Las 20 mejores series para hacer un maratón

Valeria Martínez
·18 min de lectura

Debido a la cuarentena, tenemos tiempo libre suficiente para darnos un buen atracón de series. Y como ya te recomendamos las mejores series originales de Netflix, de lo mejorcito que puedes encontrar entre las series originales de Disney+ en su recién estrenada plataforma y las series sublimes de la última década que pasaron desapercibidas ante muchos seriéfilos, ahora tocan esas series dignas de maratón.

Por eso, si lo que buscas es el maratón perfecto que no te deje levantar del sofá y no quieres perder tiempo buscando un título que te llame la atención, o empezando una serie que no termine convenciéndote, te traemos nuestras recomendaciones de 20 series perfectas para un maratón exprés. Algunas podrás verlas en un solo día y otras en lo que dura el puente. Tienes de todos los géneros, para todos los gustos y en todas las plataformas streaming habituales. No hemos incluido algunas de las propuestas más evidentes dado que ya están en el radar de la mayoría de seriéfilos (o las plataformas nos las recuerdan a diario) al ser estrenos recientes, pero puedes leer nuestra recomendación de forma independiente pinchando en cada título: hablamos de Tiger King, Unorthodox, Esta mierda me supera y Cheer.

Empezamos. ¡Toma nota!

(Cortesía de Netflix)
(Cortesía de Netflix)

El visitante
Dónde verla: HBO
Duración: 10 horas.
La stephenkingmania volvió a sorprendernos hace muy poco con esta serie de una sola temporada. Protagonizada por dos rostros de moda como Ben Mendelsohn y Cynthia Erivo, El visitante juega entre el drama más intimo con lo paranormal creando un thriller que roza lo psicológico. Muy típico de las historias del autor de Maine. La serie, de 10 episodios, pasa del thriller policial a lo fantástico de un capítulo a otro, enganchándonos desde el primer episodio, aunque en el fondo estamos ante una historia sobre el bien y el mal, la creencia casi religiosa del infierno y el paraíso mientras dos tipos de monstruos acechan: uno real salido del infierno y otro más terrenal, el luto por la muerte de un hijo. Convincente, es una serie que se ve rápido. De esas que devoras en un santiamén por el efecto imán que provoca.

Homecoming
Dónde verla: Amazon Prime
Duración: 5 horas.
Qué mejor momento que visitar esta serie justo cuando Amazon acaba de lanzar el tráiler de la segunda temporada. Protagonizada por Julia Roberts y creada por Sam Esmail (Mr. Robot), la primera temporada de Homecoming es ideal para una sesión de binge-watching, siempre que no te importe un poco más de paranoia en tu confinamiento… Este thriller psicológico sobre unas instalaciones secretas para ayudar a soldados que vuelven de la guerra a reinsertarse en la sociedad repite muchas claves visuales y temáticas de Mr. Robot, así que es recomendable para los fans de la serie protagonizada por Rami Malek, aunque en el fondo son muy distintas. Enigmática, desconcertante y con el punto justo de humor, Homecoming siembra la duda constante en el espectador y se convierte en un visitando absolutamente adictivo. Lo habitual es que este tipo de thrillers tengan episodios de una hora, pero los de Homecoming duran solo 30 minutos, lo que la hace idónea para ver del tirón, como si fuera una película.

Creedme
Dónde verla: Netflix
Duración: 6 horas y 25 minutos

Si Mindhunter abrió el camino al true crime dramatizado en Netflix, en 2019 fue el turno de Creedme, una miniserie de 8 episodios basada en un artículo de ProPublica ganador del premio Pulitzer sobre un caso de violaciones que asoló Washington y Colorado entre 2008 y 2012. La serie divide su trama entre la primera víctima, Marie Adler (Kaitlyn Dever) y las detectives (Toni Collete y Merritt Wever) que más tarde toman el caso. La primera es una joven con un pasado traumático, que sufre una violación mientras duerme en su apartamento. Debido a un pasado conflictivo, de casas de acogida y problemas, la policía masculina que investiga el caso no le cree, poniendo en duda su palabra y experiencia, manipulándola en su estado de confusión hasta que acepta haber mentido. Y, por otro lado, están las dos mujeres detectives de estados diferentes que consiguen descubrir un patrón que une los casos de violación que cada una está investigando, trabajando juntas para encontrar al agresor. Creedme es una serie que se ve rápido, de actuaciones brillantes que transmiten emociones de manera humana, y una trama que en su conjunto contagia diferentes nivelas de intriga, drama, injusticia y mucha frustración, para lograr un clímax redondo.

The boys
Dónde verla: Amazon Prime
Duración: 8 horas
Alocada, gamberra y diferente. Así es The boys, la apuesta para los amantes de las historias de superhéroes de Prime Video que arrasó en 2019. Con una primera temporada (la segunda está en camino) de ocho capítulos, y con una mezcla entre Watchmen y Kick-Ass, esta serie basada en el cómic de Garth Ennis y Darick Robertson, sirve como una mirada irreverente sobre una cuestión que muy pocos se han preguntado: y es qué pasaría si los superhéroes fueran corruptos. Si ese poder que tienen en sus cuerpos los hicieran tan invencibles que podrían influir en la política y el destino del mundo. Con esta premisa la trama se divide entre los superpoderosos que forman "Los Siete", y los tipos normales que buscan desenmascarar la verdad. Pero todo con dosis de violencia extrema, humor negro y acción del género.

Servant
Dónde verla: Apple TV+
Duración: 5 horas y 10 minutos
Es justo decir que a pesar de tener un par de buenas propuestas, Apple TV+ todavía no ha encontrado del todo a su público. Sin embargo, entre las series originales que tiene en su catálogo (además de nuestras recomendaciones que les trajimos de Dickinson y Little America) destaca esta serie para los amantes del terror. Con 10 episodios, Servant es un thriller psicológico que cuenta con M. Night Shyamalan como productor ejecutivo y director del primer y penúltimo episodio, y relata la historia de una pareja extremadamente adinerada, Dorothy (Lauren Ambrose) y Sean (Toby Kebbell), una reportera de noticias con fortuna familiar y un chef de ricos y famosos, que viven en una casona gótica con su bebé llamado Jericho. Pero el niño no es lo que parece, sino que es un muñeco de plástico que reemplaza al bebé real que perdieron meses atrás. Para lidiar con el trauma contratan a una niñera que cuide del muñeco, como si la vida siguiera normal, pero todo cambia cuando, de repente, el muñeco pasa a ser un bebé de verdad. Este homenaje a La semilla del diablo es una serie siniestra plagada de intriga que hasta fue recomendada por el propio Stephen King.

Modern Love
Dónde verla: Amazon Prime
Duración: 4 horas y 10 minutos
Si lo que buscas es algo de romanticismo, quizá te interese Modern Love, serie antológica de Amazon Prime Video basada en la columna del mismo nombre del New York Times que en cada episodio cuenta una historia de amor diferente en la Gran Manzana. Con el director de Once y Sing Street, John Carney, al mando e intérpretes como Anne Hathaway, Dev Patel, Tina Fey, Andy García, Sofia Boutella y Andrew Scott en su estelar reparto, Modern Love se desarrolla como una recopilación de relatos de desigual resultado pero grandes dosis de encanto y emoción que nos habla del amor en sus muchas formas: romántico, amistoso, familiar, sexual o platónico. Ocho episodios que cuentan en media hora más que muchas películas en todo su metraje.

Feel Good
Dónde verla: Netflix
Duración: 2 horas y 40 minutos.
Feel Good es una de esas joyitas imprescindibles para todo aquel seriéfilo amante de las historias íntimas y breves, que nos llegan a lo más profundo incluso cuando el humor es la vía de conducto principal para su historia. Esta miniserie escrita y protagonizada por la comediante canadiense Mae Martin, nos presenta a una comediante y adicta en recuperación que intenta controlar sus comportamientos adictivos, las emociones que nacen por su culpa y el intenso romanticismo que impregna cada parte de su vida, incluida su nueva relación con George, una chica heterosexual. La inseguridad, la falta de autoestima y la identificación de género, salpicado por la culpa y el rechazo, son los elementos por donde transcurre esta historia tan oscura como personal. Como está compuesta de 6 episodios de menos de 30 minutos cada uno, la temporada completa se puede ver en unas 3 horas, aunque les recomiendo tomarse un descanso entre cada uno para absorber mejor los detalles que aporta cada uno. Una de esas series para no perderse con interpretaciones dignas de toda nuestra atención. La presencia de Lisa Kudrow como una madre egoísta, pero madre al fin, es maravillosa.

Fleabag
Dónde verla: Amazon
Duración: 5 horas exactas

Sabemos que es un fenómeno del que hemos hablado largo y tendido, pero seguramente queda algún espectador que todavía no le dio una oportunidad y en honor a ellos, no podíamos dejarla fuera de este listado. Con dos temporadas le ha bastado a Phoebe Waller-Bridge para firmar una de las mayores obras maestras televisivas de la década. Fleabag nos sorprendió en 2016 por la honestidad en el retrato de su protagonista, una inteligente joven londinense que utiliza el humor y el sexo para enmascarar su dolor, soledad y confusión. Una mujer que busca la conexión humana en las personas y momentos equivocados y que nos transmite sus rarezas con ingenio y picardía, convirtiéndose en la mejor amiga que podríamos tener en la pequeña pantalla. La primera nos hizo reír a carcajadas y nos golpeó fuertemente en el estómago con dosis inesperadas de drama, pero fue la segunda la que elevó la serie a la categoría de fenómeno. Doce episodios en total que se ven en 5 horas y ni un segundo tiene desperdicio.

Heridas abiertas
Dónde verla: HBO
Duración: poco más de 7 horas.

La adaptación del debut literario de Gillian Flynn (la autora de Perdida) se convirtió en uno de los grandes éxitos de HBO en 2018, siendo una de nuestras recomendaciones favoritas si todavía no habías contemplado seguir esta historia de ocho episodios con giros inesperados incluidos. Heridas abiertas es un thriller que nos presenta a la periodista Camille Preaker (con una Amy Adams sublime) que regresa a su ciudad natal para investigar la muerte de dos adolescentes. La protagonista, que lleva muchos años lidiando con problemas psicológicos, deberá gestionar la personalidad autoritaria de su madre, así como plantar cara a su padrastro y hermanastra que no le hacen fácil el trance para acabar por completo con los traumas del pasado. Una serie imprescindible para los amantes del género y para quienes no se pierden ni uno de los trabajos de Amy Adams.

Love
Dónde verla: Netflix
Duración: puedes ver una temporada en 5 horas. Los 34 episodios te llevarán unas 18 en total.

Love es una serie de esas que se devoran sin prisa pero sin pausa. Creada por Judd Appatow (Virgen a los 40, Lío embarazoso), sus tres temporadas cuentan la historia de amor no idílica entre dos polos opuestos: ella, una chica sin ataduras y cínica pero atractiva; él, un sabelotodo, incómodo en su propia piel y sin suerte en al amor. A medida que avanza la serie, somos testigos del nacimiento de una relación entre dos personajes con problemas de intimidad, compromiso y adicción. Y es que la historia de Mickey y Gus (Gillian Jacobs y Paul Rust) representa a muchas parejas, está llena de situaciones incómodas, malentendidos y discusiones, pero también de momentos de conexión y entendimiento que hacen que todo merezca la pena. Por tanto, Love no es un cuento de hadas, más bien se convierte en una reflexión sobre las relaciones sentimentales y de amistad de hoy en día.

The end of the f***ing world
Dónde verla: Netflix
Duración: en menos de 6 la tienes devorada.

Comedia negra británica basada en la popular novela gráfica de Charles Forsman, The End of the F***ing World arrasó con su primera temporada en 2018, y aunque la segunda no llegó a estar a la misma altura, las dos son indispensables para aquellos que buscan una trama diferente, original y llena de sorpresas. La serie, que se ve rápido ya que sus capítulos apenas superan los 20 minutos cada uno, nos presenta a James y Alyssa, dos adolescentes con crisis existenciales. El primero se cree psicópata y la segunda busca huir de su situación familiar. Juntos forman un tándem infalible, digno del mejor humor negro, regalándonos una serie trasgresora en cuanto a las ficciones juveniles. Ideal para devorar en un único día.

Sex Education
Dónde verla: Netflix
Duración: alrededor de 10 horas.

Si todavía no caíste en la tentación, debes tener en cuenta que su título esconde mucho más de lo que sugiere. Aquí no estamos ante una serie de aprendizaje sexual, sino que son sus protagonistas los que lidian con el despertar sexual de maneras muy diferentes. En Sex Education todo parte desde la figura de Otis (Asa Buterfield), un chico virgen que decide poner en práctica todo lo aprendido gracias a su madre (Gillian Anderson), una terapeuta sexual. La historia arranca cuando Maeve, una amiga del joven, decide montar una consulta clandestina de sexualidad donde pueden acudir todos los adolescentes del centro educativo a hablar de sus problemas. Pero la trama se expande, desarrollando cada personaje con mimo y cuidado, haciéndonos participes de sus historias a lo largo de dos temporadas magníficas sin perder nunca su dosis de originalidad.

Bodyguard
Dónde verla: Netflix
Duración: 6 horitas en total.

Fue una de las sensaciones de 2018 así que es muy probable que la hayas visto o la tengas en tu radar seriéfilo. De todos modos, por las dudas, también la incluimos. Su éxito fue tal, que durante su emisión original en Reino Unido (antes de aterrizar en Netflix), Bodyguard fue capaz de reunir a más de 17 millones de espectadores frente al televisor en el último capítulo de su primera temporada compuesta por seis episodios. Esta serie que juega entre el drama policial y el thriller de espionaje, se centra en el veterano de guerra David Budd (Richard Madden), que es nombrado protector de la ministra Julia Montague (Keeley Hawes) tras convertirse objetivo principal de un ataque terrorista. Esta ficción mezcla corrupción política, terrorismo, crisis de gobierno, intereses políticos, drama y mucha pasión sexual.

Big Little Lies
Dónde verla: HBO
Duración: casi 12 horas

Es una de las apuestas más populares de HBO, sin embargo seguramente habrá algún espectador que todavía no haya caído en las atrapantes redes de las mujeres de Monterey. Con un reparto de lujo encabezado por Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Laura Dern, Shailene Woodley, Alexander Skarsgård, Zoë Kravitz y Meryl Streep, Big Little Lies está basada en la novela de Liane Moriarty y cuenta con dos temporadas imprescindibles. Ambas partes -de 7 episodios cada una- giran en torno a un misterio, la muerte del marido abusivo de una de ellas. Esas mujeres, todas distintas entre sí, dejan a un lado sus diferencias para lucir su maestría en guardar las apariencias pero escondiendo secretos que las invanden por dentro. Una serie que juega en la liga del thriller dramático y con el sello de dos directores aclamados como Jean-Marc Vallée (primera temporada) y Andrea Arnold (segunda temporada). Si bien la segunda temporada no fue tan maravillosa como la primera, ambas redondean a la perfección la historia gracias a unas interpretaciones magistrales.

Alias Grace
Dónde verla: Netflix
Duración: poco más de 4 horas y media.

Si echamos la vista atrás, exactamente a 2017, encontramos una de las miniseries más interesantes de Netflix basada en una de las novelas de Margaret Atwood, la autora de El cuento de la criada. Se trata de Alias Grace y está compuesta de tan solo seis episodios. Esta primera y única adaptación de la historia gira en torno a la vida de Grace Marks (Sarah Gadon), una célebre asesina de los años 1800s por la que pesan sombras sobra su verdadera culpabilidad. La mujer lleva 15 años en prisión y dice no recordar nada de los asesinatos, ni siquiera si ella fue realmente culpable. Gracias a la legión de seguidores que creen en ella, un psiquiatra joven (Edward Holcroft) tiene la tarea de intentar llegar a la verdad a lo largo de diferentes sesiones. Sin embargo, la forma en que Grace habla, recuerda, se confiesa y comporta, llevan a la duda constante. ¿Está siendo el médico manipulado o nosotros los espectadores? Sarah Gadon se come la pantalla con este personaje, siendo el eje central de una serie que atrapa y no te deja ir hasta el final.

The night of
Dónde verla: HBO
Duración: poco menos de 9 horas

En esta lista también tiene cabida un drama judicial de la talla de The night of que se puede disfrutar en HBO y cuya única temporada, estrenada en 2016, está compuesta por ocho episodios. Estamos ante una de las grandes joyitas de HBO, de esas que probablemente muchos espectadores se hayan perdido cuando la plataforma aun no estaba disponible en España. Se trata de una miniserie criminal con Riz Ahmed y John Turturro, dramática, cruda e intensa, cuidada hasta en el más mínimo detalle que nos mantiene en vilo a cada minuto que pasa. Con guion de dos maestros de las historias bien contadas como Richard Price (The Wire) y Steven Zaillian (La lista de Schindler y El irlandés), The night of explora la discriminación y su efecto consecuente en un joven paquistaní acusado injustamente de asesinar a una joven en Nueva York y los intentos del abogado que lo representa. A lo largo de 8 capítulos, The night of nos hace sentir la injusticia vivida por el personaje mientras analiza el efecto contraproducente que esta situación tiene sobre aquel que la experimenta. Una de las series más electrizantes de la plataforma.

The Sinner
Dónde verla: Netflix
Duración: primera temporada: poco más de 5 horas y media.

Otra serie que aumenta la dopamina. The sinner se convirtió en una de las series revelación de Netflix en 2017, compuesta por dieciséis episodios repartidos en dos intensas temporadas independientes, ya que la segunda mantiene la intriga de la tanda inicial, pero arriesga con una trama diferente y caras nuevas. La única conexión entre ambas es la figura del detective que investiga cada caso (Bill Pullman). En la primera temporada, la ficción está protagonizada por Jessica Biel que se mete en la piel de la asesina Cora Tanetti, una mujer que asesina a un hombre a plena luz del día, sin tener un motivo aparente, convirtiendo el asesinato en misterioso. El mayor atractivo es que la historia intenta indagar en la mente de asesinos para descubrir los motivos que llevan a una persona a descargar tal intensidad de violencia. Si bien tiene dos temporadas, aquí te aconsejamos que te centres en la primera y si algún día te encuentras corto de series, eches un vistazo a la segunda.

Special
Dónde verla: Netflix
Duración: menos de 2 horas (115 minutos)

El éxito de boca a boca que tuvo el año pasado hizo que Special se convirtiera en una de las series idóneas para hacer un maratón porque resulta adictiva de principio a fin. Te aseguramos que podrás pasar horas disfrutandoi sin darte cuenta de su única temporada compuesta por ocho episodios de 15 minutos de duración. Special está protagonizada, producida y escrita por su propio protagonista, Ryan O’Connell, un joven de 28 años que sufre parálisis cerebral, asume su homosexualidad y vive junto a una madre sobreprotectora que se ha convertido en su única amiga. Pero el protagonista decide reescribir su identidad y buscar la vida que quiere. La serie cautiva por su mirada novedosa y positiva sobre la resiliencia necesaria para enfrentarse a una sociedad que sigue sin ser capaz de integrar a las personas con discapacidad.

Chambers
Dónde verla: Netflix
Duración: 7 horas y unos minutos.

Otra serie de Netflix que te mantendrá con los ojos pegados a la pantalla con una única temporada de 10 episodios. Entre terror y thriller psicológico, Chambers es tan enigmática como terrorífica contando la historia de Sasha Yazzie, una joven que tras sufrir un ataque al corazón, comienza a sentir la presencia interna de la adolescente que le salvó la vida como donante de órganos. A pesar de que la historia a priori no resulta novedosa, sí que resulta original el tono, la ambientación y sobre todo los personajes, empezando por la presencia siniestra de Uma Thurman.

Bonding
Dónde verla: Netflix
Duración: 108 minutos en total.

Ahora que si lo que buscas es reírte a carcajadas, Bonding podría ser tu mejor opción. Esta serie original de Netflix está compuesta por siete episodios de apenas un cuarto de hora cada uno, lo que viene a significar que en menos de dos horas ya te habrías enganchado por completo a esta comedia. Bonding está centrada en dos amigos que comparten un trabajo poco común: Tiff, una universitaria que se gana la vida como dominatrix, y su amigo retraído del instituto que ejerce de asistente mientras va descubriendo su propia libertad sexual. Esta serie, que mezcla con acierto el drama y la comedia, aborda la autoestima, los límites sociales así como los tabús relacionados con las prácticas sexuales.

Si necesitas más propuestas, puedes darle una oportunidad también a La maldición de Hill House en Netflix, que ya prepara segunda temporada; la arrolladora apuesta juvenil Euphoria (HBO); además de la comedia Paquita Salas (Netflix), el thriller sobrenatural Dark (Netflix), la premiada miniserie Chernobyl (HBO), la alocada historia de cazadores nazis de Hunters (Amazon Prime) o la nueva joyita de HBO, La conjura contra América, que va por el cuarto espisodio emitido.

¡Feliz maratón!

Más historias que te pueden interesar: