Los 'Masterchef' visitan 'La Resistencia'

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo Nágera y Jordi Cruz fueron los invitados de una edición de La Resistencia ya sin cámaras de por medio pero sin público por el coronavirus. Nada más entrar, Pepe abrió la veda de los pullazos al comparar el teatro vacío con ABaC, el negocio de Jordi: "Esto parece tu restaurante", le dijo, una gracia a la que se sumó Broncano hablando sobre su visita "desde fuera". "Me habéis puesto aquí en medio para darme los dos, ¿no?", decía el aludido. Y es que la dureza en sus valoraciones no se quedaba en el plató del programa de La 1…

"Barcelona es una buena ciudad, no es Illescas…", decía Broncano. "Espero que cuando vengas no te plantes en la puerta, que la atravieses", respondía Pepe. Y Jordi se la devolvía: "Ahora lo ha modernizado. Antes había armaduras, cabeza de toro… era un mesón en condiciones, con sus mondadientes por el suelo…", aseguraba, recordando que además está en una zona llena de 'puticlubs'.

Pero los golpes no iban solo dirigidos a los tres jueces. Broncano confesaba no tener mucha idea de la edición de Masterchef que se estaba emitiendo y Jordi le invitaba a ponerse el delantal y participar en el Celebrity por tener pinta de "cocinar poco y mal".

Y para demostrar que no tenía razón en sus acusaciones, confesó cual era su receta estrella: el pollo tikka masala. Entre los ingredientes: "mucho morro", como le dijo Jordi.

A la hora de hablar sobre los menús más extraños que habían visto, no entraron a valorar el de Saray pero a cambio Samantha recordó los encargos más raros que ha recibido.

El 'chochofre' triunfó entre los jueces y el presentador, que intentó sonsacarle si el que se lo encargó estaba en el gobierno. Y hablando de esto, Pepe, alentado por sus compañeros, se atrevió a imitar a Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

La noche avanzaba y llegaban a uno de los temas míticos del programa: el dinero. "Yo lo dije y era una pasta. Súmale una edición más y…", reconocía Pepe. Además, aseguraba que "el problema de Samantha es que ella tenía pasta de antes. Yo entré tieso a la tele pero esta cabrita tenía pasta… Tiene billetes de 500 euros para tostar una borrica". "Yo no sé lo que tengo. No ando sobrada, trabajo y gasto", reconocía la aludida. "Yo normal, no te creas que tengo tanto…", aseguraba Jordi, una afirmación a la que Pepe tenía algo que añadir: "Este es el que más tiene porque no gasta…", replicaba. "Salimos a cenar, ¿quién paga? Samantha o yo", confesaba. "Estoy tan cansado de este estereotipo…", decía Cruz, que reconocía que su compañero era muy generoso.

La noche terminó entre risas y con la promesa de Broncano de meditar su participación en Masterchef Celebrity.