Anne Hathaway y el giro en el destino de 'El diablo viste de prada' que no conocíamos

Cine 54
·3 min de lectura

La actriz reveló este sorprendente dato sobre su carrera en su visita a RuPaul’s Drag Race, donde aconsejó a sus participantes sobre actuación y musicales

Su trayectoria con más de 40 personajes y un Óscar a Mejor Actriz de Reparto convertían a Anne Hathaway en una perfecta candidata para visitar RuPaul Drag Race y aconsejar a sus participantes. De esta forma, la protagonista de El diablo viste de prada o Los Miserables apareció por sorpresa en el talent show estadounidense para charlar y asesorar sobre la actuación a las “reinas” del programa.

Pero también aprovechó para desvelar un dato que desconocíamos por completo.

(Mark J. Terrill; ©GTRESONLINE)
(Mark J. Terrill; ©GTRESONLINE)

Los concursantes de RuPaul’s Drag Race se estaban preparando para un desafío musical temático conocido como “Rusical” cuando una alarma empezó a sonar en el programa. En ese momento, Anne Hattaway entró en directo desde una videollamada generando emoción y sorpresa en todos los participantes. “¡Hola reinas!”, saludaba la actriz entre comentarios de admiración.

"Tengo un poco de experiencia en musicales, así que pensé que esta podría ser una buena semana para pasar por el taller y descubrir si tienen alguna pregunta", intervenía la actriz ganadora del Oscar por Los Miserables. Aunque antes de iniciar el turno de preguntas, Hathaway también se mostró muy cercana a los concursantes. “No me importa quién soy, tengo que hacerles saber que todavía tengo urticaria. Así que solo voy a arreglarme el pelo y encubrir el hecho de que me pongo muy nerviosa hablando en público”, afirmaba entre risas.

Cuando uno de los participantes le preguntó si tuvo que luchar “con uñas y dientes” por algún papel, fue cuando Hathaway reveló que no fue precisamente fácil conseguir interpretar a Andy Sachs en El diablo viste de Prada, puesto que no fue la primera, ni la segunda, ni la tercera, ni la cuarta opción. De hecho, explicó que fue la novena actriz en la lista para obtener el personaje. Por ello, aconsejó a los concursantes que siguieran luchando por sus sueños y que nunca se rindieran. “Fui la novena opción en El diablo viste de Prada. ¡Pero lo conseguí! ¡Así que aguantad y nunca os rindáis!", afirmaba.

Un dato revelador y desconocido hasta ahora que cobra aún más peso al recordar el éxito que tuvo la película y lo mucho que sirvió para lanzarla al estrellato definitivo como actriz adulta. Sin embargo, no fue la primera vez que Anne Hathaway hablaba sobre la dificultad de conseguir el papel principal en El diablo viste de Prada. En una entrevista con Variety en 2016 reveló que tras la primera reunión con Carla Hacken, antigua vicepresidenta de 20th Century Fox, trazó la palabra “contrátame” sobre un jardín zen que había en su escritorio. En esa misma entrevista el director David Frankel comentó que el estudio quiso a Rachel McAdams como protagonista, aunque rechazó el papel porque quería alejarse del cine comercial.

"Me estaba poniendo una camisa",comentaba Hathaway sobre el momento en que se enteró de que consiguió su primer papel adulto protagonista en 2016. “Invité a algunos amigos. Recuerdo salir corriendo al salón, medio vestida, gritando: ¡Conseguí 'El diablo viste de Prada!' ¡Conseguí 'El diablo viste de Prada'!”

Según cuenta la historia detrás de la película, antes que Anne Hathaway el estudio se fijó en la actriz de El diario de Noa, pero también en Claire Danes y Juliette Lewis. Desconocemos quiénes fueron las otras cinco actrices que pudieron haber aceptado el papel antes que Anne, pero no importa. La intérprete no solo consiguió convencer a los jefes del proyecto de que era la candidata perfecta, sino también a la audiencia haciendo que El diablo viste de Prada sea uno de los clásicos modernos de su filmografía y atrayendo a los espectadores en masa como demuestra la recaudación de $327 millones que hizo la película en 2006.

Más historias que te pueden interesar: