'Masterchef' evidencia sus problemas con una repesca sospechosa

·4 min de lectura

Por Begoña Mena.- Necesitamos contar con Tomelloso Style todo lo que podamos”. Esto parece haber pensado la dirección del programa Masterchef 9 como una forma de crear tramas y seguir alimentando la audiencia del concurso. Ellos no lo sabían en el momento de la grabación, pero el reality está cosechando sus peores datos de audiencia en esta edición. Tanto es así, que ha perdido 9 puntos respecto a la anterior, siguiendo así la estela general de Televisión española, en caída generalizada.

Sin dudas, los datos de esta última emisión tienen una lectura agridulce. El concurso cedió este martes 1.9 puntos (del 15,9% de share de la semana pasada cae al 14%) y pierde su liderazgo en el prime time (contra Mujer en Antena 3) pero sube en seguidores y obtiene su máximo de espectadores de la temporada, casi 1,7 millones.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Entre los alicientes que explican esta pequeña mejoría está que era noche de repesca. Eso significa volver a ver a todos los concursantes de esta edición de nuevo en pantalla. Pepe, Vero, Alex, Jose María, Alicia y la última expulsada María tenían una segunda oportunidad para recuperar el delantal blanco. Cada uno tenía que preparar un postre para acompañar los menús de sus compañeros. Y la elegida, no fue otra que María, la misma que fue eliminada hace tan solo una semana.

Sin embargo, observando la caída de audiencia ante una edición sin sorpresas, la elección de la de Tomelloso crea la sospecha de que tiene más que ver con el juego que con su cocinado. Porque si bien los responsables del formato no podrían saber que sería la edición con el share más bajo de todos (la edición anónima de 2020 tuvo un promedio del 30,3% de share), es muy probable que vieran venir el declive durante las grabaciones. Y es que María es un valor dentro del concurso por su enfrentamiento constante con Ofelia y su grupo de apoyos.

Y como era de esperarse, la castellanomanchega cumplió con su papel a la perfección. Hizo comentarios a la altura de lo que se esperaba en su regreso. Primero con ironías dirigidas a Ofelia y después provocaciones a cámara como: “ya están todas con el pico cerrado"; "las he abrazado a todas porque tengo educación, no como ellas. ¡Toma! os abrazo para que os contagie mi felicidad que estáis amargás, que la necesitáis, Que vengo a tope", claramente refiriéndose al trío formado por su enemiga gallega, Amelicius y Meri.

Mientras, en paralelo, Ofelia hacía lo propio, poner cara de póker y hacer declaraciones tan dramáticas como: “es una prueba que me manda el señor para decirme que aprenda. Todavía no sé el qué, pero algo tendré que aprender”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

La imagen parecía bastante buscada. ¿Recordáis cuando María sufría en el foso hasta que se marchó, mientras Ofelia sonreía en lo alto de las escaleras?Pues justo eso, pero al revés es lo que los seguidores de María y los detractores de Ofelia pudieron saborear en la noche del martes pasado. Una suerte de revancha bastante medida. Además Ofelia parecía no solo rabiosa por tener que contar con María de nuevo alrededor, si no que no podía soportar la idea de que Jordi, (¡su Jordi! y esto sí que es controlable por el programa), no la defendiese ni la llamase “su caballito ganador” como venía haciéndolo a lo largo de las anteriores semanas. Una jugada maestra para alimentar aún más la polémica entre las dos.

Además de esto, el programa ha seguido buscando y buceando nuevas fórmulas para atraer a más público. Algunos tuiteros no han dudado en señalar, y creo que con acierto, el perfil del cardiólogo, como otro de esos reclamos claramente preparados en esta estrategia. Jose, el médico cachas y guapo, se deja querer por las chicas, especialmente Ofelia; y es odiado y vilipendiado continuamente por los chicos, especialmente Dani, el vasco, y Tony, que no le pueden ni ver. Más conflicto; más juego.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En TVE ya están preparando la versión Junior e incluso se manejan algunos nombres para la versión de las celebrities como Cristina Cifuentes. Esto significa que la cadena sigue apostando por el programa, sin embargo al formato ya no le está funcionando el mantener un nivel de cocina elevado y sorprender con las pruebas; cada vez está más obligado a tirar del conflicto y de perfiles llamativos entre sus concursantes para aportar un extra de “comida rápida” y conseguir mantener o atraer la atención de sus fans.

Más historias que te pueden interesar: