Meghan Markle no se enfadó con el periodista que la entrevistó para Vanity Fair en 2017

·2 min de lectura
Meghan Markle en la portada de Vanity Fair en 2017 credit:Bang Showbiz
Meghan Markle en la portada de Vanity Fair en 2017 credit:Bang Showbiz

El periodista que entrevistó a Meghan Markle para su primera portada después de que se confirmara su relación sentimental con Harry ha salido en su defensa para asegurar que ella no le guarda rencor por lo que escribió en aquel momento. En septiembre de 2017 la ahora duquesa de Sussex mantuvo una charla con Sam Kashner para Vanity Fair en la que solo mencionó al nieto de Isabel II en una frase, para reconocer con naturalidad que eran pareja y que estaban enamorados.

Sin embargo, la publicación optó por titular el artículo '¡Loca por Harry!' y utilizó como ángulo la repentina atención mediática que ella estaba recibiendo como su novia. El nuevo libro escrito por el periodista británico Tom Bower asegura que Meghan pasó de estar encantada ante la perspectiva de aparecer en Vanity Fair a ponerse furiosa cuando se ignoró su trabajo como activista y filántropa y no se ahondó demasiado en los cien episodios que acababa de alcanzar con su serie 'Suits', que era la 'excusa' para realizar la entrevista en cuestión.

En una de sus revelaciones más explosivas que realiza entre las páginas de su nuevo trabajo, Bower sostiene que Vanity Fair no pudo contrastar la supuesta labor humanitaria de Meghan y por eso decidió obviarla. Además asegura que Serena Williams se refirió a Meghan como una conocida, y no una amiga íntima, que era lo que la actriz había dado a entender supuestamente cuando facilitó a la revista una lista de nombres que podrían dar más información sobre ella.

El periodista que se reunió con la duquesa para escribir su perfil asegura que él lamentó profundamente que no se incluyeran las anécdotas sobre la faceta filantrópica de Meghan en el borrador final. En la carta que ha enviado al periódico The Times, que se ha hecho eco de las pesquisas de Tom Bower, Sam Kashner también insiste en que la duquesa no hizo ningún comentario acerca de su trastorno del habla, como se afirma en el libro de su compañero, ni le retiró la palabra cuando leyó por fin el artículo.

"Me temo que Tom Bower no ha sabido trasmitir la admiración y el respeto que siento por Meghan Markle en el extracto de su libro que ha aparecido este sábado en The Times. Me pareció que era una persona muy cariñosa y amable y admiro su inteligencia y su coraje", ha añadido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente