Miguel Frigenti revela por qué perdió su trabajo en 'Ya es mediodía'

Cine 54
·6 min de lectura

Miguel Frigenti, el colaborador más polémico de Sálvame, reveló el pasado jueves por qué perdió su trabajo en Ya es mediodía durante un podcast que se está haciendo popular, Menudo cuadro, donde se fue de la lengua. Si bien la mayoría de los espectadores se pensaban que la historia venía por el jaleo que tuvo con Alba Carrillo, ya que supuestamente recibía indicaciones en las reuniones previas para no cargar duramente contra su compañera de programa, ahora sabemos que no ha sido así y que detrás hay un enfado con Miguel Ángel Nicolás.

(©Mediaset)
(©Mediaset)

Miguel Frigenti se ha convertido en uno de los rostros más populares de Mediaset gracias a su presencia habitual en las tardes de Telecinco. Si bien el de Talavera de la Reina comenzó su carrera audiovisual colaborando en el año 2008 para Zona Interactiva, un programa infantil de Neox, pronto se hizo un hueco en los programas de la cadena de Fuencarral donde siempre que puede saca a pasear su lengua viperina.

Y es que este periodista, que todo sea dicho sufrió una infancia complicada marcada por el bullying, se ganó su papel de personaje público a raíz de sus polémicas con Alba Carrillo aunque ha seguido exprimiendo su faceta de colaborador visceral y en la actualidad es uno de los azotes de diferentes rostros conocidos como Anabel Pantoja. Sin embargo, a pesar de la imagen que proyecta, no conocíamos la cruda realidad que ha tenido que experimentar para llegar a ser tan popular en Sálvame.

Si echamos la vista atrás, hace apenas un año el también influencer comentó que no volvería a Ya es mediodía. El ahora colaborador de Sálvame reveló que Miguel Ángel Nicolás no había vuelto a llamarle para regresar al magacín conducido por Sonsoles Ónega. Pero ¿por qué fue apartado? Por aquel entonces el joven ya dejó caer su abrupta salida a un enfado del coordinador del programa después de que destapara que Alejandra Rubio había insultado a Lydia Lozano durante el cumpleaños de la colaboradora Liz. Aunque la mayoría de los espectadores consideró que el protagonista había sido despedido por sus comentarios sobre Alba Carrillo.

El periodista, que ha encontrado el mejor apoyo en sus hermanos Carlos y Alberto, aseguró que Miguel Ángel Nicolás no había tenido la decencia de llamarme ni de cogerle el teléfono. Pero Miguel Frigenti centró su queja en que no podía expresar libremente su opinión sobre Alba Carrillo durante su concurso en GH VIP 7 ya que la modelo también trabajaba como colaboradora en el magacín y, por tanto, había compañeros que le trataban mal (concretamente el citado coordinador de la sección Fresh e Isabel Rábago).

“Me he sentido muy solo y me he sentido como una mierda”, pronunció por aquel entonces el experto en realities destapando que en Gran Hermano tenía total libertad, pero que en Ya es mediodía se sentía cohibido ya que no podía decir todo lo que pensaba porque Alba Carrillo era una compañera y debía rebajar el tono.

Han pasado unos meses desde que el periodista se quejara del trato recibido en el programa que produce Unicorn y, ahora que Telecinco está viviendo una guerra entre sus propios programas (los que pertenecen a diferentes productoras), ha aprovechado para destapar la verdad sobre aquel despido tan sonado de Ya es mediodía. Y lo más curioso es que estas declaraciones no las ha pronunciado en Sálvame, el programa producido por La Fábrica de la Tele en el que colabora actualmente sino en Menudo cuadro.

Miguel Frigenti ha reventado recordado que “estoy muy cansado de cuando hay un compañero nuestro que entra en un reality que se cree que, por el hecho de ser compañero, nosotros estamos obligados a hacer una defensa. Fue la polémica que tuve con Alba Carrillo. Yo al final lo dije: a mí no me pagan por defender compañeros. Me pagan por dar mi opinión acerca de un reality.

Miguel Frigenti ha valorado que “yo respeto el trabajo de todo el mundo y, si mis compañeros quieren defender a alguien por el hecho de trabajar con él, lo veo súper lícito. Pero a mí que no me obliguen a hacerlo porque me parece un engaño para el espectador.

Y aquí viene la bomba ya que el periodista ha explicado que no dejó de participar en Ya es mediodía por este conflicto sino que hay algo más. “Me dejaron de llamar, llamaron a todos menos a mí”, ha dicho primeramente antes de explayarse para que los oyentes entiendan el verdadero motivo de su marcha del magacín de Telecinco. “Yo colaboro en los debates de Gran Hermano desde 2015. Y, por suerte o por desgracia, el trabajar solo en Gran Hermano tiene su parte negativa que es que te encasillan en Gran Hermano. Hasta que en GH VIP 6 me llaman desde Ya es mediodía para comentar Gran Hermano”.

Si bien el periodista ha contado que no tiene ninguna queja de los redactores, todo cambió cuando se lanzó GH VIP 7, la edición en la que participa Alba Carrillo. “Yo critico a Alba en los debates, algo que no cae muy bien ni a Isabel Rábago ni a Miguel Ángel Nicolás que era el coordinador de la sección. Había una tensión que se podía palpar, yo lo pasé bastante mal pero acaba la edición, empieza el covid y se interrumpe el Fresh. Pero antes de que empiece el covid es el cumpleaños de Liz al que va la hija de Terelu Campos”.

El colaborador ha recordado que la joven influencer empezó a cargar contra Lydia Lozano que por aquel entonces estaba peleada con su madre Terelu Campos. “Salta ella: Lydia es una vieja de mierda que se inventa todas las noticias y yo lo escuché todo. Y la persona que estaba a mi lado, que era Miguel Ángel Nicolás”. Y si bien el periodista no tenía previsto emplear esta información durante la cuarentena su hermano y su novio le animaron para que enviar a Jorge Javier Vázquez un audio para contarle el polémico episodio.

Finalmente Miguel Frigenti soltó la información que tenía entre manos en Sálvame, siendo su primera colaboración en el programa tal y como se acordó con su representante. El coordinador de mi sección me llama por la mañana al día siguiente de mi intervención en Sálvame y me dice: que me ha llamado Kiko Hernández para preguntarme si yo escuché algo y, como yo no quiero problemas, he dicho que no escuché nada. Y yo le dije: si no quieres líos eso es cosa de Miguel, lo hablas con él”.

Seguidamente el protagonista ha contado que le volvieron a llamar de Sálvame y éste aceptó participar a través de Skype. Kiko Hernández saltó en directo asegurando que la otra persona que estuvo en la fiesta de cumpleaños (Miguel Ángel Nicolás) le había asegurado que no había escuchado nada. “Y digo: mira, puesta esta persona tengo un WhatsApp donde demuestra que sí que lo escuchó. Lo dije y no me han vuelto a llamar de Ya es mediodía. Pero estoy en Sálvame”.

Si bien Miguel Frigenti ha dejado caer que ha acabado muy regular con Miguel Ángel Nicolás parece que su relación con la presentadora Sonsoles Onega es mucho mejor. “Con todo el equipo genial”, ha sentenciado antes de pasar a relatar cuáles creen que han sido sus errores en el programa.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset