MasterChef Celebrity: Ona Carbonell gana el concurso pero Paz Vega se ganó al público

La pasada noche, dos mujeres de bandera se enfrentaban cara a cara como finalistas de MasterChef Celebrity 3: Paz Vega y Ona Carbonell. La actriz ganadora de dos Goyas y la medallista olímpica de natación sincronizada rivalizaban en la última entrega de la temporada 2018 del formato producido por Shine Iberia y emitido en TVE, con una audiencia líder de 3.204.000 espectadores y un 22,7% del share (récord de la temporada).

Ona Carbonell y Paz Vega, las dos flamantes finalistas del concurso que ganó la primera.

Finalmente, la victoria fue concedida a Carbonell –junto con la matrícula de un curso en el prestigioso Basque Culinary Center y los 75,000 euros que la nadadora donará a la Fundación Pequeño Deseo para la ayuda a los niños con enfermedades crónicas. Llegaba así el titular de la noche: tras los triunfos de Miguel Ángel Muñoz y Saúl Craviotto, por primera vez una mujer gana MasterChef Celebrity –y lo hace siendo la finalista que ha participado en más pruebas de eliminación.

Una victoria no exenta, eso sí, de cierta polémica, pues algunos espectadores denunciaban “tongo al constatar que Carbonell había pasado semanas entrenándose con los chefs del prestigioso restaurante El Celler de Can Roca –y que la verdadera ganadora debería haber sido Paz Vega:

Por detrás de la medallista siguieron, en orden descendiente, la mencionada actriz, Antonia Dell’Atte y Mario Vaquerizo. Estos dos últimos quedaron fuera del duelo final, que tuvo lugar después de que Ona y Paz recibiesen la visita de sus familiares. Las finalistas tuvieron que preparar un menú completo con entrante, plato principal y postre, desplegando para ello todas sus habilidades adquiridas a lo largo del programa.

Inspirada por el medio acuático que tan familiar le resulta, Ona presentó platos como un consomé de verduras tibias que fue descrito por los jueces como “un plato de tres estrellas Michelin”. El resto de propuestas de la nadadora fueron recibidas con grata sorpresa y sin pega alguna. Por su parte, Paz preparó “uno de los mejores arroces” que los jueces habían probado –aunque se resaltaron algunos “errores” en su sabor. También algunos “peros” recibió el postre de la actriz, decantando así el veredicto final.

Entre abrazos y sonrisas de sincera alegría, ambas aspirantes se felicitaban “Ha sido un viaje precioso. Ha sido un placer trabajar contigo”, haciendo gala de los buenos sentimientos que el formato pretende inculcar por encima de toda rivalidad. Así quedó patente en esta instantánea que muestra a todos los concursantes reunidos para ver la retransmisión de la final:

Pero si de algo ha servido este MasterChef Celebrity 3 es para presentar la cara más humana y amable de sus protagonistas, y sin duda este premio “oculto” se lo ha llevado Vega. Con cierta fama de fría y esquiva, Paz –a quien este año vimos dejarse la piel protagonizando la serie de TVE Fugitiva– ha dejado claro que puede ser tan cercana como la que más y se ha ganado a la audiencia más allá de lo esperable.

Y es que hasta hace poco, casi nadie creía posible que figuras de la talla –y el caché– de Paz Vega o Carlos Baute accederían a pringarse y quemarse las manos para demostrar, con “buenas formas” y mucho humor, su valía en la cocina, su competitividad y, por encima de todo, su compañerismo. Al igual que sucede con el popular Tu cara me suena –y a diferencia de Gran Hermano VIP, podríamos decir–, he aquí una prueba más de cómo un formato de talent show con celebrities puede servir para realzar el prestigio y la buena fama de sus participantes sin perder la dignidad por el camino.

Para seguir leyendo:
Noemí Galera se muestra hundida con Operación Triunfo 2018: “Me da la sensación de que no estoy disfrutando el programa”
La Asociación Sevilla Bebés Robados pide al fiscal que cite a Carmen Lomana

Imágenes: ©RTVE / Twitter