Maya Lu tiene 9 años y probablemente sea la tatuadora profesional más joven del mundo

El destino de Maya Lu estaba escrito. O más bien, tatuado. Se crió entre tintas y agujas, en el estudio de la familia en Tengen, sur de Alemania, y a los dos años comenzó a desarrollar sus habilidades cuando por primera vez utilizó la pistola para garabatear los pies de su progenitor, Lily Lu, un artista del tatuaje.

Maya Lu, la tatuadora profesional más joven del mundo/ Captura de Youtube.

Observando el trabajo en el local, Maya Lu aprendió varias técnicas de diseño, que fue perfeccionando con el tiempo, y ahora, con tan solo 9 años, puede tatuar con grandes agujas sin ayuda ni supervisión.

“Es una locura verla allí sentada, pasando por todo el proceso sola y haciendo estas grandes piezas en tan poco tiempo. Además, los tatuajes se ven muy bien cuando sanan”, dijo Lily Lu -quien se define como no binario, o sea, no se identifica con ningún sexo.

Además de manipular muy bien las herramientas, llama la atención que su trabajo es “rápido y limpio”. Eso le valió un pequeño escritorio en Psyland 25 para elaborar su propios diseños, y una agenda de clientes que cada vez la demanda más.

“Para ella, tatuar era tan normal como pintar en papel. Muchos de mis amigos adultos querían un tatuaje de ella, y así comenzó a tener más y más trabajo", explica Lily Lu.

Las habilidades del tatuaje de Maya Lu están a la par a las de otros tatuadores de hasta tres veces su edad. Pero a pesar de su increíble talento, tanto Lily Lu como su pareja Anuskatzz dicen que no planean presionar a la pequeña para que siga una carrera en el mundo de los tatuajes.

Solo esperan que se divierta y disfrute de lo que hace. De hecho, explican que solo crea cuando lo desea y que puede ser bastante difícil conseguir una cita con ella. “No puedes simplemente venir y obtener un tatuaje. Es una cuestión de suerte, pero si le gustas, tienes más posibilidades”, dice Lily Lu.

“Mis amigos le pidieron durante mucho tiempo que les hiciera un tatuaje e incluso la soborné con dulces y regalos, pero a ella nunca le gustó y pasaron años antes de que finalmente obtuvieran una pieza”, agrega.

Talento sin edad

Tatuar monos y las grandes agujas son el fetiche de la tatuadora profesional más joven del mundo. Según relata ella misma en Youtube, su diseño favorito es el mono que creó para su amigo Angelo.

"Quiero agradecer a todos los que ya tienen un tatuaje mío y espero encontrar personas que quieran hacerse grandes monos con la aguja grande", revela Maya Lu en el video.

Aunque en la mayoría de los países, incluso en Alemania, hay que tener 18 años para hacerse un tatuaje, generalmente no hay una edad mínima para convertirse en tatuador.

Estos son algunos de los diseños de Maya: