Me costó confiar en TVE para Eurovisión, ahora solo le pido una cosa

·4 min de lectura

Los que somos seguidores de Eurovisión desde hace muchos añosllevábamos años oyendo promesas de Televisión Española sobre tomarse el Festival más en serio y lograr una gran candidatura y un mejor puesto. Palabras bellas que, al final, quedaban en nada. En 2016 quedamos en un puesto 22, en 2017 últimos en el 26, en 2018 23, en 2019 22 y en 2021 24 sobre 26 candidaturas. Por eso me costaba creer que se cumplieran las promesas de que para este 2022 las cosas se iban a hacer diferentesy volveríamos a lo más alto. La candidatura de Chanel Terrero con ‘SlowMo’ ha sido un auténtico éxito, ha hecho que el país esté atento al Festival como hacía años que no lo estaba, y por ello ahora solo le pido a Televisión Española una cosa. Que mantenga el nivel, porque lo difícil no es llegar, sino mantenerse.

TURÍN, ITALIA - 14 DE MAYO: Chanel de España canta la canción
TURÍN, ITALIA - 14 DE MAYO: Chanel de España canta la canción "SloMo" durante el espectáculo de la Gran Final del 66º Festival de la Canción de Eurovisión en Pala Alpitour el 14 de mayo de 2022 en Turín, Italia. (Foto de Giorgio Perottino/Getty Images)

Como decía un poco más arriba, el ente público ha jugado durante años con las ilusiones de los eurofans. Me viene a la cabeza, por ejemplo, el año 2019: en septiembre de ese año la directora de entretenimiento Toñi Prieto aseguró en una entrevista que llevaban dos meses trabajando en el siguiente Festival, aunque sin aportar datos. El cantante elegido terminó siendo Blas Cantó, a través de una elección interna, y su propuesta, ‘Universo’, se conoció unos meses después. Por la forma en la que se comunicaba todo no aparentaba ser ese gran trabajo previo del que nos habían hablado, ni parecía que hubiese un ahínco especial en promocionar al artista. Su tema se presentó en una gala de Operación Triunfo 2020, con una puesta en escena sencilla, que no se correspondería con la que se iba a ver unos meses después en Róterdam, donde se celebraría Eurovisión. No sería la misma, básicamente, porque ni siquiera se había elegido al responsable de la misma.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Como ya sabemos, la pandemia del coronavirus paralizó el mundo tal y como lo conocíamos, y no se celebró Eurovisión 2020. En 2021 Blas repitió como candidato, pero no se hizo los deberes mucho mejor. En aquella ocasión, el murciano ofreció dos temas, ‘Voy a quedarme’ y ‘Memoria’, y el público podía elegir a su favorita en una gala llamada Destino Eurovisión que fue un desastre. Larga, tediosa (dos horas para elegir entre dos canciones), con una puesta en escena que daba vergüenza ajena. Gente escondida tras las columnas, cables por el suelo a la vista, muy poco gusto por el detalle. Y de nuevo, con números provisionales, que cambiarían de cara a Eurovisión, porque para qué dejar una candidatura atada y bien atada desde el primer minuto.

Con Blas, TVE se pegó un doble batacazo. La gala de Destino Eurovisión solo convenció a un 6,1% de la cuota de pantalla con 969.000 espectadores. Y en Eurovisión en sí, como ya hemos dicho, quedó tercero por la cola.

Con tales antecedentes era difícil imaginar que este 2022, de verdad, fuésemos a lograr una enorme posición en el certamen, tal como hemos logrado. Terceros, con un buen número de países dándonos un 12, con un apoyo enorme del televoto. Como eurofan, creí que nunca viviría una sensación como esa, la de estar en lo más alto de la tabla y sin bajar ni un momento. Desde 1995 no estábamos entre los cinco primeros, 27 años, que se dice pronto. Fue una final vibrante, en la que se pudo acariciar la victoria, gracias a cómo Chanel volvió a darlo todo. Como ya analizamos en estas páginas, su si victoria en el Benidorm Fest fue tongo, bendito sea aquel apaño del que se culpó a Miryam Benedited. Porque hemos vivido un sueño del que no queremos despertar.

A Televisión Española la jugada le ha salido redonda. Rozó los 7 millones de espectadores de media, los 8 durante las votaciones. Todas las demás televisiones se rendían ante nuestra candidata, cuando lo más normal es que se hiciese chistes de nuestras candidaturas y poco más.

Ya hemos celebrado ese tercer puesto de Chanel que nos ha sabido a victoria, ya le hemos dado la bienvenida por la puerta grande en su vuelta a Madrid. Ahora TVE que se ponga a planificar con mucho rigor la próxima edición del Benidorm Fest, porque hay que mantener el nivel. Como se suele decir, lo difícil no es llegar, sino mantenerse, y ahora los eurofans no estamos dispuestos a volver a ser colistas. Queremos que quien le tome el relevo a Chanel sea una nueva escena esférica, con entidad propia, y que vuelva a conseguir una de las posiciones más altas. Y a poder ser, que quedemos primeros, nunca secundary.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente