Megaformer, el entrenamiento que ha puesto de moda Meghan Markle

Por Cristina González
Photo credit: Max Mumby/Indigo - Getty Images

From Harper's BAZAAR

En estos días no hemos dejado de ver por redes diferentes vídeos de entrenamientos donde utilizan una máquina (si has hecho alguna vez Pilates, probablemente te suene) que promete esculpir el cuerpo a base de diferentes ejercicios que se hacen sobre ella. Estamos hablando del famoso Megaformer, el invento creado en el 2005 por Sebastian Lagree. Aunque nosotras lo conocimos hace poco más de un año, cuando se desveló que era el método que usaba Meghan Markle para estar en forma. De hecho fue ella misma, antes de casarse con el príncipe Harry, quien se lo contó a la edición estadounidense de Harper's Bazaar: "Es sin duda lo mejor que puedes hacer por tu cuerpo", dijo. "Tu cuerpo cambia completamente de inmediato. Date dos clases y verás la diferencia".

Y claro, desde entonces la curiosidad por esta máquina fue in crescendo, hasta el punto de que los expertos la han señalado como una tendencia fitness para el 2020. De hecho a ella se han apuntado celebrities como Georgina Rodríguez, a quien vimos entrenar con el Megaformer en un vídeo que compartió en Instagram. Pero tiene otras adeptas, como Sofia Vergara, Jennifer Aniston, Alessandra Ambrosio o Michelle Obama.

¿En qué consiste exactamente una clase de Megaformer?

El objetivo principal de este aparato es esculpir el cuerpo, centrándose en zonas concretas. Algo sumamente similar al Pilates, disciplina en la que se basó su inventor para desarrollar esta máquina, que es una versión mejorada de la clásica Reformer. "Con ella conseguimos los mismos beneficios y resultados que con actividades de alta intensidad, como el CrossFit o el running, pero con un impacto más bajo para nuestro cuerpo", explica Lagree.

Y es que este aparato incluye bandas elásticas, mancuernas o bosu. Pero también ofrece resistencia que tenemos que mover con nuestro cuerpo: sobre ella se pueden hacer ejercicios para fortalecer core, tríceps, lunges para trabajar cuádriceps o bien rutinas para elevar glúteos, como planchas.

Vamos, que puedes hacer un circuito completo de ejercicios sin bajarte de la máquina. Aunque eso sí, las más de 700 calorías que, según su creador, se pueden quemar en una clase de Megaformer, tienen su precio. "Es muy duro", explica, ya que el trabajo es mucho más intenso que cualquier clase de Pilates sobre suelo. "Pero soy un gran defensor de los entrenamientos de alta intensidad y corta duración".

En España que se está introduciendo poco a poco, ya que no todos los centros de entrenamiento cuentan con esta máquina. Pero si te resulta complicado dar con uno, puedes probar con cualquiera que ofrezca clases de Pilates máquinas y que tenga la Reformer entre ellas, pues son muy similares.