Lo que más cuesta de tener una mascota (y no es el veterinario)

Pareja comprando comida para su perro en un mercado para mascotas. Getty

El amor de los estadounidenses por sus animales domésticos está más que probado y el gasto que por ellos dispensan más que demostrado en las estadísticas. Según la Encuesta Nacional de Propietarios de Mascotas 2019-2020 de la American Pet Products Association, el año pasado se gastó un récord de 95.700 millones de dólares en las mascotas.

Sin embargo, los números confirman que el mayor peso de ese gasto no se encuentra en los indispensables y caros servicios de veterinaria, sino en la alimentación de estos animales.

Tan solo en 2019, los dueños de mascotas gastaron 36.900 millones de dólares en alimentación, casi el doble que hace diez años. En segundo lugar sí aparece la atención veterinaria, con un monto de 29.300 millones de dólares.

Comida cada vez más sofisticada para las mascotas

Ahora bien, de acuerdo con los expertos en la materia, detrás de este aumento significativo en una década está la gran variedad y la sofisticación cada vez mayor de los alimentos disponibles e incluso un cambio evidente en la relación entre los seres humanos y las mascotas.

En los últimos treinta años, más o menos, las relaciones entre humanos y mascotas se han estrechado, asegura Nancy Gee, profesora de psiquiatría y directora del Centro para la Interacción Humano-Animal en la Virginia Commonwealth University, en un reporte publicado por Grow.

Esta tendencia conocida como la “humanización de las mascotas” ha hecho que nuestros amigos de cuatro patas sean vistos y asumidos como miembros completos de la familia, y no simplemente como animales e implica que sus dueños estemos cada vez más dispuestos a gastar por su salud, su confort y su bienestar.

Nuestras mascotas “viven en nuestros hogares con nosotros, hacemos cosas con ellas y estamos mucho más unidas con ellas”, explica Gee.

Según Kristen Levine, presidenta de Pet Living y FWV Fetching, una firma veterinaria de relaciones públicas, muchos tipos de alimentos para estos animales son similares a los que empleamos nosotros para alimentarnos, incluidas las opciones de alimentos sin granos, sin gluten y crudos. Y hay hasta variedades de alimentos que incluyen nuevas proteínas en su contenido, como el venado y el grillo.

Una bolsa congelada de carne de venado cruda cuesta 9,43 dólares en el sitio web de Petco, aproximadamente lo mismo que un filete de carne (para humanos) en los mercados Wegmans, y más de cuatro veces más caro que la bolsa promedio de croquetas secas.

Dos perros y dos gatos, nuestras mascotas preferidas. Foto: Getty.

Tips para reducir los gastos en nuestros animales de compañía

Sin embargo, aquí la publicación llama la atención sobre algunas opciones que nos permiten cuidar de nuestros animales más queridos sin tener que recurrir a endeudarnos o a arruinarnos por ello.

- Compra a granel en las tiendas correctas: "Tu supermercado local puede tener bolsas a granel de la comida favorita de tu mascota, pero te costará más que si acudes a una tienda grande como Target o Walmart", dice Woroch.

- Los minoristas específicos para mascotas ofrecen más opciones y programas de recompensas, mientras que los minoristas grandes como Costco pueden ofrecer las opciones a granel más baratas, aunque no necesariamente tendrás acceso a las mismas marcas que encontrarías en una tienda para mascotas.

Woroch recomienda inscribirse en los programas de recompensas de las principales tiendas de mascotas, donde ofrecen beneficios como envío gratuito, devolución de efectivo y cupones exclusivos.

- Configura los envíos recurrentes: varias tiendas de mascotas importantes ofrecen descuentos en pedidos recurrentes automáticos. Chewy, Petco y PetSmart tienen un 5% de descuento cuando se trata de envíos regulares. Los descuentos de hasta el 30% en la primera bolsa de comida también son comunes, y si gastas suficiente dinero, puede obtener el envío gratis.

- Aprovecha al máximo la experiencia de tu veterinario: este o un profesional con capacitación en nutrición pueden convertirse en un recurso invaluable, asegura el veterinario Jules Benson, vicepresidente de relaciones veterinarias en la firma de seguros Nationwide Pet.

- Ten en cuenta la salud veterinaria a largo plazo: la obesidad de las mascotas ha ido en aumento durante los últimos años. Benson sostiene que hay una buena posibilidad de que los estemos sobrealimentando. Además, ahorraremos dinero a corto plazo si les damos a nuestras mascotas porciones más pequeñas.

A la larga, mantenerlas con una dieta bien planificada puede promover la buena salud y la longevidad, al tiempo que nos evitamos grandes facturas veterinarias.

- Y recuerda que el dinero no es igual al amor. Quienes se permiten adquirir alimentos super caros para sus animales, como la carne de venado, por ejemplo, no serán forzosamente mejores personas que quienes no pueden.

Al final del día, según los expertos, lo mejor que puede hacer por su mascota es darle el amor y la atención que necesita, y esto incluye a quienes no tienen tanto dinero para gastar.

“La conclusión es que las mascotas solo quieren pasar tiempo con nosotros", concluye Gee.

Artículos relacionados: