Matilde de Bélgica va al supermercado, con guantes y mascarilla

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • Matilde de Bélgica ha usado unos guantes de piel a juego con su bolso.
  • Al igual que la reina Letizia, Matilde ha hecho del traje de chaqueta, su uniforme.

Con mascarilla y guantes para evitar posibles contagios, Matilde de Bélgica ha visitado un supermercado de la cadena Carrefour de la ciudad belga de Gerpinnes, en la región de Valonia. La mujer de Felipe de Bélgica, acompañada de los responsables de la empresa, ha recorrido las instalaciones de establecimiento y ha charlado con cajeras, reponedores y otros empleados de la tienda, a los que ha agradecido sus esfuerzos diarios, para que los supermercados permanezcan abiertos y abastecidos, incluso durante estos momentos especiales.

Matilde y los empleados del centro compartieron impresiones sobre la importancia del distanciamiento social y la presentación de los alimentos, siempre protegidos, para una compra segura y evitar la propagación del virus.

Además, varios clientes se han visto sorprendidos por la presencia de la Reina en los pasillos del centro y también han tenido la oportunidad de hablar con ella.

Photo credit: Gtres

Bélgica es uno de los países más afectados desde que comenzó la pandemia. Este 6 de mayo registró 8.339 fallecidos y 50.781 contagios por coronavirus. Entre los contagiados se encuentra la cuñada de la Reina, Claire de Bélgica, mujer de Laurent de Bélgica y madrina de Eleonore, su hija pequeña.

Photo credit: Gtres

El Gobierno belga ha pedido a todos los ciudadanos que se queden en casa y se abstengan de salidas no esenciales para frenar la propagación del coronavirus.

Photo credit: Gtres

La Reina vestía un traje de chaqueta rojo, con bolso beige y guantes de piel a juego. El dos piezas parece haberse convertido en su 'uniforme', como ya ha hecho de esta prenda la reina Letizia.

Photo credit: Gtres

No es el primer acto solidario que realiza la mujer de Felipe de Bélgica. Hace unos días, visitó, junto a su marido, el Hospital de Regional de Liege, para apoyar la labor de los sanitarios.