El mayor iceberg del mundo va camino de arrasar una colonia de pingüinos

J Toledo y José de Toledo
·2 min de lectura
SOUTH GEORGIA ISLAND - 2 DECEMBER 2020: Iceberg A-68A near South Georgia Island. (Photo by Gallo Images/Orbital Horizon/Copernicus Sentinel Data 2020)
SOUTH GEORGIA ISLAND - 2 DECEMBER 2020: El iceberg A-68A cerca ya de la isla de Georgia del Sur. (Photo by Gallo Images/Orbital Horizon/Copernicus Sentinel Data 2020)

Un enorme iceberg, el más grande del planeta, va camino de chocar con la isla de Georgia del Sur, en lo que se puede convertir en una enorme catástrofe para las poblaciones de animales que habitan esta isla. Entre otras, pingüinos gentú, pingüinos macaroni y pingüino rey, lobo marino antártico y elefante marino.

Cuando decimos que el iceberg A68a, que se separó de la placa antártica en 2017, es enorme es porque tiene unas medidas de 151 kilómetros de longitud y 48 de ancho, y contiene una masa de agua muy importante. Para hacernos una idea, la isla que está en curso de colisión tiene 168 kilómetros de largo y 38 de ancho.

Pero no es el choque entre la isla y el iceberg lo que puede generar el problema en sí. Si el iceberg llega hasta la isla pueden pasar dos cosas: que arrase con los ecosistemas de aguas someras de la costa de la isla, reduciendo los recursos para la fauna que vive en la isla y diezmando las especies de estas aguas, o que bloquee por completo la costa.

Y si el escenario de arrasar el ecosistema marino somero ya es un problema, mucho peor es que acabe llegando hasta la misma costa. Porque pondría una barrera casi infranqueable para la fauna, que tendría muy complicado llegar hasta aguas abiertas para alimentarse.

De las especies que viven en la isla de Georgia del Sur, muchas necesitan llegar hasta mar abierto para encontrar comida y poder alimentar a sus crías. Si el iceberg se planta en su camino, los padres tardarían mucho más en poder acceder a las fuentes de comida y muchas crías morirían de hambre.

Y las fechas no acompañan. Porque justo ahora, que es cuando el iceberg va a chocar con la isla, es la época de cría de muchas de las especies de la isla. Es especialmente preocupante el caso de los pingüinos de las tres especies.

Además, el iceberg tardaría en derretirse en torno a 10 años, lo que multiplica el impacto sobre la fauna. Eso sin tener en cuenta el impacto que tal cantidad de agua dulce – porque los icebergs están formados por agua dulce – tendría sobre los ecosistemas.

Eso sí, el choque no es inevitable. Existe una posibilidad, muy poco probable, de que un cambio en las corrientes marinas con suficiente fuerza pueda arrastrar al iceberg en otra dirección. Pero todo hace pensar que eso no va a ocurrir.

Esperemos que el impacto sobre la fauna no sea tal y como se espera.

Me enteré leyendo aquí

Más historias que te pueden interesar:

· Lobos marinos acosan y violan a pingüinos

· Los pingüinos de Adelaida sacan beneficio del cambio climático

· La rotura de un dique glaciar en la Antártida puede subir el nivel de las aguas