El descuido de 'Masterchef Celebrity' al no mantener distancia de seguridad con mayores de edad

Cine 54
·4 min de lectura

La contradicción llegó a Masterchef Celebrity en la edición del pasado martes dejándonos perplejos ante una situación que hoy en día, en plena crisis sanitaria, resulta insólita. O irresponsable, según como se mire.

El sexto capítulo del concurso culinario comenzaba con una prueba de cocina tradicional que contó con la ayuda de cocineros amateurs, todos ellos mayores de edad. Diriamos que entre los 65 y 78 años, representantes de la sabiduría y tradición que engloban los abuelos de España. Hasta ahí todo muy bonito, el problema es que en ningún momento se respetó la distancia de seguridad impuesta por la crisis sanitaria y más aún cuando se trata de personas en edad de riesgo.

Fuente: Twitter.com/MasterChef_es/; Imagen: RTVE
Fuente: Twitter.com/MasterChef_es/; Imagen: RTVE

Jordi Cruz comenzaba el segmento anunciando que iban a “saldar la cuenta pendiente” que tenemos “con nuestros mayores”, esos “que nos han transmitido su sabiduría a través de la cocina”. Una frase que impacta cuando tenemos en cuenta cómo los cuidaron después. Ni mascarillas ni distancia de metro y medio entre concursantes. Todos al lío, juntos y revueltos.

El momento llamaba a la emotividad, tocándonos la patata sensible con una música acorde y la presentación de estos cocineros mayores -todos ellos ganadores de diferentes concursos culinarios- que a más de unos nos recordó a esos abuelos y mayores claves de nuestras vidas. Pero los hicieron poner en hilera, uno al lado del otro (cada uno con su especialidad) mientras Jordi Cruz se paseaba a sus anchas delante de cada uno.

Más tarde, los mayores se sumaron al concurso, acompañando a cada concursante. Se podía ver que algunos comenzaban manteniendo distancia de seguridad pero poco a poco fueron terminando revueltos, compartiendo anécdotas, abrazados y charlando entre aceites, caracoles y carnes.

Hay quien diría que probablemente los sometieron a todos a PCR como está haciendo Mediaset con aquellos que participan en sus programas en directo. Y es probable que así fuera, no lo sabemos, pero si observamos a las medidas anunciadas por el Gobierno y las fechas de grabación, no nos salen las cuentas. TVE y la productora Shine Iberia grabaron Masterchef Celebrity 5 entre mediados de mayo y julio, justo cuando comenzaban a levantarse las medidas de confinamiento (fuente: El economista), y al tratarse del sexto episodio cuando el programa cuenta con doce podríamos dar por hecho que se podría haber grabado en junio. Si retrocedemos en el tiempo al Real Decreto-ley 21/2020 del 9 de junio, se especifica el uso de distancia de seguridad en “centros de trabajo” (artículo 7), donde podríamos colocar el plató del programa, especificando: “el uso de los lugares comunes de forma que se garantice el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros entre los trabajadores. Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo”. Y en esta ocasión no había ni metro y medio ni mascarillas. Incluso en el artículo 16, que resume “otros sectores”, se especifica lo mismo.

Fueron muchos los televidentes que sintieron el mismo rechazo ante las imágenes, viéndolos a todos campando a sus anchas, cerquita y casi respirándose encima, mientras se emocionaban ante la nostalgia que provoca el recuerdo de nuestros abuelos.

Y es que es muy diferente que los concursantes, que convivieron a diario durante las grabaciones, estuvieran cerca compartiendo la experiencia desde el primer capítulo; pero otra cosa es el ingreso de personas del exterior y, encima, de riesgo.

Podríamos argumentar que, al fin y al cabo, son todos mayores de edad y el riesgo lo corre cada uno; sin embargo, y más allá de lo legal o no, lo que impacta es que hayan llevado a personas de un grupo de riesgo sin respetar distancias de seguridad. Y, sobre todo, crear el momento como un homenaje a esos mayores que “nos transmiten sabiduría” pero descuidarse en el camino.

Más historias que te pueden interesar: