Microinfieles: la otra cara de la deslealtad en las parejas (¿podrías ser uno de ellos?)

¿Crees que tener sexo con un tercero es lo peor que puedes hacerle a tu pareja? Hay otras maneras de engañar, menos impactantes y evidentes, que pueden doler más. Hacerlo a la chita callando

El infiel ’emocional’ oculta información ‘sensible’ para aparentar ser otra persona y fingir que lleva otra vidal. (Foto: Getty)

Se trata de un concepto relativamente nuevo, al calor del generalizado “micromachismo”,  que está haciéndose popular gracias al interés de la sociedad por entenderlo y denunciarlo para acabar con la situación de desigualdad en un mundo donde el patriarcado tiene los días contados.

Para la psicóloga Melanie Schilling, principal divulgadora de los peligros de esta práctica tan extendida, no es tan difícil ‘cazar’ a un microinfiel; existen indicios claros de que tu pareja oculta algo.

Como en la nueva película de Álex de la Iglesia, ‘Perfectos desconocidos’, la clave de todo está en ese aparatito del que nos nos despegamos: el móvil. La relación de tu pareja con este chisme te dará muchas pistas sobre su verdadero concepto de la realidad y de vuestra relación. Si se pasa el día enganchad@ y se pone a la defensiva cuando preguntas o intentas mirar por el encima del hombro a ver si pillas algo, ¡malo!

Si notas que tu pareja está más distraída y pasa más tiempo a si bola (atendiendo llamadas fuera del alcance de tu oído), podría ser una señal de infidelidad. (Foto: iStock/Getty)

Escribir mensajes a alguien a través de Whatsapp o redes sociales procurando que tu pareja no lo sepa es la primera señal de alarma. Está ocultando algo, y no hay ninguna duda. Más grave es  guardar un contacto bajo un nombre falso en tu teléfono o ‘mentir’ sobre el estado de tu relación actual a los demás.

También podrías estar cometiendo microinfidelidades si te conectas en secreto con un tipo o una chica en tus redes sociales, si compartes chistes privados o si minimizas la seriedad de tu relación con alguien.

Es lo que se llama un ‘coqueteo encubierto’, porque lo mantienes fuera de la vista y alcance de tu pareja. Las personas que lo hacen saben que están actuando mal.

“Estas accciones aparentemente irrelevantes indican que la persona está emocionalmente o físicamente enfocada en alguien fuera de su relación”, explica Schilling.

Pero ¡cuidado! Convertirse en un desconfiado y fiscalizar cada paso que da tu pareja puede hacerte parecer un loco posesivo. Lo mejor siempre es ir de cara y no caer en acusaciones ridículas o parecer un celoso enfermizo.

“La clave es mantener la objetividad y ser práctico y racional, no ser subjetivo y emocional. Inventar acusaciones vacías o insultos no te llevará a ningún lado”, recomienda Schilling.

Si sospechas de ella, no le montes una escena. En vez de dejarte llevar por emociones negativas, intenta ser lo más específico posible en cuanto a los comportamientos que has observado, explica qué te hizo sentir así y pregunta todo lo que sea necesario saber. (Foto: iStock/Getty)

Lo importante es averiguar la intención que hay detrás de ese comportamiento. ¿Qué es lo que busca tu pareja fuera de la relación? ¿Qué echa en falta?

Pongamos un ejemplo: “Cuando te pasaste una hora en el teléfono con tu ex la noche en que salimos a cenar me sentí marginada y súper inútil. Prefiero que me dediques toda tu atención en nuestros momentos especiales”.

O también: “Cuando pones todos esos emojis de corazón en su post me hace sentir que tu pareja es alguien más y no yo. La próxima vez sería bueno que guardaras todo tu amor en las redes para mí”.

Actuar a sus espaldas demuestra tu falta de madurez, egoismo y sobre todo, cobardía. Hablar con personas del otro sexo e incluso mantener una amistad sincera no tiene por qué ser una amenaza para tu relación, pero si lo ocultas es que hay algo más. (Foto: Getty)

Está claro que si quieres a tu pareja no necesitas tener la atención ‘especial y permanente’ de alguien más que no es tu pareja. Desde que te quitas el anillo para que la otra persona no note que estás casado estás siendo infiel, igual que si niegas a tu pareja u omites mencionar tu relación con la intención de conectar con otra persona. ¿En serio? ¿Microinfidelidad? ¡Pero si no se puede ser más rastrero por dios!

No hace falta llegar a estos extremos, el simple hecho de ocultar algo a tu pareja, aunque sea solo una relación de amistad, no es lógico.

Para que no haya dudas, si haces de manera habitual algo de lo que sale reflejado en esta lista pregúntate a ti mismo, ¿por qué?

  • Adelantar las buenas o malas noticias a otra persona antes que a ti.
  • Pedirle consejos personales a otra persona que no sea tu pareja.
  • Darle ‘likes’ a cada fotografía de otra persona en las redes sociales.
  • Pasarse el día tonteando con la expareja rememorando el pasado.
  • Olvidar intencionadamente el anillo de casado.
  • Enviar artículos provocativos u obscenos a otro.
  • Cambiar el nombre del contacto en el móvil para que pase desapercibido.
  • Buscar el consejo emocional de otro persona cuando estás triste.

Si estás en el otro lado, es decir, eres la persona que se siente traicionada, tienes dos opciones: permitirlo o no. Al permitirlo, efectivamente estarás diciendo: “Sí está bien que coquetees y flirtees. No importa que me dejes en segundo lugar”.

Según afirma la psicóloga, “con el tiempo, esto puede minar tu autoestima y preparar el terreno para que tú seas la ‘víctima’ en tu propia relación”.

Yo que tú lo pensaba bien. ¿De verdad quieres estar con alguien así , no crees que te mereces a alguien que sea completamente sincero y no tenga miedo a mostrarse tal cual es y contarte todo lo que siente?

“Trata de averiguar si se trata de un hábito inconsciente que tu pareja ha desarrollado con el tiempo debido a que sus otras parejas lo permitieron, entonces tienes la oportunidad de tomar cartas en el asunto y fijar nuevas reglas. Sin embargo, si se trata de algo que hace activamente y que no cambia cuando se lo has pedido, quizá es el momento de considerar si esa relación en realidad es buena para ti”, concluye la experta.

También te puede interesar:

La gente (especialmente los hombres) con cara redonda es más fogosa e infiel

¿Las malas son ellas?: Quién miente más (de verdad) en una relación

Que se acueste con otro o que se enamore, ¿qué duele más?