Meghan Markle cuenta que fue tratada como una mujer negra cuando empezó con Harry

·2 min de lectura
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images


Meghan Markle no solo ha dado un giro a su vida mudándose a California, sino que sus nuevos proyectos profesionales empiezan a cristalizar y tomar forma, entre ellos el podcast que ha estrenado en Spotify y en el que entrevista a mujeres conocidas para hablar de los estereotipos sociales que ellas han vivido en primera persona.

Si su primera invitada fue Serena Williams y charló con ella sobre los conceptos erróneos de la ambición cuando se trata de una mujer, en esta ocasión ha invitado a la cantante Mariah Carey para hablar sobre el hecho de ser birracial (algo que ambas comparten) y qué significado se da hoy en día a la palabra diva. Pero no fue Mariah Carey la encargada de dar el titular más jugoso sino Meghan Markle.

La duquesa de Sussex confesó: "Si hay algún momento en mi vida en el que me he centrado más en mi raza, fue solo cuando comencé a salir con mi esposo. Entonces comencé a entender cómo era ser tratada como una mujer negra. Porque hasta entonces, me habían tratado como una mujer mixta. Y las cosas realmente cambiaron".

Al hilo de estas declaraciones, Carey dijo que sentirse obligado a elegir entre identificarse como blanco o negro era un tema interesante para reflexionar: "Como mujer mixta, siempre pensé que debería estar bien decir que soy mixta. Pero la gente quiere que tú elijas", unas palabras con las que Meghan dijo estar de acuerdo.

Mariah Carey por su parte contó como el hecho de ser birracial la llevó a no encajar en ningún lado durante su juventud, contando cómo se mudó más de una doce de veces y tuvo que luchar para adaptarse. "No encajaba. No encajaba. Sabes, podía estar en el área negra de la ciudad o donde mi madre eligió vivir, los barrios blancos. Y yo no encajaba en ningún lado", comenzó.

La duquesa de Sussex también bromeó con que la gente se sorprendería al ver la fangirl que lleva dentro, pues dijo que hablar con Mariah Carey era volver a su yo de 17 años y que la cantante neoyorquina había jugado un papel importante en su vida convirtiéndose en un referente en el que fijarse e inspirarse.