa niña y que alguien, de voz de arriba, decidió sacarla. Nos culpan a nosotros, pero no es culpa de Mimí ni mía. La situación fue decisión de alguien más. Las cosas pasan".

Al estudiar Diseño Gráfico, la integrante original de Flans descubrió su verdadero camino. En realidad, desde pequeña dibujó y asegura que su exitosa empresa Distroller nació cuando ella llegó al mundo. Pero en la universidad creó un personaje llamado 'Dr. Chui', quien recetaba un chamoy 'medicinal' diferente para cada niño.

Estos productos eran tan ácidos que “destruían” la flora intestinal, por lo que nunca salieron a la venta, pero sirvieron para instituir el nombre de la marca: Distroller.

Pero en un viaje a Guatemala, Amparín vio una medalla de la Virgen de Guadalupe que un artesano había creado. Estaba tan chueca, que le sirvió de inspiración para hacer una caricatura de la Virgen. Los diseños de "Virgencita plis" fueron los que en un inicio dieron a conocer a Distroller.

Pero todo fue sorpresa: "Nunca me imaginé que iba a ganar dinero en mi vida. Siempre cuento que fui un asno escolar, me iba pésimo en la escuela, entonces de ahí a imaginar que iba a formar una empresa, nunca en mi vida", ha dicho.

La revista Forbes la ha considerado como una de las 50 mujeres más poderosas de México. Sus productos se venden en México, Estados Unidos, India y Europa.

"No tengo miedo a que la gente me critique, yo vivo para ser feliz, para divertirme. Yo vivo bajo la filosofía de ser atrevida, que hagas lo que realmente te pega la gana hacer sin importar lo que va a decir la gente y sin juzgarte a ti mismo, porque a veces tú mismo eres tu propia cárcel", ha señalado.

Pero no se conformó y fue por más. Para ver a sus personajes sobre un escenario, escribió la comedia musical infantil 'Distroller el Miusikul', que desde hace un par de meses triunfa en la cartelera de la Ciudad de México.

'Distroller, El Musikul' . Foto: Adrián Monroy/ Medios y Media/Getty Images

Ahí, niños, jóvenes y adultos conocen la historia de una niña llamada 'Tata' a quien molestan por usar lentes en la escuela de 'La vela perpetua'. La historia incluye a otro exitoso concepto creado por Amparín: Los Neonatos, pequeños bebés que las niñas cuidan, vacunan y deben responsabilizarse como si fueran sus hijos.

La obra musical que se presenta en el Foro Cultural Chapultepec, se caracteriza por su espectacular colorido, y cuenta con la actuación de la actriz Lisset.