La novia de Jordi Cruz aguanta estoicamente los rumores de coqueteos con Tamara Falcó

Las cocinas de MasterChef Celebrity 4 han ardido a todo gas en esta nueva edición, pero ha sido el fuego entre Tamara Falcó y Jordi Cruz el que ha disparado la temperatura en algunos momentos del programa. Por ejemplo, la despedida, en la que la hija de Isabel Preysler le ha plantado un beso en la boca al cocinero. Todo muy romántico y gracioso pero ¿cómo le habrá sentado la bromita a Rebecca Lima, la novia del juez más seductor del famoso show?

Jordi Cruz (RTVE;Raul Tejedor) / Instagram/Rebeccalimap

La química explosiva entre ambos de principio a fin ha estado en boca de todos. Las redes ya les piden amor eterno, ¡hasta los han coronado como los nuevos reyes de España! Un amor ficticio y juguetón frente a las cámaras que desató la imaginación de los espectadores hasta tal extremos que la chica salió a defener su relación hace unos días.

Educada y sin criticar, esta arquitecta brasileña quiso dedicarle un poema con el fin de dar por zanjado el asunto. “Tú eres. Lo sé. Lo supe. Te reconocí. Eres. Desde hace muchas coincidencias. Eres. Desde antes de encontrarte. Lo sé, amor. Eres tú”, escribió la empresaria junto a una imagen de ambos a comienzos del mes de noviembre.

Desde la sombra, ella ha tenido que soportar como medio mundo soñaba con que el idilio televisivo entre Tamara y Jordi traspasara la pantalla, se casaran y tuvieran un porrón de hijos.

La joven de 26 años presume de cuerpazo en sus redes sociales con bikinis de infarto, ya que además de arquitecta también es empresaria y responsable de una línea de bañadores. Sus seguidores en Instagram aumentan por milésima de segundo, y entre ellos por supuesto está Jordi Cruz.

Su romance se destapó este verano cuando la revista Corazón anunciaba la ruptura del cocinero con su novia de 8 años, Cristina Fernández, y la llegada de esta nueva ilusión brasileña.

Las fotos de ambos caminando románticamente por las calles de Madrid demostraban que el soltero de oro volvía a estar pillado. La relación arrancaba con el calor del verano y, a juzgar por una reciente publicación de Rebecca junto a Jordi, sigue más firme que nunca en el fragor del invierno, le pese a quien le pese.

A excepción de esa única publicación con su pareja -creemos que con la intención de callar rumores- Rebecca se ha mantenido al margen, sin hacerse notar y quizás entendiendo, a pesar de su corta edad (es 15 años más joven que él), que todo era un show, inocente y gracioso, con un guion más divertido de lo habitual.

Los espectadores quieren ver amor y Jodi y Tarama se lo han servido a cucharadas para darle chicha y sabor al programa. Nada más. Jordi vuelve a casa y Tamara sigue soltera pero con un aluvión de candidatos haciendo cola y dispuestos a probar sus platos estrella. Eso sí, la telenovela en redes continúa. Por mucho que Rebecca haya desmentido cualquier duda con su fotografía y declaración de amor, los espectadores están ilusionados y más después del beso que le plantó Tamara al juez en la final.

Más historias que te pueden interesar: