'Mesías', la serie de Netflix que levanta ampollas

La serie Mesías se ha estrenado el primer día de 2020 en todo el mundo. Sin embargo, no lo ha hecho exenta de polémica ya que Netflix se ha topado con una clara detractora.

Además del rechazo de varios sectores religiosos debido a la representación de la idea del retorno de una figura como Jesucristo, así como los tintes polémicos con los que tiñe al Islam, la Royal Film Commission de Jordania (RFC) ha pedido a la plataforma que no quiere que este thriller se incluya en su catálogo.

(©Netflix)

Según recoge Deadline, la institución ha realizado la solicitud tras informarse sobre el contenido de esta ficción. Sostiene que éste “podría percibirse o interpretarse en gran medida como una infracción de la santidad de la religión, algo que posiblemente desobedezca nuestras leyes". Lo más llamativo es que sí aprobó parte del rodaje de la serie en el país en 2018.

¿A qué se refieren con su crítica? Pues básicamente la religión oficial de Jordania es el Islam, y aunque se trata de un país relativamente abierto a otras religiones con una minoría cristiana de un 5%, así como ramas chiita y Drusos, la ofensa podría estar relacionada con la idea que presenta la serie desde su primer episodio. Mesías arranca con la aparición de un supuesto mesías en Siria que desde el primer capítulo pretende cambiar algunas interpretaciones del Islam, como el llamamiento a la incorporación de las mujeres en sus filas así como la aceptación del resto de creencias, mientras lleva a miles de refugiados hacia la frontera con Israel haciendo sonar las alarmas en EEUU.

Pero es la idea de utilizar los fundamentos de la religión más criticados por el mundo occidental como trama para una ficción, también de tinte occidental, que podría ser la base del enfado.

En este contexto, la plataforma streaming se ha defendido de las críticas recalcando que se trata de "una ficción. No se basa en ningún personaje, figura o religión". Asimismo, ha indicado que no han recibido de manera formal una solicitud legal para eliminar la serie de su servicio en Jordania.

Además de la historia del mesías, la serie presenta al personaje de Eva Geller, encarnada por Michelle Monaghan, una agente de la CIA que sigue la pista a este hombre que atrae la atención internacional a través de actos de alteración del orden público de la mano de sus seguidores. A través de sus dudas, profesionales y personales, la serie invita a cuestionarnos si estamos ante un estafador capaz de desmantelar el orden geopolítico del mundo o un enviado verdadero de Dios.

La historia se desarrolla en el Medio Oriente y Estados Unidos entrelazando múltiples perspectivas, incluyendo la de un oficial de inteligencia israelí, un predicador de Texas y su hija, un refugiado palestino y la periodista que cubre la historia.

Cabe recordar que antes de su estreno en Netflix, la serie ya tuvo una llamada al boicot a través de Change.org describiendo la historia como "propaganda malvada y antiislámica". De igual manera, se ha criticado el hecho de que se evite especificar a qué religión pertenece el enigmático líder, al que otros personajes se refieren como Mesías y Al-Masih. Es más, este último nombre fue ridiculizado por espectadores musulmanes que destacaron que es utilizado en la teología islámica por Dajjal, un falso profeta comparable al Anticristo.

Dejando la religión a un lado, Mesías es una serie que se mueve entre el drama y el thriller, con una idea interesante y valiente para el ojo seriéfilo que no nos extrañaría que termine enganchando a los suscriptores de la plataforma.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Netflix