Michael Jackson tachó a Elvis, Los Beatles y Springsteen de ser productos racistas

·3 min de lectura
Michael Jackson, Mega-Pop-Star, im Phantasialand in Brühl, Hut, Sonnenbrille, Sänger, Promis, Prominenter, Prominente, (Photo by Peter Bischoff/Getty Images)
Michael Jackson critica a Elvis, Springsteen y los Beatles en estas cartas (Photo by Peter Bischoff/Getty Images)

El tabloide británico The Sun ha sacado a la luz unas cartas de Michael Jackson en las que habla de otros artistas blancos que dominaban la industria musical en aquellos tiempos.

Más de una década hace que murió el eterno rey del pop, sin embargo, nunca deja de sorprendernos. Michael Jackson sigue vivo en la memoria de todos y las informaciones sobre él y su manera de vivir, generan interés por parte del público.

The Sun lo tiene claro y quizá por eso ahora ha aprovechado el filón de unas cartas que Michael Jackson escribió en la década de los 80, concretamente en 1987. El diario británico ha tenido acceso a ellas y no ha dudado en publicar su jugoso contenido.

Michael siempre creyó que ser cantante y triunfar era mucho más sencillo para la gente blanca debido al racismo y al sistema estadounidense pero él tenía claro que iba a romper con ese estigma demostrando que realmente él era mejor que los demás.

En una de las cartas, Jackson escribe con total sinceridad: “Los hombres blancos siempre marcaron las páginas de la historia de la música. Han puesto a los blancos por encima de los negros”.

Y queriendo ilustrar su convicción, cogió de ejemplo a los grandes de su época: “Elvis Presley, nombrado el Rey del rock and roll, Springsteen, como The Boss (El Jefe), y Los Beatles, como los mejores”, sentencia.

Michael apuntilla en sus escritos que los Beatles son geniales pero que los Jackson Five, su propia formación, bailan infinitamente mejor además de cantar: “Son buenos, pero no mejores cantantes ni bailarines que los negros”, hace constar.

Respecto a Elvis y a Springsteen, Jackson se muestra tajante y dispuesto a retarles a nivel profesional: “Elvis no es el rey. Y le mostraré a Springsteen quién es El Jefe. Voy a cambiar esto ahora con el poder de mis canciones y bailes”.

Al parecer el cantante tenía muy claro su talento y sabía que era capaz de destronar o, por lo menos, plantar cara a esas icónicas estrellas blancas de la música y, sinceramente, lo logró con creces.

“Mi objetivo es llegar a ser tan grande y tan poderoso y convertirme en héroe para acabar con esos prejuicios. Quiero conseguir que estos niños blancos me amen vendiendo más de 200 millones de discos”, escribía el artista.

Su lucha contra el racismo sistemático tuvo frutos y Michael Jackson llegó a ser una leyenda eterna en la historia dela música. Sin embargo, si su lucha personal era llegar a la cima siendo negro, no comprendo el supuesto blanqueamiento al que siempre han apuntado que se hizo y es que, de hecho, murió siendo blanco.

Otras personas defienden que padecía vitiligo y de ahí el cambio de tonalidad en su piel de oscuro a completamente pálido, eso tendría más coherencia con su discurso antirracista, ¿no? La verdad es que en estas cartas descubrimos a un Michael un tanto arrogante pero, teniendo en cuenta las discriminaciones que la raza negra sigue sufriendo, es normal que tuviera cierto rencor o ‘envidia’ hacia Elvis, por ejemplo, un claro producto de la industria estadounidense.

Más historias que te pueden interesar

¿Sabías que Michael Jackson no inventó el "Moonwalk"?

Elton John califica en sus memorias a Michael Jackson como “una persona perturbadora”

¿Puede Taylor Swift superar a Michael Jackson y ascender al trono del pop?