Método Galloway: Adelgazar sin esfuerzo a partir de los 40

Debido al estrés del trabajo, la familia y los quehaceres domésticos muchas veces llevamos un estilo de vida poco saludable y sedentario. Sin embargo, pasados los 40, es cuando más tiempo debemos dedicar a cuidarnos. El método Galloway es una forma efectiva de adelgazar aunque nuestro metabolismo sea más lento.

Cuidarte a partir de los 40 es importante vía https://www.instagram.com/onellasportswear/

Si te plantas en los cuarenta años y nunca has hecho ejercicio físico, las probabilidades de lesión son muy altas debido a la poca elasticidad de los músculos y a la falta de resistencia. Lo recomendable a esta edad siendo principiante es empezar con caminatas largas e incluso excursiones a la montaña, al lago o al paseo marítimo, lo importante es andar ‘sin darte cuenta’.

Cuando pasen las semanas verás que tu cuerpo se siente más enérgico y más resistente debido a las caminatas diarias a las que le has estado acostumbrando, recuerda que al inicio se trata de pasear, no de caminar deprisa ni trotar.

Caminatas rápidas

Una vez se te queden cortas tus caminatas, puedes empezar a acelerar el paso y así quemarás más grasas y, como tu organismo está acostumbrado a que te muevas a diario, no tendrás tantas agujetas o dolores musculares por aumentar la intensidad del ejercicio.

Una vez camines con soltura, ¡te recomiendo el método de Jeff Galloway!

El Método Galloway

El método Galloway está pensado para gente de todas las edades y enfocado a maratones largos. Su creador es Jeff Galloway que ha corrido en más de 120 matarones y es ex atleta olímpico americano.

Su técnica es sencilla pero muy efectiva para perder peso, el método Galloway consiste en alternar caminatas con running. Es decir, caminas y corres a intervalos y con tiempo de recuperación que te permite centrarte en la actividad física que estás realizando.

Te interesa: Ejercicios quemagrasa para hacer en casa

Su nivel de principiante es para empezar corriendo 5 kilómetros y luego va subiendo la intensidad. El hecho de alternar el correr con caminar (por ejemplo puedes caminar un minuto cada dos kilómetros y medio) hace que sientas mucho menos cansancio y dolor muscular.

Además esos minutos que caminas a lo largo de tu carrera te permiten ‘recuperarte’ y tener energía para seguir más allá y no sufrir lesiones. También se menciona que el método Galloway va genial para aliviar el estrés y así controlas más los pensamientos negativos durante el entrenamiento.

Y tú, ¿te animas a iniciar el deporte a partir de los 40?  Piensa que ahora quizá se te hace un mundo pero, en realidad, el cuerpo se acostumbrará a medida que vayas empezando a caminar, a caminar deprisa y a correr. No sólo perderás peso sino que aumentarás en calidad de vida dado que la actividad física moderada es beneficiosa para nosotros.