La megalomanía de Will Smith apunta cada vez más alto

Después de rellenar titulares por activa y por pasiva a golpe de ventilar intimidades de pareja y secretos personales, Will Smith está cada vez más cerca del Óscar. Su doble victoria en los premios BAFTA y Critics Choice en la misma noche del 13 de marzo, así como en la mayoría de ceremonias destacadas, lo colocan en la delantera como posible ganador de la preciada estatuilla. Y por encima de otro gran favorito como Benedict Cumberbatch (El poder del perro).

Su trabajo en El método Williams podría suponer el primer Óscar de su carrera, sin embargo, Will sigue apuntando hacia otro lado. Mientras Hollywood lo baña de laureles, él estaría buscando un estudio que quiera transformar su libro biográfico en película.

Will Smith posa en los 27 Annual Critics Choice Awards en el Fairmont Century Plaza el 13 de marzo de 2022 en Los Angeles, California. (Photo by Steve Granitz/Getty Images)
Will Smith posa en los 27 Annual Critics Choice Awards en el Fairmont Century Plaza el 13 de marzo de 2022 en Los Angeles, California. (Photo by Steve Granitz/Getty Images)

Según una fuente consultada por The Sun, el actor de 53 años estaría buscando un comprador dispuesto a pagar una suma “de ocho cifras” para convertir su libro en biopic cinematográfico. Al parecer, los servicios streaming más importantes estarían interesados en adquirir los derechos, aunque Will “quiere asegurarse que se haga de la manera correcta”.

“Algunos temían que la brutal honestidad de Will en su libro pudiera dañar su reputación. Pero ha hecho lo contrario y ayudado a conectarlo con su audiencia como nunca” asegura la fuente. A su vez, añade que el acuerdo original del libro incluía un biopic y que si bien existiría un interés masivo por parte de los servicios streaming, Will estaría barajando todas las opciones para asegurarse que encuentra al que trate su historia con el mayor cuidado.

Y es que en el libro, Will detalla temas tan íntimos y sensibles como la violencia doméstica de su padre hacia su madre; así como el día que se planteó asesinarlo siendo un niño para protegerla o sus pensamientos suicidas cuando su madre abandonó el hogar familiar. Mientras relata que tras su primera ruptura de adolescente se ponía enfermo cada vez que llegaba al orgasmo como ”una reacción psicosomática” o que él y su esposa no practican la monogamia.

Debido a que la campaña promocional del lanzamiento del libro coincidió con el estreno de El método Williams, las declaraciones intimas del actor tomaron un protagonismo que hizo sombra a una película inspiracional, recomendable y con una de sus mejores interpretaciones como el padre de Venus y Serena Williams. Entre las bombas que soltaba en entrevistas, los párrafos que se iban dando a conocer del libro e incluso la serie de vídeos que subió a YouTube detallando su pérdida de peso y más anécdotas personales, centraron tanto la atención sobre él y sus intimidades que terminó hastiando al público hasta el punto de crearse una petición de firmas solicitando a los medios que dejen de entrevistarlo.

Sin embargo, si dejamos a un lado la campaña mediática voraz, podemos reconocer que se trata de historias tan sensibles que solo se atrevió a contar tras la muerte de su padre en 2016. “Hay cosas de mi niñez que jamás habría compartido si estuviera vivo” dijo en un evento de presentación del libro en el Teatro Savoy de Londres. “Me sentía atado de manos de una manera que no podía compartir toda mi verdad. Era uno de los mejores hombres que había conocido... pero tenía defectos. Mi padre nunca habría sido capaz de soportar la conversación”.

La exploración personal de sus demonios y secretos pasados fue una experiencia catártica para él, por lo tanto se puede comprender su necesidad de encontrar al mejor postor que no solo pague las ocho cifras, pero que además cuide su historia como a él le gustaría.

Chiabella James, © 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved
Chiabella James, © 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved

Will siempre cuidó al máximo la relación con sus fans. Su simpatía constante en todos los eventos, así como sus películas y apuestas profesionales, denotan a un actor que siempre quiso dejar huella. Y una película biográfica sobre su vida que transite por las penurias, tragedias y traumas de sus inicios para llegar a la estrella internacional que es ahora, podría derivar en una historia de superación interesante. Pero cuando acaba de ventilarla en el libro y varias entrevistas hace apenas unos meses, resulta inevitable preguntarse ¿cuál es la prisa para transformarlo en biopic cuando solo tiene 53 años y su historia vital todavía se está escribiendo?

Will dijo que soñaba seguir los pasos de Tom Cruise como estrella eterna del cine. Y si bien es cierto que el público aprecia cuando una estrella se despoja de los brillos ficticios bajando a la tierra con el destape de sus cicatrices personales, también lo es que se pierde el misticismo que los encumbró un día. Y en este caso resuena una megalomanía urgente, una especie de necesidad por explotar su vida en todas las áreas posibles que comienza a antojarse repetitiva y con más tintes comerciales que de necesidad personal.

Más historias que te pueden interesar: