El gran mensaje de Sarah Jessica Parker sobre sus canas: "Aplaudid el coraje de otra persona"

·3 min de lectura
Photo credit: James Devaney
Photo credit: James Devaney

Hace una semanas nos hacíamos eco de los reflejos de espiga que luce Sarah Jessica Parker, una técnica de mechas para integrar rubios fríos con los grises naturales que aparecen en las melenas con el paso del tiempo. Ahora, la actriz ha hablado sobre ello y ha explicado por qué elige este método de coloración. "No puedo perder el tiempo haciendo un color base cada dos semanas. No puedo hacerlo. No. Demasiado", ha revelado a la revista Allure.

Photo credit: Gotham - Getty Images
Photo credit: Gotham - Getty Images

Con esta rotundidad ante la nueva apariencia de su melena, el alter ego de Carrie Bradshaw se convertía desde el estreno de la última secuela de Sexo en Nueva York en un referente sobre cómo llevar las canas. El hecho de que su personaje, un ejemplo incontestable de ciudadana trendy, luciera los cabellos grises sin tapujos fue una sorpresa para los fans de la serie y para la crítica en general. Los titulares alabando su decisión de apartar el tinte llenaron portadas de medios de lifestyle y los periodistas calificaban este paso de la actriz de valiente.

Pasado un tiempo de todo ese revuelo, es ella misma quien afirma que fue un tanto exagerado: "Se convirtió en meses y meses de conversación sobre lo valiente que soy por tener canas. Yo estaba como, ¡por favor, aplaudid el coraje de otra persona en otro ámbito!". Y es que la intérprete revela un secreto más: por entonces, ni siquiera había dejado de teñirse, los cabellos se decoloraron de manera natural por la incidencia del sol.

Photo credit: Udo Salters - Getty Images
Photo credit: Udo Salters - Getty Images

A propósito del envejecimiento y sus consecuencias, la periodista del citado medio le lanza la pregunta estrella: ¿Qué harías si pudieras quitarte 15 años sin ayuda del bisturí? A lo que la actriz, básicamente, contesta que prefiere quedarse como está:"Tendrías solo ese momento e inmediatamente comenzarías a envejecer de nuevo y 15 años después estarías en el mismo lugar", razona la artista. A lo que añade: "Simplemente... no me importa lo suficiente. Cuando salgo por la puerta, quiero sentirme bien, de acuerdo con mis estándares. Ni siquiera puedo decirte cuáles son esos estándares. Pero sabes cómo te sientes cuando eres más como tú mismo, sea lo que sea que eso signifique. Supongo que no me importa lo suficiente la opinión de los demás".

Photo credit: James Devaney - Getty Images
Photo credit: James Devaney - Getty Images

Como cualquier persona, Sarah Jessica es consciente de que el paso del tiempo va dejando ciertas señales sobre el cuerpo de las personas, pero ella ha decidido darle la importancia justa: “Simplemente no entiendo por qué se supone que debo pasar tanto tiempo pensando en eso”. Prefiere centrarse en disfrutar cada día y afronta el presente de manera optimista.

Pero, por desgracia, este pensamiento no es compartido por muchas mujeres todavía. Según un estudio realizado por la firma RoC, al 90% de las mujeres -investigación realizadas en EE.UU y Francia- les provoca ansiedad el hecho de envejecer. Esto es así hasta tal punto que existen más mujeres preocupadas por el aspecto físico que derivará en ellas el envejecimiento que por no tener suficiente dinero para su jubilación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente