Los mejores tratamientos para eliminar bolsas y ojeras

·5 min de lectura
Photo credit: Matteo Valle
Photo credit: Matteo Valle

Las ojeras, ya sean más o menos marcadas, son un problema constante que hacen que el rostro se vea fatigado, triste y que nos suma años de manera automática. Lo primero que debemos hacer para comenzar el camino hacia deshacernos de ellas es saber cuál es la causa, ya que estas pueden ser el reflejo de distintas problemáticas. Hay ojeras que simplemente son genéticas o están causadas por alguna enfermedad, aunque ante esta situación, poco podemos hacer. Pero al contrario, el resto de causas solo requieren ser identificadas para combatirlas de forma correcta y devolver al rostro un aspecto más saludable.

Photo credit: Matteo Valle
Photo credit: Matteo Valle

Ojeras por agotamiento

La cara es el espejo del alma. De la misma forma que tras una placentera noche de sueño nos despertamos con un rostro radiante, cuando el sueño ha sido escaso el cansancio hace mella y se refleja en la cara dando pie a la aparición de ojeras y bolsas. A esto hay que sumarle otros factores como el acelerado ritmo de vida que llevamos en la actualidad, con jornadas interminables en las que restamos horas al descanso para seguir cumpliendo con la lista de tareas. Y no deberíamos, pues dormir las horas adecuadas permite a la piel recuperarse y realizar los procesos de renovación celular durante la noche y evitar que sufra las consecuencias de la falta de sueño.

Photo credit: Matteo Valle
Photo credit: Matteo Valle

El farmacéutico Patricio Román, propietario de la farmacia Skinpharmacy lo explica así: “Un buen descanso es sinónimo de cara feliz, de buen humor y ausencia de ojeras y bolsas. La falta de sueño provoca una dilatación de los vasos sanguíneos que se traduce en el aspecto oscuro de la zona de debajo de los ojos”. Si además estamos pasando por periodos de estrés, todo esto se intensificará. Del mismo modo, también influye la genética de cada persona y hay a quien estos factores le influyen más que a otros.

El primer consejo para estos casos es que intentes por todos los medios ampliar tus horas de sueño, ya que no solo se reflejará en tus ojeras, sino que lo notarás en todos los aspectos de tu día a día. Para reducir los efectos del cansancio en el rostro el farmacéutico recomienda usar mascarillas o parches de gel que ayudan a descongestionar la zona y a calmar el área de los ojos. Al mismo tiempo muchos de estos productos están formulados con ingredientes que combaten los signos de la edad como las líneas de expresión, las pequeñas arrugas y las bolsas, como el ácido hialurónico, que hidrata la piel y cuenta además con múltiples beneficios.

Cuidado insuficiente del contorno de ojos

Uno de los elementos básicos en el cuidado de la piel es el contorno de ojos. La piel del área que rodea los ojos es muy fina y delicada, por lo que es conveniente tratarla con un producto específico que atienda sus necesidades y que la proteja eficientemente. La falta de aplicación del mismo puede derivar en una piel deshidratada con marcados surcos -ojera hundida y además, tal y como apunta el experto, esto puede derivar en la aparición de líneas de expresión. Para evitar este problema Román detalla: Comenzar con los cuidados adecuados a una edad temprana puede marcar la diferencia en el tiempo. Este es un aspecto muy importante que no es tenido en cuenta, así como incluir en la rutina facial protección solar SFP+30 con productos específicos para el contorno de ojos".

El experto apunta concretamente al uso de Skinesis Eye Insurance, de Sarah Champan, un producto para usar a diario que ayuda a disimular las ojeras, ilumina los ojos cansados y la piel con una sensación de firmeza, más tensa y visiblemente más suave. Y añade un truco muy práctico: "Se puede mezclar con el corrector habitual para mejorar la cobertura".

Retención de líquidos

Aunque estamos habituadas a oír esta frase asociada al cuidado corporal, la acumulación de líquidos se refleja en todo el cuerpo, cara y contorno de los ojos incluidos. Una persona que tiende a sufrir este problema presentará unas ojeras inflamadas, lo que se conoce como bolsas, un síntoma que según afirman los expertos se debe tratar desde el interior. María Escobar, experta en nutrición y cosmética, y copropietaria del establecimiento, detalla este aspecto: "La nutricosmética está al servicio de la belleza y puede ser un potente aliado a la hora de reparar y corregir desde el interior. Un depurativo de acción drenante favorece la eliminación de líquidos y toxinas".

Concretamente, la experta recomienda Drenox de Luxmetique, un compuesto a base de alcachofas, diente de león y ortosifón. Por otro lado, tal y como apunta María, es importante acudir al consejo de un especialista antes de comenzar con nutricosméticos.

Otros hábitos que influyen en las ojeras

Además de tratar los problemas concretos hay que ser conscientes de que hay otra serie de rutinas que también influirán de forma directa en la mejora del aspecto de las ojeras. En primer lugar la alimentación: "Una dieta baja en sodio es fundamental. La sal hace que el organismo retenga líquidos y las bolsas pueden ser un reflejo de esta situación. Por ejemplo, el alcohol, el tabaco y las dietas ricas en azúcares también inciden negativamente en la aparición de bolsas y ojeras. Es por ello que acompañar todo esto de una buena hidratación interna es un plus que se reflejará en la piel.

Photo credit: Alessandro Zeno
Photo credit: Alessandro Zeno

Por otro lado no hay que olvidar una buena rutina de limpieza facial para eliminar los restos de maquillaje y la contaminación. Esto permite que la piel que recubre los ojos se oxigene correctamente y cumpla con sus funciones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente