Meghan Markle injustamente criticada por anunciar su embarazo

Anna Sanchez
·4 min de lectura
CAPE TOWN, SOUTH AFRICA - SEPTEMBER 25: Prince Harry, Duke of Sussex, Meghan, Duchess of Sussex and their baby son Archie Mountbatten-Windsor meet Archbishop Desmond Tutu and his daughter Thandeka Tutu-Gxashe at the Desmond & Leah Tutu Legacy Foundation during their royal tour of South Africa on September 25, 2019 in Cape Town, South Africa. (Photo by Toby Melville/Pool/Samir Hussein/WireImage)
Meghan Markle anunció que esperaba a Archie y recibió enfado por parte de Sarah Ferguson (Photo by Toby Melville/Pool/Samir Hussein/WireImage)

La monarquía es una institución plagada de normas y protocolos que en las familias de a pie no tendrían sentido alguno y sino, que se lo digan a Meghan.

Meghan Markle llegó a formar parte de la familia real británica por amor al príncipe Harry y, como todos sabemos, ella es actriz y la tradición monárquica no le viene de familia cosa que quizá nunca gustó a los monarcas de “sangre azul”.

Cuando Meghan y Harry se enamoraron y ella tuvo que asumir un rol público en la institución de la corona, le dieron un cursillo acelerado de los protocolos más básicos para que no desentonara ni metiera la pata en actos públicos pero lo cierto es que nadie le dio instrucciones de cómo comportarse en privado con su ‘nueva’ familia.

Meghan ha sido criticada en infinitas ocasiones por la prensa británica incluso llegando Harry y ella a interponer acciones legales contra algunos medios por filtraciones y por derecho al honor y a la intimidad. Sin embargo Markle siempre echó de menos el apoyo público de Isabel II y, por lo visto, también el privado.

Cuando Meghan se quedó embarazada de Archie fue la mujer más feliz del mundo y se moría de ganas de contárselo a la familia de Harry así que cuando se reunieron con motivo de la boda de Eugenia de York, ¡soltó la bomba!

Sin embargo, lejos de recibir halagos y buenos deseos, se encontró con el enfado monumental de Eugenia y de su madre, Sarah Ferguson. Así lo afirman los periodistas Dylan Howard y Andy Tillet en su libro “Royals at War”.

Los autores de dicha obra aseguran que Markle “avergonzó profundamente al príncipe Harry” al anunciar la llegada de su hijo “robándole el protagonismo a la novia” en el día de su boda y saltándose, por lo tanto, el protocolo a la ligera.

Pero, protocolos al margen, es incomprensible que Harry pudiese sentirse avergonzado de su propia esposa por anunciar un embarazo. Hay momentos en la vida mucho más importantes que unas normas arcaicas a seguir y, habiendo sido tan injustamente criticada Meghan, Harry debería haberla respaldado en vez de darle la espalda o sentir vergüenza de ella.

WINDSOR, ENGLAND - OCTOBER 12: Prince William, Duke of Cambridge Catherine, Duchess of Cambridge, Prince Harry, Duke of Sussex Meghan, Duchess of Sussex attend the wedding of Jack Brooksbank and Princess Eugenie of York at St. George's Chapel on October 12, 2018 in Windsor, England. (Photo by Owen Humphreys - WPA Pool/Getty Images)
Meghan avergonzó a Harry en la boda de Eugenia de York (Photo by Owen Humphreys - WPA Pool/Getty Images)

El propio Harry ha tenido meteduras de pata sonadas en el pasado que distan mucho del protocolo de su familia pero Meghan, ni ha estado desnuda en una fiesta, ni se ha disfrazado de nazi por carnaval cosas que Harry sí ha hecho.

Al parecer, el protocolo de la familia real recoge que si alguien se casa, debe ser el absoluto centro de atención y cualquier otra noticia deberá esperar, aunque sea la llegada del primer bisnieto de Isabel II por parte de Harry. La norma desentonaría en cualquier familia y, quizá, tratándose de Meghan, los miembros de la familia real fueron todavía más duros con ella.

Aquel día Eugenia y su esposo Jack Brooksbank se enfadaron muchísimo con Meghan y el libro recoge que: “aquello fue un error garrafal, incluso sin ser royal. Nadie entendía por qué Meghan decidió robar así el protagonismo a Eugenia” aunque, sinceramente, a mí no me parece para tanto.

¿De verdad Meghan Markle hizo algo tan grave y horrible al comentar con su propia familia que esperaba un bebé? ¿No es acaso esta noticia motivo de doble alegría sumada a la boda de Eugenia?

Este protocolo es bastante absurdo pero, tal y como recogen los autores del libro, Eugenia había tenido que posponer su propia boda y el anuncio de la misma “por culpa” de la relación de Meghan y Harry, tal y como marcaba su protocolo.

Si Eugenia siguió el protocolo en dicha ocasión, ¿no era justo que Meghan hiciese lo mismo? La verdad es que estoy convencida de que Meghan desconocía por completo que debía mantener su embarazo en secreto hasta pasada la boda, además, el hecho de que Markle estuviera embarazada, no restaba protagonismo -de puertas para adentro- a la esposa ni a su día especial.

Esto tuvo lugar el 12 de octubre de hace dos años y, apenas tres días después, Meghan y Harry daban la noticia a nivel público y todo el mundo se hacía eco del embarazo.

Más historias que te pueden interesar

Archie ha heredado la sonrisa pícara de su padre, ¡tenemos la prueba!

La mejor felicitación de cumpleaños a Archie ha sido la de su abuelo, el príncipe Carlos

Archie cumple un año: 12 meses del hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry en 12 fotos