Meghan Markle: look perfecto para las invitadas más sencillas

·2 min de lectura
Photo credit: Karwai Tang - Getty Images
Photo credit: Karwai Tang - Getty Images

El estilo de Meghan Markle es uno de los más alabados por múltiples razones. Destacan sobre todo sus propuestas de inspiración 'working', en donde podemos encontrar desde impecables conjuntos de traje de chaqueta, hasta looks con faldas midi que imposible más espectaculares. Sin embargo, la duquesa de Sussex es mucho más que eso. Conjuntos perfectos con vaqueros para el 'street style', estilismos de lo más elegantes para las ocasiones más especiales y -como no- modelitos de invitada que podríamos calificar de sobresaliente.

Un grupo al que, a día de hoy, podemos añadir uno de sus mejores looks. Sencillo, infalible, sofisticado y radiante. Resulta prácticamente imposible contar con una cualidad más, pero la tiene. Es una de las mejores opciones para lucir impecable sin extravagancias en eventos en los que la ocasión lo merece, como por ejemplo en comuniones o bautizos. Es de color blanco, perfecto tanto para la primavera como para verano, y cuenta con un diseño tan básico que resulta ideal incluso para llevar en el día a día combinado de la manera adecuada. En definitiva, un básico de los que no pueden faltar en tu armario.

Meghan asistía a la recepción de los 'Invictus Game' el pasado 17 de abril con un conjunto en blanco que nos cautivó desde los primeros instantes. Este estaba formulado únicamente por un elegantísimo vestido corto en color blanco de Valentino en el que la sencillez era la máxima culpable de su éxito.

El modelito en cuestión contaba con unas mangas largas con bordados florales en la zona del cuello y escote que marcaban la diferencia de un clásico vestido monocolor. Sin duda, una pieza muy característica de su estilo que, a pesar de ser una nueva incorporación en su vestidor, no nos sorprende que sea una de sus nuevas prendas favoritas.

La 'royal' lo combinó de manera muy acertada al optar por la sencillez que define al look. Para ello, Markle optó por unos salones en marrón oscuro a juego con el bolso de mano con tejido de ante de Khaite y sus favorecedoras gafas de sol de pasta de Valentino.

Además, como de costumbre, no dudó en lucir su larga y preciosa melena con unas suaves ondas ligeras con raya al lado y un maquillaje de lo más natural en el que destacaba, sobre todo, sus icónicos labios en color rojo fuerte que aportaban esa luz y brillantez al conjunto. ¿No está espectacular?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente