Mediaset tiene un diamante entre manos que no sabe aprovechar

·5 min de lectura

El pasado 26 de septiembre Mi hija emitió su último episodio en Antena 3, convirtiéndose en la serie más vista del año en televisión y refrendando el boom por las series turcas tras el pelotazo en la misma cadena de Mujer, cuyo desenlace se produjo el pasado mes de julio. Si bien Mediaset intentó por todos los medios repetir la fórmula con Love is in the air en la parrilla de Telecinco, la jugada no resultó acertada. Sin embargo, en la actualidad tiene un diamante entre manos que no sabe aprovechar. Se trata de Amor a segunda vista que desde el pasado lunes se emite en Divinity, coronándose como el mejor estreno de una serie turca en el canal.

Amor a segunda vista (cortesía de Mediaset)
Amor a segunda vista (cortesía de Mediaset)

Para empezar, una de las características que hacen apetecible Amor a segunda vista de cara al público que consume las novelas turcas es que sus protagonistas son Buğra Gülsoy y Özge Özpirinççi. En otras palabras, el protagonista de Mi hija y la actriz principal de Mujer, dos de los pelotazos del año en Antena 3. El público se quedó prendado con el papel del actor de Ankara como Demir Göktürk y, de la misma manera, con el trabajo interpretativo de la estrella de Estambul encarnando a Bahar. Tanto es así que en redes sociales se podría apreciar cómo los espectadores de España estaban deseando ver los nuevos roles de estas estrellas con tuits destacando las ganas de su estreno.

Es por esto que resulta un tanto chocante que Mediaset no haya exprimido la baza que tiene ahora dándole una oportunidad a Amor a segunda vista en sus canales principales. Si bien esta ficción ya cuenta con el aval de haber sido un éxito en Turquía, se ha optado por emitir en Divinity a pesar de que, seguramente, también podría encajar en Telecinco, tal y como hicieron con Love is in the air el tiempo que la mantuvieron en la parrilla del canal estrella y como hace Antena 3 con sus apuestas turcas con buenos datos de audiencia constantemente.

El estreno de Amor a segunda vista congregó a espectadores (4,3% de share), que si bien puede sonar a poco cuando lo comparamos con los datos de otros programas del prime time, supuso convertirse en el estreno más competitivo de una serie en el canal, liderando en su franja de emisión entre las temáticas. 

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Teniendo en cuenta el fenómeno de las telenovelas turcas y el furor previo que ya sobrevolaba en torno a la serie, podían haber plantado esta historia en tira diaria para Telecinco. Quizás como competencia directa de Tierra amarga. Y es que esta producción otomana emitida en Antena 3 desde el verano está causando estragos para Sálvame, y quizás pueda ser una posibilidad reducir la duración del magacín para dejar hueco al diamante en bruto que es Amor a segunda vista. Si bien Mediaset no ha tomado esta decisión por el momento, lo cierto es que ya testeó el impacto de la historia entre su audiencia más fiel. Así, la pasada semana se preestrenó en Mitele PLUS, su plataforma de pago.

Ask yeniden, el nombre original en turco de la serie, fue líder absoluta en su franja de Fox Turquía en 2015, coronándose tiempo después como la producción vendida a más de una treintena de países en todo el mundo.

Amor a segunda vista (cortesía de Mediaset)
Amor a segunda vista (cortesía de Mediaset)

¿Y qué ingredientes tiene Amor a segunda vista para postularse como un diamante en bruto de Mediaset? Para empezar su historia. Zeynep, el personaje encarnado por Özge Özpirinççi, decide viajar a Estados Unidos sin la aprobación de su familia. Su vida da un giro inesperado tras quedarse embarazada y descubrir que su novio no desea convertirse en padre. Sin embargo ella decide seguir adelante con su embarazo y, tras el nacimiento de su hijo, descubre las dificultades de ser madre soltera y trabajar al mismo tiempo. En un acto de desesperación, la protagonista regresa a Turquía y durante el vuelo conoce a Fatih, el personaje asumido por Buğra Gülsoy, que es un millonario prometido con una mujer a la que no ama.

A partir de aquí, Amor a segunda vista plantea si Fatih y Zeynep llegan a enamorarse después de que el personaje interpretado por Buğra Gülsoy proponga a la protagonista que finja ser su esposa.

Por el momento, Amor a segunda vista se puede seguir de lunes a viernes a las 17:15 horas en Divinity. Pero, asumiendo que el estreno ha enganchado al público, Mediaset todavía puede estar a tiempo de dar un vuelco más a su programación y plantar los nuevos capítulos de esta comedia romántica en su canal principal. En Telecinco la historia de Zeynep y Fatih tendría más visibilidad y esta entrañable pareja podría darle unas cuentas alegrías al grupo audiovisual de Paolo Vasile como ambas estrellas ya hicieron previamente en Antena 3.

En definitiva, Amor a segunda vista ya se ha convertido en todo un éxito y de Mediaset depende expandir su triunfo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente