Melania Trump y Kendall Jenner: la conexión de estilo más inesperada

Después de dos semanas de desconexión en el Trump National Golf Club, uno de los exclusivos complejos del presidente en Nueva Jersey, la familia ha vuelto a la residencia presidencial. La llegada a la Casa Blanca después del periodo vacacional ha venido cargada de melancolía, o, al menos, eso es lo que daba a entender el estilismo escogido por Melania. Mientras que su marido recurría al clásico traje de americana, pantalón y corbata, ella se resistía todavía a volver a sus conjuntos sofisticados, alargando todavía unas pocas horas el verano antes de reincorporarse de lleno a la agenda oficial. Por ello escogió un look de viaje muy relajado, pero con mucho estilo ya que está al día con las tendencias, que revalidaba su posición en los puestos más altos dentro de la lista de primeras damas mejor vestidas. Curiosamente, su elección conecta con Kendall Jenner, pero ¿por qué?

VER GALERÍA

Melania Trump

Aunque como top escogió una camiseta blanca de manga corta, una básico imprescindible que con el que siempre se acierta, fue su falda la pieza protagonista de su look. Para la ocasión, Melania un diseño en color verde de Fendi que brillaba por la originalidad y que con la que no pasaba desapercibida. De silueta con forma de 'A' y una personalidad muy tropical -algo que conseguía gracias al color, que transporta inmediatamente a cualquier exótico destino en medio de la jungla-, la prenda llevaba un troquelado que creaba un efecto estapamdo, así como un falso volante.

Y es que el detalle más impactante del modelo era el bajo, decorado con hojas que iban cortadas en la propia falda mediante láser. Una técnica que cada vez más firmas utilizan permitiéndoles crear detallados diseños como el de Melania. Además del bajo, otras hojas de diferentes plantas se repartían por la prenda, algo que daba dinamismo a la creación de la firma italiana y que, seguramente, haya influido en que se encuentre agotada.

VER GALERÍA

Kendall Jenner

La falda pertenece a la colección Primavera/verano 2018 de la firma italiana, otra de las razones por las que encontrarla podría resultar tan difícil, habiendo pasado un año de diferencia, incluso con su precio, que superaba los 1.000 euros. Además, quien fue la encargada de lucirla en pasarela (septiembre de 2017) no fue otra más que Kendall Jenner -como se puede observar sobre estas líneas-, una de las modelos estadounidenses más prometedoras. Además, fue una de las últimas prendas de la época en la que Karl Lagerfeld ostentaba la dirección creativa, lo que se traduce en que se ha vuelto una pieza muy cotizada.

VER GALERÍA

Melania Trump

Partidaria de llevar sus accesorios básicos siempre consigo, gafas de sol y stilettos, también recurrió a ellos en su retorno a Washington D.C., un modelo muy primaveral que acompañaba el espíritu tropical de la mezcla. Melania lució un par de tacones afilados de Christian Louboutin -uno de sus diseñadores de cabecera junto a Manolo Blahnik-, el icónico modelo So Kate, en color blanco con flores multicolores estampadas. Como la falda, el diseño está totalmente agotado, ya que, además, son unos complementos que se ha puesto en otras ocasiones, lo que garantiza que el 'efecto Melania' acabe con sus existencias.