A Mediaset se le ve el plumero con Lara Álvarez

·5 min de lectura

De un tiempo a esta parte, Lara Álvarez se ha erigido como uno de los principales reclamos de Telecinco y Cuatro. Cada vez que la asturiana aparece en pantalla se aplaude a raudales su puesta en escena y magnetismo. Sin embargo, en el estreno de la segunda edición de Idol Kids, que ha firmado un 8.4% de cuota de pantalla y ha reunido a 1.352.000 espectadores que han quedado prendados con este avance del programa, Mediaset ha puesto de manifiesto su contradicción más evidente con la periodista de 35 años.

©Mediaset
©Mediaset

Lara Álvarez debutó en la televisión nacional allá por 2010 como presentadora del programa informativo La Sexta Deportes de laSexta. Ahora bien, el idilio con Mediaset arrancó un año después, en 2011, cuando se hizo público su fichaje por Cuatro como responsable de la información deportiva del formato de reportajes Qué quieres que te diga. Despacito y con buena letra, la periodista condujo Deportes Cuatro entre 2011 y 2012 o el Mundial MotoGP de Telecinco entre 2012 y 2013.

En 2015 Lara Álvarez saltó al vacío de entretenimiento con Supervivientes de Telecinco como responsable de las galas y resúmenes diarios desde Honduras, y a partir de entonces, la cadena de Fuencarral ha mostrado su confianza en ella como pieza fundamental del engranaje de otros programas como Gran Hermano, Gran Hermano VIP, La casa fuerte o Secret Story: La casa de los secretos. Es más, la asturiana ha estado presente en pantalla en los últimos años también como invitada de Mi casa es la tuya, el formato de entrevistas liderado por Bertín Osborne, y de Planeta Calleja que, todo sea dicho, el pasado lunes arrancó nueva temporada en Cuatro con Pablo Alborán.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Pese a esta presencia constante en televisión, el lanzamiento de la segunda edición de Idol Kids ha puesto de manifiesto una contradicción evidente de Mediaset con Lara Álvarez. Y es que no logran darle un espacio propio como presentadora titular ni tampoco un hueco más destacado como podría haber sucedido en este concurso de talentos infantil producido por Fremantle.

Si bien parecía que Mediaset había cerrado filas en torno a Lara Álvarez con Secret Story: Última hora, en el que la periodista pudo desplegar su buen hacer delante de las cámaras desde el plató, y con las recientes galas de Nochebuena y Nochevieja que protagonizó junto a Joaquín Prat, la realidad es que se trata de un espejismo. En otras palabras, a la compañía de Paolo Vasile se le ve el plumero con la asturiana.

Pese a que Lara Álvarez se ha ganado el favor del público por su entrega constante, emoción contagiosa y profesionalidad, la verdad es que sigue siendo la eterna presentadora consorte de los programas de entretenimiento de Mediaset. Dicho de otra manera, aunque ha demostrado con creces en sus diferentes trabajos televisivos que sabe desenvolverse a la perfección delante de los focos y brillar como nadie, aportando una frescura muy comentada, en Idol Kids la asturiana se ha vuelto a topar con la misma piedra.

A pesar de que en la segunda edición del concurso infantil Lara Álvarez ha podido salirse de su papel como copresentadora o encargada de resúmenes, a los espectadores seguro que les resulta llamativo que Mediaset no haya ofrecido a la periodista un rol a la altura de sus méritos. Y es que lejos de conducir cada gala con público (Jesús Vázquez sigue al frente de esta tarea), a la asturiana se le ha encomendado el acompañamiento a los concursantes fuera del escenario para conocerles, aconsejarles y, en definitiva, aportarles buena vibra antes del momento crucial de su actuación sobre el escenario.

Aunque Lara Álvarez recibió con una gran ilusión su fichaje por Idol Kids, como compartió con sus seguidores a través de las redes sociales, ciertamente al público no le dejará de chocar que Mediaset haya reducido la presencia de la periodista a acompañar a los concursantes en los momentos previos a su actuación en el programa. Un impacto que se entiende, sobre todo, a raíz del detalle de que esta nueva edición haya cambiado los integrantes del jurado.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Para esta nueva temporada Ana Mena, Omar Montes y Camela son los artistas que ocupan la mesa del jurado y que tomarán la complicada decisión de elegir qué pequeños siguen en el concurso. Si el programa se ha arriesgado con este cambio de rostros, también podía haber apostado más firmemente por la asturiana quien, desde hace ya muchos años, ha convertido en su casa profesional a Mediaset.

Si bien seguro que más de un espectador se ha preguntado incluso por qué Lara Álvarez no ha sido elegida como miembro del jurado, ya que al fin y al cabo en más de una ocasión ha demostrado su talento oculto para la música (en 2021 cantó el tema de la Eurocopa, Juntos somos más, con Beatriz Luengo y Yotuel), lo que verdaderamente llama la atención es que Mediaset no haya exprimido la oportunidad de darle un mayor protagonismo como presentadora.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Aunque Mediaset presumió del fichaje de la periodista, ha quedado patente que mantiene un sí pero no con Lara Álvarez. Porque la asturiana demuestra sus ganas y aptitudes, pero ni por esas ha conseguido una mayor notoriedad.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente