Meghan Markle inspira el segundo vestido de novia de Ellie Goulding

Dos años después de que Eugenia de York presentara a Ellie Goulding y Caspar Jopling, la pareja se dio el sí, quiero el pasado sábado en la Catedral de York. Hasta allí viajaron celebridades como Katy Perry (en compañía de Orlando Bloom) o Sienna Miller, entre otros muchos rostros conocidos. Pero ni siquiera los estilismos de las invitadas mejor vestidas lograron eclipsar a la novia, que eligió un vestido romántico diseñado por Natacha Ramsay-Lévi, directora creativa de Chloé. Una elección que distaba del estilo de la británica, habitual de los diseños de tendencia en clave punk, las propuestas metalizadas y las prendas de siluetas amplias. El segundo vestido, desvelado por uno de los invitados al enlace después de que lo publicara en sus redes sociales, ha sido más sobrio y sencillo pero incorpora un detalle que demuestra que la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry sigue influyendo a las novias

Ellie Goulding

El cantante @serpentwithfeet, quien actuó durante la fiesta, ha publicado una instantánea donde da las gracias a Ellie Goulding por confiar en él. En la imagen, tomada en el Castillo de Howard, se puede ver el segundo vestido que la artista eligió para la celebración posterior al enlace. Se trata de una creación con escote Bardot, la misma abertura que presentaba el vestido de Givenchy que la Duquesa de Sussex llevó en su boda. Un detalle que deja al descubierto parte de los hombros y ayuda a estilizar la zona del cuello de manera sutil y que se ha colado en muchas colecciones de firmas nupciales desde que Meghan Markle lo luciera el pasado año. Rompiendo con la sobriedad del modelo, una pronunciada abertura lateral con bordados de efecto brillante recorre el diseño. De momento, no hay más fotografías de esta segundo opción pero teniendo en cuenta la imagen parece que tiene una inspiración más festiva y relajada, perfecta para disfrutar de la celebración.  

Meghan Markle

Además del vestido, Ellie Goulding también cambió los pendientes y sustituyó el discreto diseño de perlas que llevó en la ceremonia por una vistosa creación que caía varios centímetros. El peinado, sin embargo, lo mantuvo durante todo el día ya que tanto en la Catedral de York como en el Castillo de Howard la novia presentó su melena semirecogida en un moño bajo, con raya en medio y con varios mechones enmarcando su rostro a ambos lados.

El mes de septiembre es uno de los preferidos para celebrar bodas, también en el universo celebrity. En las próximas semanas, en concreto el 13 de septiembre, está previsto que festeje su boda religiosa otro peso pesado de la industria musical: Justin Bieber, que se dará el sí, quiero con Hailey Baldwin casi un año después de su enlace civil, una información publicada por varios medios estadounidenses pero que no ha sido todavía confirmada por la pareja. Habrá que esperar para ver el vestido de la novia y comprobar si el efecto Meghan también influye a las generaciones más jóvenes.  

Ellie Goulding y Caspar Jopling