El miedo a destacar sí existe: así puedes vencerlo

·4 min de lectura

Estás en una reunión con tus compañeros de trabajo y alguien pide voluntarios para una actividad que se te da bien, pero no alzas la mano porque no quieres destacar. ¿Te identificas con la situación? Este problema tiene nombre, explicación y solución; esto es lo que debes saber sobre el Síndrome de Solomon.

El miedo a destacar sí existe
El miedo a destacar sí existe

Quienes padecen este trastorno toman decisiones evitando sobresalir por encima de los demás, explica Muy Interesante. Dicho comportamiento hace que las personas opten por seguir a la mayoría ignorando sus propios deseos, lo que les impide destacar sus habilidades.

Rehusarte a destacar es también una forma de autosabotaje

No querer sobresalir del resto es una manera de autosabotearte en distintas áreas de tu vida con tal de sentirte parte de un grupo.

Generalmente, quienes padecen del Síndrome de Solomon piensan que ser el mejor en algo, o simplemente destacarse del resto, generará un ambiente competitivo. Por ello, evitan hacerlo.

Como resultado, establecen patrones en los que hay que encajar para poder ser aceptado, explica la psicóloga Paloma Rodríguez a través del blog Psicología y mente.

Rodríguez añade que, al temer alguna condena social por ser diferente, las personas eligen mantenerse dentro de los parámetros establecidos para la convivencia. Esto deriva en una falta de libertad de expresión de las capacidades y virtudes del individuo por lo que decide mantener sus virtudes a raya.

Hay pocas personas que no ceden a la presión de grupo, incluso cuando saben que algo está mal

El temor a destacar de un grupo, no es poco frecuente. De hecho, es probable que todos lo hayamos sentido alguna vez en la vida, incluso cuando estábamos seguros de que el grupo se equivocaba.

Esto quedó de manifiesto con el experimento del psicólogo polacoestadounidense Solomon Asch en 1951 —sí, el descubridor del Síndrome de Solomon.

Una mujer tímida en la oficina?Foto:Getty)
Una mujer tímida en la oficina?Foto:Getty)

Para analizar la influencia de la presión del grupo en las opiniones, realizó un experimento con 123 participantes, divididos en grupos de ocho personas.

Con pretexto de realizar un estudio oftalmológico, mostró una sucesión de cartulinas con tres líneas de diferentes longitudes; cada persona del grupo tendría que decir cuál era la más larga.

Asch se puso de acuerdo con siete personas en cada grupo de ocho —el octavo sería el sujeto experimental real— para que dieran una respuesta incorrecta que era claramente incorrecta.

La octava persona, que no sabía que el resto de los participantes se habían aliado, debía elegir al último su respuesta.

¿El resultado? Solo 25% de los sujetos experimentales respondió correctamente todas las veces. El otro 75% confesó que se había dejado influir por las respuestas de los otros, aun cuando estaban seguros de que no era la opción correcta. Entre las razones que alegaron apareció el miedo al ridículo.

Asch concluyó que: “la conformidad es el proceso por medio del que los miembros de un grupo social cambian sus pensamientos, decisiones y comportamientos para encajar con la opinión de la mayoría”.

Cómo combatir el miedo a destacar

Cuando el miedo a sobresalir y ser rechazados por el grupo está presente, se pueden tomar decisiones que obstaculicen el progreso personal. Este tipo de comportamientos llevan a tener problemas como baja autoestima, falta de confianza en uno mismo y sentimientos de inferioridad.

La buena noticia es que hay estrategias para solucionarlo:

  • Haz una lista sobre las actividades en las que eres bueno y también una de los temas que dominas.

  • Rompe la creencia de que destacar en algo es negativo para ti e intenta participar cada vez más.

  • Hazte consciente de que estás actuando desde el miedo a ser rechazado por el entorno. Reevalúa la situación y enfréntate a exponer tus virtudes al resto.

  • No te dejes vencer por el miedo a cometer errores, todos los cometemos y eso no es malo.

  • Considera que las virtudes son diferentes en cada uno, que existe diversidad y que todos podemos aprender y enseñar.

  • Transforma la envidia en admiración.

  • Pide ayuda terapéutica si el síndrome de Solomon genera un conflicto que te impide avanzar en tu vida.

AHORA LEE: Los niños y adolescentes son más vulnerables que nunca a las amenazas móviles, según reporte de McAfee

TAMBIÉN LEE: 5 maneras de enseñar inteligencia emocional a tus hijos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Gimnasio mental: Claves para tonificar tu salud emocional

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente