Meghan Markle desaparece de la última portada de Variety tras el fallecimiento de Isabel II

·2 min de lectura
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz

La duquesa de Sussex no aparecerá en la colección de portadas relativas al último número de la revista Variety, un especial que rinde homenaje a las féminas más poderosas de la cultura popular estadounidense. El próximo 28 de septiembre saldrán a la venta los ejemplares que presentan, en primera plana, a mujeres de la talla de Oprah Winfrey, Hillary Clinton y Ava DuVernay, pero la cabecera con la imagen de Meghan Markle aterrizará en los kioscos varios días más tarde.

Por supuesto, la decisión de retrasar la publicación de las fotos de la antigua actriz se debe al período de luto en el que se encuentra la familia real británica, así como todo el Reino Unido, tras la muerte de Isabel II el pasado jueves. Asimismo, Meghan ha cancelado su participación en un evento de la revista, que se celebrará a finales de este mes en Los Ángeles, concebido precisamente para agasajar a las homenajeadas. La ahora aristócrata y su marido, el príncipe Harry, se encuentran en Inglaterra y asistirán el próximo lunes al funeral en memoria de la añorada jefa del estado.

El hijo menor de la fallecida Diana de Gales reapareció ayer miércoles junto a su hermano Guillermo en el cortejo fúnebre que trasladó los restos mortales de la soberana del palacio de Buckingham al histórico Westminster Hall, donde decenas de miles de personas han entrado ya para despedirse personalmente de la monarca. Meghan se unió a su marido en el vestíbulo y no se separó de su lado durante el servicio religioso oficiado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby. Los dos enamorados se dejaron ver agarrados de la mano en más de una ocasión, presentando un frente unido en el marco de tan solemne ocasión.

Por otro lado, esta semana también ha trascendido que Harry y Meghan estarían "furiosos" ante la negativa de Carlos III a conceder a sus hijos, Archie y Lilibet, la consideración de Sus Altezas Reales. Aunque los pequeños podrán presentarse ante el mundo como príncipes, debido a un edicto del rey Jorge V que otorgaba tal distinción a los descendientes directos del soberano si así lo deseaban ellos, el uso del encabezamiento es una prerrogativa a ejercer única y exclusivamente por el monarca. "No han dejado de insistir en ello desde la muerte de la Reina. Quieren que Archie y Lilibet sean príncipes. Y están furiosos porque sus hijos no pueden tomar el título de Sus Altezas Reales", explicaba una fuente al diario The Sun.