El mensaje navideño de la reina Isabel II más polémico

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • La reina Isabel II realiza un discurso navideño donde analiza los diferentes "baches" sufridos este año
  • En esta felicitación sorprende la ausencia de los duques de Sussex

La reina Isabel II ha realizado su tradicional mensaje navideño para felicitar la Navidad. Un mensaje que será emitido en la tarde del día 25. Sin embargo, esta vez el mensaje ha estado cargado de numerosos mensajes y detalles que han hecho que se diferencien del discurso a que nos tiene acostumbrados. En él, hablará"el bache de 2019" que han sufrido y con el que, probablemente se refiera a los desacuerdos políticos de Inglaterra o incluso a las diferencias dentro de la Familia Real británica. Además, también hará alusión a la ausencia de este año de los duques de Sussex.

Photo credit: Gtres


La reina Isabel II ha realizado su discurso sentada frente a su escritorio y rodeada de algunas fotografías donde aparecen algunos miembros de su familia como los duques de Cambridge, Carlos de Inglaterra con la duquesa de Cornualles, el duque de Edimburgo y una imagen del padre de la reina, el rey George VI. Sin embargo, no aparecerán otros miembros de la Familia Real como el príncipe Andrés o Meghan Marhle y el príncipe Harry junto a su hijo Archie.

La reina Isabel II vestida de azul y con su ya característico collar de perlas, dará un mensaje marcado por la unidad donde insiste en que "los pequeños pasos pueden lograr grandes cambios" y que "con fe y esperanza" se pueden transformar divisiones "profundamente arraigadas en armonía y comprensión".


Photo credit: Gtres

Además, monarca ha recalcado que el camino para lograr esta armonía "no siempre es suave, y puede que a veces este año se haya sentido lleno de baches, pero pequeños pasos pueden hacer una gran diferencia".

Sin duda, un discurso diferente al que nos tiene acostumbrados y marcado por la gran ausencia de los duques de Sussex quienes han decidido mantenerse un tiempo alejados de la Familia Real británica y pasar las navidades en Canadá.