Orgullo mexicano: jóvenes más innovadores reconocidos por el MIT

El Instituto de Tecnología de Massachusetts, MIT, acaba eligió a los 35 jóvenes latinoamericanos más innovadores del 2019. México lidera la lista con ocho talentos cuyas innovaciones y proyectos vale la pena conocer y reconocer.

Desde 2017 el MIT reconoce a los jóvenes latinoamericanos más innovadores, y México lidera la lista de los ganadores de 2019. Foto: Getty Images

Marcela Torres

Con el propósito de ofrecer condiciones para establecerse a jóvenes migrantes, desde mexicanos repatriados de EEUU hasta refugiados centroamericanos, creó Hola Code ofreciéndoles educación en tecnología desde 2017. A través de un bootcamp de cinco semanas, los capacitan para ser programadores en lenguaje JavaScript y junto con ingenieros y empresas de software, bancos y plataformas de e-commerce, conseguirles puestos de trabajo competitivos.

Adán Ramírez Sánchez

Este joven fue reconocido por liderar la compañía GREENFluidics, la cual creó unos paneles solares que, además de generar energía, consumen dióxido de carbono y generan oxígeno, como si fuesen árboles artificiales. Están creados a base de microalgas, organismos vivos que realizan fotosíntesis, y nanofluidos de origen orgánico que absorben el calor para crear energía. Ahora colaboran con la Agencia Espacial Mexicana para realizar un lanzamiento al espacio y llevar a cabo pruebas de microgravedad.

Alan Aguirre Soto

Este investigador y profesor de ingeniería química y nanotecnología ha sido reconocido por un proyecto que descubrió una manera de conseguir la fotoestimulación de partículas que podría hacer a la industria química más sostenible.

Sara Landa

A través de su compañía Simbiótica Labs, esta joven ayuda a los agricultores a adoptar tecnologías que les permitirían producir más y gastar menos. Crearon un cóctel de microorganismos que optimizan la manera en que las plantas absorben los nutrientes. Lo que logran es que se reduzca la cantidad de nitrógeno en la tierra y aumente el fósforo de acuerdo a cada cultivo. Además, crean plataformas de acercamiento entre empresas y agricultores, para que exista una comunicación de confianza y participación entre ambos.

También te puede interesar: 9 talentos latinos que están cambiando la tecnología

Carlos Monroy Sampieri

Su startup Biomitech, es responsable de las torres BIOURBAN, cuya tecnología es capaz de biofiltrar la contaminación y así mejorar la calidad del aire. Es decir, son árboles artificiales de cuatro metros de altura que purifican el aire en áreas urbanas a través de la fotosíntesis de algas marinas vivas de desarrollo propio. Al día de hoy se han instalado sistemas de este tipo en Puebla, Turquía, Colombia, Londres y Panamá. Además, el proyecto recauda dinero para reforestar, pues con cada torre se siembran hasta 368 árboles.

Mariel Pérez Carrillo

Fundada en 2016, la compañía Innus Technologies, de la que es fundadora, creó un dispositivo llamado Enviro, con el cual se realiza un diagnóstico agronómico y de clima para ayudar a agricultores a evitar la pérdida de cultivos. Así, en tiempo real, se realizan lecturas de todas las condiciones y se ofrecen recomendaciones directas, y todo a través de una estaca de 1.2 metros de alto que se clava en el suelo. 

Francisco Valencia

Es cofundador de Prothesia, una compañía que se dedica a ofrecer prótesis para niños sin recursos y en países en vías de desarrollo. Todo sucedió cuando se dieron cuenta que era posible fabricar prótesis y ortesis de formas más eficientes que las comunes. Así, desarrollaron la tecnología propia de impresión 3D que ayuda a los médicos a proporcionarlas a los niños más necesitados y lejos de unidades médicas.

También te puede interesar: Tu éxito laboral podría depender de lo que haces en tu tiempo libre

Irving Rivera

Con el propósito de incrementar la producción del campo manteniendo la salud del suelo y produciendo alimentos de mayor calidad nació Solena, de la que es fundador. Tras un análisis microbiológico del suelo, se determina qué organismos serían benéficos para el suelo, para después balancear sus niveles. Lo que se consigue es no solo hacer más rentable la producción, sino disminuir el uso de pesticidas.

@travesabarros