Melania Trump vuelve a conectar con las 'royals' británicas gracias a su nuevo (y lujoso) abrigo

La historia de conexión de Melania Trump con las royals británicas a través de la moda celebra un nuevo capítulo con el último estreno de la primera dama de Estados Unidos. Durante el recibimiento oficial a la Casa Blanca del presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, y su esposa, Emine Erdogan, ha ampliado su vestidor con un abrigo caro que por su estilo recuerda a uno de los grandes éxitos de Kate Middleton. Sin embargo, las similitudes no terminan aquí, pues también decide llevarlo a modo de vestido como gusta en palacio.

VER GALERÍA

Melania Trump

Además, Melania Trump amplía con este estreno su colección de abrigos caros. Concretamente en esta ocasión, llevó un diseño de la firma Altuzarra en color flor de lino (azul pastel), con doble botonadura frontal, bolsillos laterales con solapa y largo midi. Un modelo de lana que recrea un estilizado patrón que se ciñe estratégicamente en las caderas y que puede adquirirse la presente temporada por 2.211 euros.

VER GALERÍA

Melania Trump

Para acompañar su abrigo de Altuzarra, Melania Trump busca el equilibrio en un calzado neutro y que figura por su estilo como básico de fondo de armario. En color negro, optó por unos pumps de Christian Louboutin inspirados en el mundo del cabaret. Bajo el nombre de modelo Pigalle Follies (695 euros), estos salones de charol de 10 centímetros de tacón toman su nombre de la famosa discoteca Folies Pigalle de París, a pocos metros del famosísimo Moulin Rouge. 

VER GALERÍA

Kate Middleton

El abrigo de Melania Trump conecta con un abrigo-vestido en color azul pastel y con bolsillos de solapa que tiene Kate Middleton. El diseño de esta royal británica que se acompaña de cinturón al tono pertenece a Alexander McQueen y es una de las prendas más versátiles que tiene en su vestidor, pues es capaz de adaptarlo a eventos más o menos solemnes. La última vez que lo llevó fue el pasado 26 de septiembre de 2019 en una ceremonia de caracter náutico. En aquella ocasión, lo reciclaba con tacón cómodo tres años después de que lo recuperara por segunda vez (lo estrenó en abril de 2014 en Nueva Zelanda).