Mercedes Milá deja de ser intocable

·6 min de lectura
VITORIA-GASTEIZ, SPAIN - SEPTEMBER 03: Mercedes Milá attends 'Scott Y Mila' photocall at Palacio de Congresos Europa during the FesTVal 2020 on September 03, 2020 in Vitoria-Gasteiz, Spain. (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)
En Telecicno siempre ha existido ese 'miedo' a replicarle a Mercedes Milá (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)

Mercedes Milá es una mujer espectáculo que sabe leer a la perfección el lenguaje televisivo. Es famosa y respetada por sus años dedicados a la profesión periodística pero es que, además de periodista es presentadora y, ojo, aristócrata.

Merces viene de buena cuna, hija de los aristócratas barceloneses José Luis Milá, abogado y conde de Montseny, y Mercedes Mencos. De hecho, recoge la Wikipedia, como herencia a la presentadora televisiva le tocaba el título nobiliario pero ella renunció al Condado de Montseny en favor de uno de sus hermanos.

La de Esplugues de Llobregat es rebelde y se caracteriza por decir siempre lo que piensa le pese a quien le pese pero, misteriosamente y sobre todo en Telecinco, nadie ha osado toserle a lo largo de muchos años.

En los 70 se licenció y llegó a la radio de la mano de Luis Del Olmo con quien colaboró en ‘A Toda Radio’ durante tres años. En los ochenta sus programas de debate y entrevista cosecharon éxitos que se extendieron hasta los años noventa.

De hecho fue en Antena 3, en ‘Queremos saber’ donde allá por 1992 entrevistó a Francisco Umbral y, viendo que Mercedes Milá se enrollaba sin preguntarle por el tema de promoción que a él le atañía, espetó la mítica frase “He venido a hablar de mi libro” que es ya parte de la cultura popular.

En los años 2000 Mercedes llegó al top de Telecinco como presentadora del reality show ‘Gran Hermano’ y, de hecho, por dicho programa la recuerda la mayor parte de la audiencia. Milá estuvo conduciendo GH nada menos que 15 años, edición tras edición.

Sus opiniones y gustos personales sobre los concursantes eran parte de su manera de llevar el programa y eso hacía que la audiencia la odiara y amara a partes iguales. Milá siempre ha sido una mujer que no se calla nada, que lo suelta a bocajarro dejando con cara de póker a quien tenga delante.

Esto lo hace otro profesional y le hunden pero como esa es la ‘gracia’ de Mercedes, a ella nadie le ha replicado, insisto, sobre todo en Telecinco. Kiko Hernández protagonizó un bochornoso enfrentamiento con ella en ‘Sálvame Deluxe’ en 2010 y arrastró la fama de mala persona durante muchos años más y es que Milá era intocable.

Él no le faltó al respeto en el enfrentamiento pero ella le dijo que: “Eres un mentiroso, eres muy mala persona porque te encanta hacer daño, o te paran los pies o vas a seguir haciendo mucho daño, me repugnas, me das miedo. Sí, a lo mejor no sabes ni como se llora porque tu corazón está lleno de cemento… El que muerde la mano del que le ha ayudado no merece esa mano, tú no mereces mi mano. No me pidas nunca más nada.”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Siete años le duró la mala imagen de malvado, maléfico absoluto a Kiko y Mercedes confirmó en 2017 que: "Kiko me pidió ayuda en un momento de su vida, porque quería cambiar su imagen de malo, y él lo sabe. Le aconsejé que cambiase las gafas con las que ve la vida, por unas más amables", ha dicho entrando en directo en ‘Sálvame’”, así que acabó acudiendo a la ‘matriarca’ en busca de algo de paz vital.

A Mercedes Milá no hay quien la cambie, y eso es bueno. Pero igual de bueno es que los profesionales del medio empiecen a poderle contestar en los mismos términos y tono que ella suele usar cuando ataca a alguien públicamente.

Ahora tiene 71 años, diez menos que María Teresa Campos, y no le tiemblan las piernas a la hora de seguir metiéndose en berengenales como el de Kiko Matamoros tras ser expulsado de ‘Superviventes 2022’.

Milá aseguró mientras él estaba en la isla que: “Matamoros se está retratando cada día y ya no puede tapar más sus vergüenzas. Se me han vuelto a revolver las tripas. Es un tipo chulesco, prepotente, vanidoso y con una certeza de ser mejor que nadie, que lo hace solo tolerable a Jorge Javier y a cuatro más. Yo sí lo he reconocido y por desgracia he tenido que admitir que el Matamoros del puente de las emociones ha sido un espejismo.”

Al ser expulsado por la audiencia, Milá dijo: “No he conseguido entender qué le ha tenido que pasar a ese hombre para tener un carácter tan amargo, tan difícil, tan negativo, tan necesitado de conquistar un esclavo para dar sentido a sus días.” y respecto a Marta López Álamo, espetó: “Una pena, un desperdicio la defensa de su novia 30 años más joven que él que le ha defendido desde los platós lo mejor que ha podido, aunque a veces, ni ella misma pudiese creer lo que veía y oía”.

Obviamente que Kiko Matamoros, con su temperamento y teniendo en cuenta que Mercedes ‘ya no es nadie’ en Telecinco (ojo, me refiero a que no está presente como antaño) no ha dudado en responderle y, oh sorpresa, ¡le han dejado!

Kiko no ha sido tan brusco como lo hubiera sido con otra persona y es que ese aura de miedo flotará en el aire siempre pero él considera que Mercedes no ha sabido asimilar el paso del tiempo, quizá le ha podido pasar algo similar a lo que le sucede a la Campos.

Prudente pero sin callarse, Matamoros opina que: “Pues tiene buena pluma. Me da igual, es su opinión y la respeto. Es una profesional contrastada del medio, pero podría contar públicamente cosas que conozco de ella que a lo mejor modificaban un poco la imagen que tiene, y no lo voy a hacer”.

Ante tales declaraciones que suenan algo amenazantes, Milá ha respondido toscamente que “se la sopla” a lo que Kiko ha replicado con más estilo: “Me parece una expresión malsonante e impropia de una señora con su trayectoria profesional.”

Y ha añadido: “Me he acordado que cuando íbamos al colegio, una de las cosas que estudiábamos en literatura eran las coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre. Y hay unos versos que dicen 'como es a nuestro parecer cualquier tiempo pasado fue mejor'. Se lo dedico. Un beso guapa, y no te voy a contestar porque te respeto mucho. Ella se ha cebado con gente muy débil, anónima, que ha echado de los platós... Es una mujer que no ha sabido asimilar que el tiempo pasa y pasa para todos y que hoy estás aquí y mañana no”.

Carlos Lozano y María Patiño se quedaron de piedra, asombrados pero, ¿por qué? pues porque se trataba de Milá que, por lo visto, ya no es intocable. Telecinco vive de insultos, miserias y otras historias de famosos, se nutre de las polémicas pero no están acostumbrados a que nadie le ‘levante la voz’ a la catalana pero, parece ser, que las tornas están cambiando y Mercedes también puede ser diana para los compañeros y no solo la que tira los dardos.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente