En 'MasterChef' han saltado todas las alarmas y Patricia Conde ya no tiene nada que ver

MADRID, ESPAÑA - 7 DE ABRIL: Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz asisten a la presentación de MasterChef 10 el 7 de abril de 2022 en Madrid, España. (Foto de Aldara Zarraoa/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 7 DE ABRIL: Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz asisten a la presentación de MasterChef 10 el 7 de abril de 2022 en Madrid, España. (Foto de Aldara Zarraoa/Getty Images)

Durante años, MasterChef fue el barco más importante en entretenimiento en el universo de Televisión Española. Teníamos una versión de adultos y una de niños, a la que luego se sumó una con famosos. Cada capítulo solía liderar su franja, y se continuó estirando el chicle con una versión con abuelos, que no iba mal en audiencias, aunque sin despuntar demasiado. Anoche, La 1 estrenaba un especial de Navidad, que durará solo cinco entregas, y que es una especie de All Stars, con famosos de todas las ediciones del Celebrity, a la que también se sumaban niños para ayudar, todo muy blanco y familiar. Nadie se esperaba que esta entrega fuese un tropiezo como una catedral, hasta el punto de que ha hecho que en las cocinas de Shine Iberia salten todas las alarmas. Y esta vez, no tiene nada que ver con Patricia Conde, quien dinamitó el concurso hace unas semanas.

El problema ha venido por las audiencias. Y es que el programa arrancó sus emisiones con un paupérrimo 7,4% de share y 783.000 espectadores de media. Esto supone su mínimo histórico en share, y la primera entrega que no llega al millón de espectadores. Ni siquiera en noches competitivas, como aquella de 2019 que el programa se enfrentó a un debate electoral, consiguieron firmar una entrega con una cuota de pantalla tan baja. Vale que competía contra el final de La isla de las tentaciones, pero es que el dating show de Telecinco se quedó con 1.632.000 espectadores y 14,8% de cuota. Que no es que dejase precisamente sin opciones a la competencia. ¡Si hasta el cine de Antena 3 sacó datos más altos, y eso que a El Peliculón le cuesta brillar!

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Antes hablábamos de Patricia Conde, la finalista de MasterChef Celebrity 7 que decidió tirar la toalla en la gran final para sorpresa de todos. Luego, ella misma se encargó de desvelar que no estaba de acuerdo con algunas cosas que pasaban detrás de las cámaras. Cómo le pedían que no fuese la verdadera Patricia, sino un personaje, o cómo le llegaban a trolear el cocinado apagando electrodomésticos, posiblemente, para potenciar el show.

Resultaría llamativo que MasterChef hubiese perdido audiencias por las denuncias de la actriz y presentadora. Como si fuese parte de un boicot de los espectadores, que no quieren malas prácticas en programas como este, que es un talent show y no un reality. Pero creo que la cosa va por otros derroteros. Más que nada, porque antes que ella María del Monte, Xuso Jones, Jesús Castro o Almudena Cid ya habían clamado contra el programa y lo mal que lo pasaron durante su participación, y no pasó nada. Siguió yendo como un tiro en audiencias.

Probablemente, han tenido una mala estrategia a la hora de programar. MasterChefes un programa que relacionamos, al menos, de momento, con la noche del lunes. Sin embargo, se ha estrenado un jueves. Y lo peor es que este especial de Navidad no está asentado en un día fijo de la semana. Su próxima entrega será la noche del domingo 25 de diciembre, y el resto, de momento, está por anunciarse. ¿Para qué hacer que el espectador tenga en mente un día concreto para esperar el programa que, en teoría, le gusta?

A esto le sumamos una falta de promoción, y que no han dejado demasiado tiempo entre la gran final de MasterChef Celebrity y este especial de Navidad: solo hace tres semanas que Lorena Castell se alzaba como triunfadora, tras dos meses y medio de emisión. ¿Había ganas de seguir viendo a famosos cocinar? Y además, a los mismos de siempre, pues buena parte del elenco de participantes son invitados habituales de las ediciones tanto de anónimos como de niños y famosos. Falta un factor de sorpresa, que ilusione al espectador que está en casa.

Falta ver cómo evoluciona el resto de esta mini temporada. Si el batacazo en audiencias es una raya en el agua, o si MasterChefse ha quemado por llevar más emitidas 26 temporadas, además de especiales con abuelos y otros eventos variados. De momento, la productora está realizando castings para su próxima edición de anónimos, y cuya principal novedad es que las galas se partirán en dos noches y que habrá un mayor número de concursantes.

Más historias que podrían interesarte: