Médicos y enfermeras le dan la espalda a la primera ministra de Bélgica durante una visita al hospital

En una poderosa muestra de descontento, los trabajadores sanitarios que se encuentran en primera línea de batalla en Bélgica le han dado la espalda a la líder del país.

El personal del Hospital Saint-Pierre en Bruselas coreografió una muestra unida de inconformidad durante la visita oficial de la primera ministra belga, Sophie Wilmès, el fin de semana.

Por qué Bélgica tiene la mayor tasa de mortalidad por COVID-19 del mundo

Médicos y enfermeras se colocaron a ambos lados de la carretera que conduce a la entrada principal del hospital. Cuando el coche de la primera ministra llegó, uno por uno los trabajadores de la salud le dieron la espalda a la líder nacional.

Los trabajadores de la salud mostraron su inconformidad a la Primera Ministra durante su visita. Fuente: Reuters/Twitter

La protesta se organizó en respuesta al descontento por la gestión de la pandemia de coronavirus, que ha sido muy criticada debido a la alta tasa de mortalidad del país

Según las cifras oficiales, Bélgica ha sido el país más afectado del mundo, por número de habitantes.

El país de solo 11,5 millones de personas ha tenido una tasa de mortalidad de 78,8 muertes por cada 100 000 habitantes, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

La imagen del día. Cobertura de la deshonra del personal durante la visita de la Primera Ministra #wilmes al hospital Saint-Pierre en #Bruxelles. #PrenonsSoinDesAutres

En comparación, España tiene una tasa de mortalidad de 59, Italia de 52,5 y el Reino Unido de 51,9 por cada 100 000 habitantes.

Si bien Estados Unidos tiene el mayor número de casos y muertes conocidos, en la actualidad la tasa oficial de mortalidad asciende a 27 muertes por cada 100 000 habitantes.

Australia tiene tan solo 0,39 muertes por cada 100 000 habitantes, según el análisis de mortalidad que realizó la universidad.

Según las métricas, a Bélgica no le ha ido bien en la pandemia. En la imagen superior verás la relación entre el número de casos y la letalidad observada. Fuente: Johns Hopkins

Aunque Bélgica está haciendo el recuento de muertes por coronavirus más completo e inclusivo de todos los países, los funcionarios de salud han tenido que reconocer que se cometieron errores al inicio del brote.

A medida que el virus se extendía por Europa, la preparación deficiente del país dejó a los trabajadores de los centros de atención a ancianos en Bélgica sin el equipo de protección personal necesario, lo cual se considera que contribuyó a la rápida propagación del virus.

Según los informes, los sanitarios belgas están pidiendo personal adicional, salarios más altos y el fin de los recortes en el sector. La maniobra también fue una manera de expresar el descontento por las reglas que obligaron a los sanitarios del hospital a exponerse mientras trabajaban durante la pandemia.

El número de muertes por la COVID-19 en Bélgica podría estar inflado

Las imágenes de la protesta de los trabajadores de la salud se han vuelto virales y han sido calificadas online como un “mensaje poderoso”.

Tras la visita a ese y otro hospital, la primera ministra belga calificó los encuentros como “momentos importantes de reunión y diálogo tanto para el personal sanitario como para mí”.

Anteriormente, Wilmès había sugerido que Bélgica podría estar inflando el número real de casos.

Según las últimas cifras, el relativamente pequeño país europeo ha registrado 9 052 muertes por coronavirus, de las cuales alrededor del 40 % son “posibles casos” que no fueron confirmados a través de las pruebas.

Según las cifras de Bélgica, la mitad de las muertes del país se produjeron en residencias de ancianos, pero en la mayoría de los casos no se realizó la prueba para la COVID-19. La primera ministra belga asegura que el país quiere tener el panorama más real de la crisis del coronavirus en el territorio.

Ese método de contabilización no coincide con las cifras recopiladas en la mayoría de países que no han incluido los casos probables. Por ejemplo, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, dijo la semana pasada que el número de muertes por coronavirus en su país es “probablemente mayor” al de las cifras oficiales.

Los economistas y epidemiólogos han comenzado a apoyar la contabilización de “muertes excesivas” para comprender el verdadero impacto de la pandemia en diferentes países, un método que coloca al Reino Unido, España, Bélgica, Italia y zonas de Estados Unidos como las naciones más afectadas hasta el momento.

Nick Whigham