Comer menos calorías alargaría la vida… lo dice la ciencia

Reducir la ingesta calórica, entre 15% y 30%, reduciría los factores de riesgo de varias enfermedades asociadas con la edad, según ha confirmado un reciente estudio, y lo mejor es que ya sabemos por qué.

Reducir la ingesta calórica en 30% podría darte 9 años más de vida y una vejez más saludable. Foto: Getty Images

Durante años los científicos han estudiado el efecto que una dieta de restricción calórica tiene en el organismo, el cual no solo ralentiza el envejecimiento, sino las enfermedades asociadas a él, como diabetes, alzheimer, cáncer y problemas cardiovasculares. 

Por ejemplo, en 2014 un estudio, publicado en la revista Cell, encontró que la restricción calórica hacía que las células generaran más sulfuro de hidrógeno, el cual protege las mitocondrias de las células, es decir sus centrales energéticas. Esto significaba una reducción de la oxidación y el envejecimiento. Si bien el estudio se realizó en ratones, ayudaba a comenzar a entender qué era lo que pasaba en el organismo.

Para el año 2018, otro estudio también publicado en la revista Cell, realizado en monos, encontró que las dietas con 15% menos calorías en total, significaba una ralentización del metabolismo. Esto se traducía en una menor cantidad de radicales libres en el cuerpo, que con el tiempo causan daño en órganos y tejidos.

En este caso también se notó que había una reducción de la temperatura corporal y menores niveles de azúcar e insulina. En suma, los efectos de una dieta con menor calorías, pero nutritiva, generaban cambios en el metabolismo y procesos del cuerpo que se han asociado con una mayor longevidad. En pocas palabras, tu cuerpo aprende a utilizar la energía de forma más eficiente.

También en 2018, un estudio determinó que una dieta que imita los efectos del ayuno durante cinco días, a base de plantas y vegetales, tendría efectos similares a la reducción calórica en general. En este caso también se hizo alusión a que más calorías se relacionan con una mayor acumulación de radicales libres.

También te puede interesar: Dietas de eliminación, ¿tan buenas como prometen?

Los descubrimientos del 2020

Considerando que la mayoría de los estudios sobre los beneficios de la reducción calórica se habían realizado en animales, un estudio de 2020, publicado en la revista Cell, se enfocó solo en humanos y específicamente en los efectos en las células, para entender mejor qué es lo que realmente ocurre.

En dicho estudio se encontró que una dieta con 30% menos calorías podría alargar la vida hasta nueve años, además de reducir los factores de riesgo de enfermedades asociadas con la edad. En general los procesos más beneficiados fueron para el sistema inmune, la inflamación y el metabolismo.

Así, como concluye Juan Carlos Izpisúa, farmacólogo y biólogo molecular y uno de los principales autores del estudio, el envejecimiento sería un proceso reversible. Para lograrlo bastaría reducir la ingesta calórica para así reprogramar los cambios metabólicos del cuerpo y más que vivir más años, tener una vejez más saludable.

En pocas palabras, si comes menos pero sano, podrías vivir más y mejor.

También te puede interesar: ¿Tú también comes por aburrimiento?

Cómo hacerlo

Reducir la ingesta calórica no suena tan complicado, pero la verdad es que no todos los cuerpos funcionan igual, por lo que lo mejor sería acudir con un especialista para encontrar no solo la mejor dieta, sino asegurarte que estés recibiendo todos los nutrientes necesarios. Y así, con el tiempo, lograr que tu cuerpo sea más eficiente a la hora de usar su energía, ralentizar el metabolismo y el envejecimiento.

Además, si bien la reducción estaría asociada con una pérdida de peso, esta podría ser a muy largo plazo y para este caso, no debería de ser el foco principal. Y una forma de lograrlo sería empezar a enfocarse en el tamaño de las porciones.

Comenzar con una reducción del 15% no resulta drástico, pero pasar a un 30% sí podría tener riesgos. 

@travesabarros