La lección inspiradora de Melanie Griffith en la educación de su hija

Cine 54
·5 min de lectura

La humildad no es precisamente una cualidad que asociamos directamente con el mundo de las estrellas de Hollywood. El glamur, las mansiones, las fortunas y el derroche de lujos que rodea a la mayoría de sus artistas a lo largo de la historia del séptimo arte así lo demuestran. Sin embargo, Melanie Griffith y su exesposo son una de las gratas excepciones como una pareja que quiso enseñar a su hija el valor del esfuerzo propio.

Es más, fue una de las reglas familiares que la actriz y Don Johnson implementaron a la hora de fomentar el futuro y educación de Dakota Johnson. Y a juzgar por las recientes declaraciones del actor, la pareja logró inculcar la lección de forma exitosa.

Melanie Griffith, Dakota Johnson y Don Johnson (Evan Agostini; Gtres)
Melanie Griffith, Dakota Johnson y Don Johnson (Evan Agostini; Gtres)

Dekota fácilmente podría haber entrado en Hollywood por la puerta grande valiéndose de la etiqueta de "hija de...", o incluso el de "nieta de...". Y es que su árbol genealógico no solo incluye a sus padres, sino también a su abuela materna y musa de Alfred Hitchcock, la mítica Tippi Hedren. Sin embargo, la lección antiprivilegios que le enseñaron sus padres la llevó a optar por la independencia de labrarse su propio camino.

Así lo contó Don Johnson durante su aparición en Late Night with Seth Meyers, explicando la regla familiar por la que Melanie y él dejaron de dar dinero a Dakota cuando decidió convertirse en actriz.

“Tenemos una regla en la familia. Si te quedas en la escuela, puedes permanecer en la nómina, si vas a la universidad, puedes permanecer en la nómina”, relataba Johnson. Sin embargo, cualquier opción fuera de estas no contemplaba el apoyo económico.

"Hacia el final de la escuela secundaria, fui a verla y le dije: 'Entonces, ¿quieres visitar algunas universidades?' Y ella dijo, 'Oh, no. No voy a ir a la universidad'. Dije, 'Está bien, ¿sabes lo que eso significa? Ya no estarás en la nómina", continúa el padre de Johnson. Pero la estrella de Cincuenta sombras de Grey o Suspiria sabía lo que quería y se mantuvo firme en su decisión, y cuando su padre le preguntó cómo se las iba a arreglar sin su dinero, le dijo: "No te preocupes por eso".

"Y tres semanas más tarde había fichado por La Red Social de David Fincher, y el resto, por así decirlo, es historia del cine” sentencia Johnson con una sonrisa de padre orgulloso.

Sin embargo, a Dakota Johnson le llevaría unos años poder despegar su carrera. Tras la cinta de Fincher trabajó en dramas independientes sin demasiada repercusión como For Ellen o El corazón de la bestia, en comedias como Eternamente comprometidos o Infiltrados en clase o en cintas comerciales no muy exitosas como Need for Speed. Pero finalmente el éxito tocó a su puerta cuatro años después de La red social, de la mano de Cincuenta sombras de Grey, la adaptación al cine de la trilogía erótica de E.L. James que precedió a interesantes proyectos como Suspiria de Luca Guadagnino o Malos tiempos en el Royale de Drew Goddard.

Con todos estos proyectos Dakota Johnson puso en práctica la lección aprendida con su familia, labrándose una carrera de forma independiente y valiéndose de la fortuna que ella misma fue amasando poco a poco.

La lección que inculcaron Don Johnson y Melannie Griffith demuestra que a pesar de haber pasado por dos divorcios y sufrir situaciones personales tan delicadas como las adicciones de la actriz, supieron criar a Dakota con una meta en común.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La pareja comenzó su relación en los años 70 cuando Melanie tenía 15 años y Don superaba los 23, y se casaron cinco años más tarde en 1976, aunque se divorciaron a los seis meses. Fue en 1989 cuando la vida volvió a reencontrarlos, teniendo a Dakota y contrayendo matrimonio de nuevo, para llegar al segundo divorcio en 1996. Esta separación debió haber sido un proceso difícil para la joven Dakota que, con 7 años, pasó a vivir bajo custodia compartida y estudiando en casa, mientras su padre mantenía una relación con una actriz de 18 años (cuando él tenía 47) y su madre comenzaba una nueva relación junto a Antonio Banderas mientras la sombra de las adicciones la acechaba.

La adicción de Melanie a las drogas y el alcohol pusieron en pausa su carrera en los años 80s, pasando por varias clínicas de desintoxicación y rehabilitación a lo largo de su vida. Como hizo en el año 2000 cuando decidió tratar su adicción a los calmantes y escribió un blog público donde compartió su experiencia como parte de su recuperación.

"Soy alcohólica y adicta, y toda mi vida he luchado contra eso, y lo he hecho bien. Ahora estoy genial. Me siento libre, no bebo, no tomo pastillas. Es como haber salido de prisión", declaró en 2010 en un reportaje a la revista ¡Hola! Mientras que en 2017 aseguró a la revista Porter que siempre cumplió su funcion como madre durante esas etapas difíciles de su vida.

Melanie tuvo la fortuna de contar con el apoyo de sus maridos en los diferentes momentos que trató su problema y ella misma reconoció en la revista mencionada que su matrimonio con Antonio Banderas en parte terminó porque ella "estaba estancada". "Nadie más tiene la culpa" añade. "Personalmente estaba estancada pero no dejaré que me pase de nuevo. Quiero disfrutar la vida y hacer lo que quiera".

Pero ella mantendría buena relación con ambos. A Antonio le dedica alguna que otra publicación de Instagram de vez en cuando, y recientemente participó en la reunión de estrellas hollywoodenses que apoyaron al cine español en los premios Goya que precisamente presentó Banderas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Con Don Johnson también se llevaría de maravilla. Además de ir acompañada de él a las alfombras rojas de los estrenos de su hija, lo felicitó en sus redes cuando el actor contrajo matrimonio de nuevo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Después de haber enamorado a galanes de la industria como sus exmaridos, o Warren Beatty y Jack Nicholson, la actriz seguiría actualmente soltera. A sus 63 años disfruta de una apacible vida lejos de los excesos y los desamores, como bien deja ver en sus redes sociales luciendo tipazo o compartiendo sus rutinas de ejercicios.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más historias que te pueden interesar: