Meghan Markle admite ahora que sí ayudó a los autores de su autobiografía 'no autorizada'

·3 min de lectura
Meghan Markle, duquesa de Sussex credit:Bang Showbiz
Meghan Markle, duquesa de Sussex credit:Bang Showbiz

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, no ha tenido más remedio que rectificar ante los envites de un tribunal de justicia y admitir finalmente que tanto su marido, el príncipe Enrique de Inglaterra, como ella sí ayudaron a los autores del libro biográfico 'Finding Freedom', que salió al mercado en agosto del año 2020, en determinadas tareas ligadas a la "contextualización" de algunos de los episodios más delicados que se narran en la obra.

Todo comenzó hace unos meses cuando el diario británico Daily Mail recurrió ante la justicia para defender la publicación íntegra de una carta que la antigua actriz había escrito a su padre, Thomas Markle, para pedirle que dejara de hablar con la prensa sobre su vida. Esa publicación, en opinión de un juzgado ordinario, constituía una evidente extralimitación de su derecho a la información al invadir el ámbito más privado de la duquesa. A la hora de argumentar su postura, el rotativo sostuvo que Meghan había contribuido personalmente a la exhibición pública de su plano más íntimo, precisamente al colaborar con Omid Scobie y Carolyn Durand en la redacción de la autobiografía.

La que fuera protagonista de la serie 'Suits' negó con vehemencia cualquier tipo de implicación en 'Finding Freedom' y reiteró que la obra no contaba con su autorización expresa ni con la del príncipe Enrique. Sin embargo, la corte ha seguido indagando en esta historia a raíz de los recursos interpuestos por el Daily Mail, y ha dado con la clave del asunto al convocar al entonces jefe de prensa de la pareja, Jason Knauf, para que prestara testimonio y ofreciera tantas pruebas como tuviera en su poder.

El publicista ha presentado varios correos electrónicos que, efectivamente, demuestran que tanto Enrique como Meghan facilitaron a los dos periodistas diversas anotaciones y orientación para que cualquier dato sobre sus antecedentes fuera completamente veraz y preciso. "Estoy de acuerdo con que debemos decir que no hemos tenido nada que ver con esto. Igualmente, hay que ofrecer el contexto adecuado y el historial para ayudar a que la verdad salga a la luz", reza un extracto del mensaje que Enrique envió al citado Knauf.

Una vez confirmado que los duques de Sussex se involucraron, de un modo u otro, en la elaboración de 'Finding Freedom', Meghan Markle ha compartido un extenso comunicado para pedir perdón por haber "olvidado" por completo esa asistencia menor que prestó a los autores del libro. "Me disculpo con el tribunal por no haber recordado esos intercambios de información en su momento. En absoluto tenía intención de confundir o engañar a la corte", asegura la duquesa en su texto. No obstante, Meghan ha insistido en la idea de que nunca autorizó la publicación de documentos tan personales como la mencionada carta que escribió a su padre.

"Siempre me he referido a esa información sobre mis antecedentes como 'recordatorios' que le hice al señor Knauf, ya que se trata de información que él me había pedido tiempo atrás, desde el año 2016, para que pudiera lidiar mejor con la prensa a cuenta de mi historial familiar. Pero esos datos nada tienen que ver con los relatos tan detallados y exhaustivos que aparecen en el libro, de los que el defendido [el Daily Mail] asegura que quise que fueran de dominio público. Nada más lejos de la realidad", sostiene Meghan Markle.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente